Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Compota de Navidad.

¡Feliz Navidad!

compota-navidad


No podía elegir mejor la receta para felicitaros las fiestas. Esta compota de frutas, con sus frutos secos, sus especias y su vino blanco, reconforta los corazones y nos devuelve la sonrisa.

0

Pudín de Persimon y Chocolate. Receta con dos ingredientes.

Por fin tengo un respiro, y qué mejor que disfrutarlo con un postre como éste.

pudin-persimon-chocolate


¿Qué os parece? Fruta y chocolate en un mismo bocado.
4

Hojaldritos Rellenos de Mermelada de Fresas.

Cuando en tus manos cae una mermelada de esas que no se olvidan fácilmente, tienes que darle un uso digno.



Y cuanto más sencillo mejor. Que la prota sea únicamente la mermelada. Pero, eso sí, que el bocado resulte ligero y sabroso a la vez. Como estos hojaldritos, que están de vicio y que cayeron los seis en un momento entre tres.

9

Bundt Cake de Limón y Semillas de Amapola.

¿Te apetece un trocito? Venga, que yo invito.

Bundt-cake-limon-semillas-amapola


Síii, por fin es mío. Llevaba tiempo detrás del modelo Kugelhopf de Nordic Ware, y por unos motivos u otros no me hacía con él. Estoy como una niña con zapatos nuevos... Lo cierto es que tenia un bote de semillas de amapola que compré hace mil pensando en este bundt. Ya estaban casi al borde de caducar, pero yo me resistía a utilizarlas porque quería hacer este bizcocho en este molde. Bingo. Para más inri, la receta que viene en el envase es precisamente ésta.

2

Tarta Guinness 2.0

Lo único bueno de cumplir años entre semana, es poder celebrarlo dos veces.

tarta-guinness


Porque claro, si tus compañeros saben que eres una cocinillas, y no haces nada para demostrarlo, quedas como una bocazas. Y por supuesto, tiene que haber celebración en el finde más inmediato a la fecha en cuestión, que en mi caso fue el sábado anterior.

6

Empanada Gallega.

¿Habéis almorzado ya?.. venga, yo invito.

empanada-gallega


Esta receta es infaltable. No concibo un recetario sin empanada gallega, lo que no me explico cómo todavía no la tenía en el blog.
13

Gofres de Plátano y Avena.

¿Quién quiere desayunar?

gofres-platano-avena


Me encantan los gofres. Desde que tengo mi gofrera en forma de flor, aunque no los hago tan a menudo como me gustaría, mis meriendas (cuando dispongo de tiempo, claro), han dado un giro radical. Buena fe de ello dan estos gofres.

2

Bundt Cake de Calabaza Especiada y Pepitas de Chocolate.

Parece que el frío se resiste a venir.

bundt-cake-calabaza-especiada-pepitas-chocolate


Por las noches ya empieza a refrescar, pero durante el día octubre nos está obsequiando con días calurosos, tanto que las playas todavía están llenas de gente. Creo que mi cuerpo empieza a necesitar temperaturas más frescas, y mi paladar empieza a pedir sabores más intensos.

2

Cómo Hacer Leche de Avena.

Me encanta la leche de avena.

Como-hacer-leche-avena


No es que no me guste la leche de vaca, lo que pasa es que no siempre me sienta bien. Me explico, no me pongo mala ni nada parecido, pero noto que me estriñe y se me hincha la tripa cuando la tomo más de dos días seguidos. Este es el motivo por el cual empecé a aficionarme a las leches vegetales.

0

Bundt Cake de Chocolate y Naranja Amarga.

¡Qué ganas tenía de volver a hornear!

bundt-cake-chocolate-naranja-amarga


Por fin tengo horno nuevo. Y tengo taantas recetas en standby que se me acumula la faena. El pasado sábado tenía una reunión de amigos, con maestro arrocero incluído, y tenía que estar a la altura... aunque creo que no se esperaban que yo llevase postre.


1

Gazpacho de Ciruelas.

Hoy os traigo un gazpacho, con aires otoñales, ya que aún las temperaturas nos piden comidas frescas.

gazpacho-ciruelas


Se nos avecina un veroño en toda regla. Aunque las noches son fresquitas, durante el día hay horas de calor. No todos los días, pero sin ir más lejos el pasado miércoles me fui al centro y las pasé canutas al volver en mi coche. Lo que sudé esa media hora no lo sudaría ni en un baño turco.

9

Pescadilla Con Salsa de Hinojo y Naranja.

A veces me apetece comer cosas sencillas...

pescadilla-hinojo-najanja


Ya está aquí octubre. Mi mes. Es mi mes, con diferencia, favorito del año, porque el clima es fresco por las noches y cálido durante el día, y eso siempre que no le de por llover. Me encanta la lluvia, el olor de la tierra mojada y ver caer las gotas a través del cristal de mi ventana. Me gusta octubre porque la temperatura ya me pide chocolate caliente a la hora de la merienda, y sobre todo si es día 24, que es cuando cumplo años. Sí, definitivamente, mi mes favorito es octubre.


9

Panna Cotta con Coulis de Grosellas.

Que levante la mano quien quiera postre, que invito yo. ¡Además sabe a piruleta!

pannacotta-coulis-grosellas


Si no habéis probado la panna cotta, ya estáis tardando. Ya publiqué una versión esta primavera, la panna cotta de té chai y mandarinas, que aunque me tomé la libertad de añadir leche condensada, tengo que decir que estaba de vicio. La panna cotta es un postre italiano, de la región del Piamonte, que consiste básicamente en nata cocida, y suele servirse con frutos rojos, bien frescos o bien en compota o coulis.
28

Tarta de Creps de Moras rellena de Crema de Vainilla.

Para alguien tan goloso como yo, el prescindir de horno es un suplicio... lo que no me podría imaginar que iba a tener tanto repertorio a la hora de preparar el postre.

tarta-creps-moras


Imaginación al poder. Me compré este verano la maquinita para hacer gofres en forma de flor, y no le estaba sacando el rendimiento suficiente. Claro que tampoco es que haya tenido demasiado tiempo para experimentar... lo que sí he tenido es prisa por atesorar recetas, y gracias a aquellas búsquedas ha visto la luz esta delicia.

26

Flan de Huevo y Galletas María. Postre fácil al microondas.

Ya estamos en septiembre. Y ya vamos sintiendo un cambio de temperaturas notable. Y a mí, al menos, me apetece meterme otra vez en fogones.

flan-huevo-galleta


Aquí en Valencia ha refrescado bastante. Unos días de lluvia intensa han bastado para cambiarnos el chip. Mi faena en el campo ha aminorado el ritmo, y tengo más tiempo para dedicar a la cocina.

6

Borsch Fría.

Y volvemos a la rutina...

borsch-fria


Los días de verano se han acabado. Aunque oficialmente quede aún una semana, ya se siente el otoño. Hasta la temperatura ha dado un bajón brusco. El regreso a la cotidianidad ha hecho que nos cambie hasta el humor. Y, por supuesto, estamos a ver si conseguimos quitarnos ese flotador que hemos criado alrededor de nuestra (sí, un día la hubo) cintura.
2

Confitura de Corteza de Sandía con Lima.

Hoy os traigo una confitura deliciosa para combinar con quesos y jamón.

confitura-sandia-lima


La primera vez que vi este dulce fue en el blog de mi amiga Marisa, Thermofan. Me pareció muy curiosa, y me extrañó no haberla visto antes, ya que resulta que muchos de mis conocidos sí que la habían visto hacer en casa. Supongo que es una de esas recetas, creadas en épocas de necesidad, que con en tiempos de bonanza se van perdiendo. Y no debe ser así: estas recetas nos acercan a nuestras abuelas y nos permiten disfrutar de bocados que suponen un total aprovechamiento de los recursos. Véase sino los paparajotes (pincha aquí si no sabes lo que son), que no hago sencillamente porque no tengo limoneros. O. sin ir más lejos, mi sopa de hojas de rábano (aquí). Y eso sólo por citar algún ejemplo.

1

Ketchup Casero, sin gluten y sin azúcar.

Que levante la mano alguien a quien no le guste el ketchup.

ketchup-casero-sin-gluten


Al menos en mi casa son adictos. La receta que hoy os traigo, está deliciosa, si bien es sustancialmente diferente al comercial. Primero por el color, ya que al llevar varios ingredientes no queda tan rojo como el tomate frito a secas; después por el sabor, ya que está delicioso y no es tan dulce, y por último por la textura, porque al no llevar espesante alguno es más líquido.

0

Caponata Siciliana.

¡Sí! ¡Sigo aquí!

caponata-siciliana


Que no, que no me he ido a ningún sitio. No he abandonado el barco ni nada por el estilo. Lo que pasa es lo de todos los agostos: que el tiempo brilla por su escasez.

0

Magnum Caseros de Vainilla y Chocolate negro, sin gluten y sin lactosa.

¡Marchando polos para la tropa!

magnum-vegano


Sí, para todos. Porque estos polos no sólo son deliciosos, sino que no llevan ni gluten ni lactosa. Ni tampoco huevo, pero no por ello están menos ricos...¡qué va! Tienen un interior de almendra, vainilla y un toque de coco, que apenas se aprecia. Pero vamos, ricos y refrescantes son un rato.

4

Crema de Curry de Zanahorias y Leche de Coco.

Que me gusta a mí una cremita de verduras para cenar... y si está bien fresquita, tanto mejor.

curry-zanahoria-leche-coco

Me encanta la leche de coco, y tenía ganas de probarla en una receta salada. Mirando por aquí y por allá, encontré esta receta y me gustó. Lo único que he hecho es adaptarla, ya que yo no tengo Thermomix, y sustituir el puerro por cebolla. Ya hay alguna crema de zanahorias en el blog, pero ésta está tremenda tomada fresquita, es saciante y tiene un sabor delicioso.

1

Milhojas Helado de Trufa

¿Os apetece un trocito de tarta helada?



La cosecha ha dado comienzo. Mi particular veraneo ya está en marcha. Me esperan unas ocho semanas de mañanas trabajando en el huerto y tardes recolectando sus frutos. No puedo ser más feliz. No sabéis lo placentero que me resulta ver el proceso de las plantas: desde los primeros brotes, pasando por la floración y terminando cuando disfrutamos de esos frutos inmensos y jugosos.

3

Falsas Pizzas de Guacamole.

¡Me encanta el guacamole!

falsa-pizza-guacamole


Sí, por fin han llegado los tomates. Aún no está la cosecha a punto, pero ya empiezan a verse algunos adelantados, y nos estamos poniendo las botas. No hay color cuando comes un tomate que no ha pasado por el frío, que tiene apenas unas horas desde que fue cosechado, y sobre todo cuando su sabor es tan rico que no necesita siquiera ser aliñado.

En este caso, tenía antojo de guacamole. Caí en la cuenta de que no tengo la receta en el blog,  y el resto vino sólo. Atención puristas: es mi versión de esta salsa. Es como me gusta a mí y como la hago yo en casa. No me crucifiquéis.

falsa-pizza-guacamole


Como no tengo horno, y encima ahora con el calor no me lo voy a comprar, tuve que tirar de ingenio. Estas pizzas son más falsas que una moneda con dos caras, y no van a ser las primeras que publique. Cómo me he comprado una plancha eléctrica y estoy exprimiéndola, se me ocurrió que el pan de pita podía quedar bien asado en ella. Y me puse manos a la obra.

falsa-pizza-guacamole


No es que en casa haya intolerantes a la lactosa, lo que sí hay es intolerantes al queso. Así que para terminar de redondear mi trampantojo, decidí sustituir el queso rallado por unos anacardos picados... y me ha quedado, sin buscarlo, un plato vegano sencillo y delicioso. Claro que siempre le podéis añadir unas lonchitas de jamón serrano bien finas, sobre el guacamole y bajo el tomate,  reduciendo en este caso la cantidad de salsa... para la próxima.

Ingredientes (para 4 personas):

Para el guacamole:

-1 aguacate grande, en su punto de madurez, blandito pero no pasado.
-la cuarta parte de tomate que de guacamole (vamos, eso lo medís a ojo).
-3 dientes de ajo grandes.
-aceite de oliva virgen extra.
-zumo de limón y sal.

Troceamos el tomate pequeñito. Lo ponemos en el vaso del procesador de alimentos (podéis usar la batidora si no tenéis), y añadimos la pulpa del aguacate. Echamos un chorro de aceite de oliva (al gusto, pero unas dos cucharadas soperas es suficiente) y un chorro de zumo de limón. Trituramos y rectificamos de sal, de limón y de aceite a nuestro gusto.

Si no lo vais a utilizar enseguida, ponedlo en un tupper pequeño con el hueso del aguacate en el interior, ayuda a frenar la oxidación y os aguantará un par de días en la nevera.

Para la picada:

-un puñadito de anacardos.
-una cucharadita de gomasio.

Trituramos en el mortero. Reservamos.

Para las pizzas:

-1 pan de pita por persona.
-Rodajas de tomate, partidas por la mitad.
-albahaca fresca, para decorar.

Preparación:

Encendemos la plancha (o una sartén grande) y la engrasamos ligeramete. Asamos los panes de pita unos tres minutos por cada lado. Retiramos y dejamos templar.

Con ayuda de unas tijeras, abrimos los panes en dos discos y los utilizamos de base. Ponemos una capa de guacamole, una de rodajas de tomate y coronamos con la picada. Servimos.

Si queremos tomarlo templado, las colocamos una vez montadas un minuto sobre la plancha caliente, servimos enseguida.

Un entrante sencillo y delicioso, si servimos sólo una. Yo, me comí estas tres y me quedé tan ancha...

Mabel.
4

Gofres de Avena (sin grasas ni lácteos).

Hace poco publicaba esta foto en Instagram, y es mi gofre después de descongelado.



¡Sí! Por fin tengo gofrera. Había ido tras ella un tiempo. pero siempre acababa escabulléndose. La deseaba por dos cosas: por lo bonitos que quedan los gofres en ella (salen porciones con forma de corazón) y porque podía racionar la cantidad de dulce que prepararía con ella (recordemos que en casa la única golosa soy yo).

gofres-avena


Mi principal deseo era buscar recetas saludables, con la menor cantidad de harina de trigo posible ni grasas, y que fuesen resultonas. Esta receta fue la ganadora... me encanta la harina de avena. Y los frutos rojos, no podían faltar. Además, he adaptado la cantidad de ingredientes para no hacer demasiados gofres, por lo que es ideal para dos o tres personas. Yo, me comí dos y el resto los congelé, y confirmo que quedan perfectos después de descongelados.

gofres-avena


Hoy la entrada es cortita, pero es que ni tengo fotos decentes ni tiempo para más, pero prometí compartir la receta y aquí la tenéis: fácil, rica y saludable. Del relleno, ya os encargáis vosotras... ¡no me hago responsable!

Bien, pues hoy os comparto la primera propuesta para hacer gofres, y digo primera porque habrán muchas más, os lo aseguro.

Medidas tomadas con un envase de cristal de los de yogur (1/2 taza).

Tiempo: 10 min.

Ingredientes (para 3 raciones):

-1/2 taza de leche de soja o de avena.
-1 taza de harina de avena.
-2 cucharadas soperas de compota de manzana (yo uso sin azúcar, receta aquí)
-1 cucharada sopera de azúcar moreno.
-1 clara de huevo.
-2 cucharaditas de café de levadura química.
-2 cucharadas soperas de cacao 0% (opcional, yo le puse a la mitad sí y a la mitad no).
-1 punta de cuchillo de canela molida.

Encendemos la gofrera, yo la pongo al 75% de potencia.

Engrasamos las placas con un poco de aceite o, como yo he hecho, con spray para hornear.

En un bol, batimos la leche, la clara y la compota hasta que esté homogéneo.

Añadimos el resto de ingredientes e integramos muy bien.

Ponemos 4 cucharadas soperas de masa en la gofrera, vertiendo la masa desde el centro, para que se distribuya por igual. Cerramos, a mi me tarda unos cuatro minutos. Sacamos con una espátula no metálica y depositamos en un plato, así hasta acabar con la masa.

Con estas cantidades salen seis gofres.

¡Deliciosos!


7

Bundt Cake de Manzana de Caramelo.

Como el calor nos ha dado una tregua, me he animado a encender el horno.



Eso sí, el horno de mi cuñada. El mío murió y todavía sigue sin repuesto. Lo que sí me he comprado es una plancha (la que anunciaba la Patiño), para preparar platos ricos, sanos y muy condimentados. Aunque ese no es el caso que nos ocupa hoy... porque os traigo un dulce pecaminoso (tiene unas cuantas calorías), pero que tomado fresquito es una delicia.



Vi la receta en la web de Nordic Ware, y desde entonces la tenía en pendientes. Lo que me atrajo fue su nombre sugestivo, manzana de caramelo, aunque su sabor no recuerda mucho a las manzanas que nos compraban de pequeños en las ferias. Eso si, la textura, jugosa, junto al  icing que lo recubre, una vez bien frío, queda un bocado de corteza crujiente e interior tierno que sí recuerda algo a aquellas manzanas.



Ha sido una odisea hornear, después de varios meses sin hacerlo, y para más inri en un horno del todo desconocido. Mi horno no tenía ventilador (y el sustituto tampoco lo tendrá, porque me parece que afecta a la jugosidad de las masas, al menos como a mi me gustan), y éste sí lo tenía. No ha sido el resultado que yo esperaba, pero aún así me ha gustado mucho. Aunque no es un bizcocho de miga alveolada, sino más bien una especie de pudín, pero está muy rico. No descarto volver a intentarlo cuando tenga mi horno definitivo.



La temporada tomatera ha dado comienzo. Esta tarde he ido un rato al huerto a ver a mis nenas, que aún no conocían a su dueña. Me ha alegrado tanto verlas tan verdes y lozanas, que ya me estaba imaginando los jugosos frutos en diferentes platos. Qué de ensaladas tengo en mente...

Y claro, tras un café acompañado de un trocito de este bundt, mi tarde en el huerto ha sido mucho más alegre...

Las medidas, como siempre, en vasitos de cristal de los de yogur (125 ml).

Tiempo: 1 hora + 2 de enfriado.

Ingredientes (para unas 12 raciones):

-3 y 1/2 medidas de compota de manzana sin azúcar (aquí tienes la receta), o en su defecto, de puré de manzanas cocidas en el microondas 7 minutos a máxima potencia y luego trituradas.
-4 medidas de harina de repostería.
-1 medida de mantequilla derretida.
-2 huevos L.
-2 medidas de azúcar moreno.
-1 cucharadita de café de canela en polvo.
-1 cucharadita de café de aroma de vainilla.
-1/2 cucharadita de café de levadura química.
-1/2 cucharadita de café de bicarbonato de sodio.
-1 pellizco de sal.

Para el glaseado de manzana:

-1 cucharada sopera de puré de manzana (o de compota).
-1 cucharada sopera colmada de mantequilla derretida.
-2 cucharadas soperas de leche.
- azúcar glas (como un vasito de los de antes).

Encendemos el horno a 165º.

En un bol, ponemos la mantequilla, la compota o puré, los huevos, la canela y la vainilla y batimos bien con las varillas, yo lo hago a máquina,  hasta que esté mezclado.

En un plato hondo, cernimos la harina junto a la levadura, el bicarbonato y la sal con ayuda de un colador fino. Nunca me salto este paso al hacer bizcochos, quedan más aireados.

Añadimos la harina cernida a la masa, y la integramos con el batidor de varillas. Seguimos batiendo unos dos minutos, quedará una masa nacarada.

Engrasamos bien el molde de bundt. Podemos usar mantequilla, o un spray especial para estos menesteres. Yo hace tiempo que los uso y van genial.

Horneamos unos 30-35 minutos, o hasta que al pinchar la masa con una brocheta, ésta salga limpia.

Dejamos reposar el molde sobre una rejilla, diez minutos. Pasado este tiempo, volteamos y dejamos enfriar por completo.

Para la glasa, mezclamos la mantequilla, la compota y la leche muy bien. Vamos añadiendo azúcar glas hasta que quede una crema espesa, pero algo fluida. Bañamos el pastel con ella. Sobrará bastante, que podemos guardar en la nevera para otros usos, bien tapada. Pronto os daré ideas.

A disfrutar, aunque sea un poquito...

Mabel.
1

Curry de Langostinos con Chips de Berenjena.

¿Un picoteo sabroso y diferente? ¡Pues claro que sí!

curry-langostino-berenjena


Últimamente me ha dado por los platos exóticos. El motivo no es otro que la cantidad de especias que tengo acumuladas sin un futuro claro, y también (porqué no) porque este tipo de recetas despiertan mi gen viajero y me hacen sentir visitando lugares muy, muy lejanos.

curry-langostino-berenjena


Este es el caso de este curry. El Reto Alfabeto Salado despierta mi imaginación. Tenía yo ganas de probar una receta con langostinos algo diferente, casi thai. Aprovechando, como os comentaba al principio, la gran diversidad de especias que pueblan mi despensa, y un agua de coco que languidecía en el congelador, me he puesto a ver si conseguía lograr algo rico. Y vaya que sí.

curry-langostino-berenjena


En este mes los dos ingredientes elegidos eran el langostino y la berenjena, y se me ocurrió que unos chips de ésta acompañarían muy bien a mi curry. Hoy, el tapeo del próximo saturday nigth está servido. Claro que, acompañado de un arroz blanco, sería un plato completo delicioso. Palabrita, y si no me creéis, haced la prueba.



¿Nos animamos?

Tiempo: media hora + unas horas para el enfriado.

Ingredientes (para 2 raciones):

-100 gr de langostinos congelados.
-1 cebolla pequeña.
-2 limas.
-150 ml de agua de coco.
-2 vainas de cardamomo.
-1 cucharadita de cúrcuma.
-1/2 cucharadita de curry.
-aceite de sésamo.
-aceite de oliva virgen extra.

Para las berenjenas:

-1/2 berenjena mediana, cortada a rodajas finas.
-harina de garbanzo.
-aceite de oliva.

Primero, ponemos los langostinos ya descongelados a macerar 10 minutos en el zumo de las limas. Pasado ese tiempo, escurrimos y reservamos.

Ponemos en una sartén de fondo grueso un chorro de aceite de oliva y un chorrito de aceite de sésamo (si no tenemos, sólo ponemos aceite de oliva) y la cebolla bien picadita. Dejamos hacer hasta que esté transparente. En ese momento añadimos el contenido de las vainas de cardamomo, el curry y los langostinos. Damos unas vueltas y añadimos la cúrcuma y el agua de coco. Llevamos a ebullición, hasta que se espese ligeramente, unos dos minutos. Apagamos el fuego y dejamos enfriar.

Intentamos sacar todas las bolitas de cardamomo que podamos, ya que su sabor es demasiado intenso si las comemos directamente.

Cortamos la berenjena en rodajas superfinas. Pasamos por agua muy fría y después por la harina de garbanzo. Freímos a fuego fuerte hasta que se doren.

Servimos el curry de langostinos frío con los chips de berenjena a modo de guarnición. Podemos decorar con alguna hierba que tengamos, yo he puesto albahaca.

Y disfrutad.

Mabel.
6

Ratatouille.

Un poquito de esta maravilla untadita en una rebanada de pan tostado, por favor.

ratatouille


4

Gazpacho de Calabacín, Pepino y Manzana Verde.

Me encantan los calabacines. Casi con cualquier cosa.

gazpacho-calabacín-pepino-manzana


Sí, con cualquier cosa. No sólo en pistos o guarniciones, también en bizcochos (ver aquí) y en magdalenas (aquí). Ya habíamos probado el calabacín en ensalada (aquí) y ahora sólo me falta probarlos en mermelada. Todo se andará.

gazpacho-calabacín-pepino-manzana


Esta hortaliza se caracteriza por ser rica en folatos y en vitamina C. Es una buena fuente de potasio, aportando también magnesio, fósforo y hierro, aunque en menos cantidad. También destaca por la presencia de mucílagos, que son un tipo de fibra que suaviza las mucosas del aparato digestivo. Y no olvidemos su escaso aporte calórico: 29´5 calorías por cada 100 gr.

Es tan fácil de encontrar en verano y tan asequible, que se merece un puesto de honor en nuestra cocina de estío, junto a las patatas y a los tomates. En mi casa no falta nunca, ya que soy la principal víctima de una plantación casera de esta humilde hortaliza, y me las suministran por kilos.

gazpacho-calabacín-pepino-manzana


Hoy os traigo una receta fresca, sabrosa y diferente. Os solucionará igual un momento de sed, tomándolo más aguado, o un primer plato refrescante. De cualquier manera, es original y delicioso. Sólo tenéis que ajustar el punto del ajo a vuestro gusto.

Tiempo: 15 min. + 3 horas de enfriado.

Ingredientes (para 2-4 raciones, dependiendo de lo aguado que os guste):

-2 calabacines pequeños.
-1 pepino.
-1 manzana verde.
-aceite de oliva virgen extra.
-1-2 dientes de ajo.
-vinagre de sidra.
-un trozo de unos 10 cm de pan del día anterior.
-300 ml de agua muy fría.
-sal al gusto.

Ponemos en un bol los calabacines cortados en trozos regulares y sin pelar, el pepino pelado y troceado y la manzana sin piel y descorazonada cortada en dados. Añadimos el agua bien fría, un chorro de aove, un chorrito de vinagre de sidra, los dientes de ajo y un pellizco de sal. Trituramos a conciencia, hasta que quede bien fino. Añadimos el pan, remojamos bien y volvemos a triturar a conciencia. Rectificamos de sal y/o aceite, ajustamos el grado de espesor añadiendo o no algo más de agua y a la nevera unas tres horas mínimo.

Degustamos con un chorritín extra de vinagre, de aceite y un pellizco más de sal.

Delicioso y refrescante, ¡palabra!

Mabel.
6

Pastel Frío de Pan de Molde con Pollo y Aguacate.

¡Bienvenido veranito!

pastel-frio-pan-molde-pollo-aguacate


Tras esta ausencia de casi tres semanas, vuelvo a la carga. Y no podía traeros una receta mejor tal día como hoy, en el que entramos oficialmente en el verano. Aunque calor, hace ya algunos días que lo venimos sufriendo.

Tenía que ponerme con las recetas frescas desde ya. No nos apetece pasar demasiado tiempo en la cocina, y la temporada de ensaladillas rusas, salmorejos y gazpachos varios ya está inaugurada, Tenía yo en pendientes un pastel de pan de molde, por resultón, por sencillo y porque lo podemos personalizar a nuestro gusto. Y éste que os traigo hoy más rico y sencillo no puede ser.

pastel-frío-pan-molde-pollo-aguacate


Lo más importante es elegir un pan de molde de calidad. Puede ser comercial, casero o, como en mi caso, de vuestro obrador habitual. Quienes me seguís por Instagram conoceréis el pan de molde de espelta que me hacen en mi horno. Cualquiera sirve, pero recordad que la calidad del pan hará de vuestro pastel un simple sandwich frío o una delicia que os hará chuparos los dedos.

pastel-frío-pan-molde-pollo-aguacate


¿Y el wasabi? Tenía yo ganas de utilizarlo, y la forma más sencilla me ha parecido en una mayonesa. Le da un toque delicioso, entre picante y avinagrado. La intensidad la tendréis que ir probando sobre la marcha, ya que contra gustos no hay nada escrito. Por lo demás, los ingredientes son pocos y bien sencillos. Y no tardaréis nada en prepararlo.

El resultado es un pastelón delicioso, que podemos preparar de víspera y con el que declaro oficialmente inaugurada la temporada de almuerzos y cenas en #miterrazabonita.

Tiempo: 20 min + 1 noche de enfriado en la nevera.

Ingredientes (para 3-4 personas):

-8 rebanadas grandes de pan de molde de calidad, sin los bordes.
-2 filetes de pechuga de pollo cruda.
-1/2 aguacate.
-1 cogollo de lechuga.
-un puñado de tomatitos cherry.
-mayonesa comercial de buena calidad, o casera si lo preferís.
-pasta de wasabi.

Primero, cortamos los filetes de pollo en tiras y los ponemos en un plato que pueda ir al microondas. Regamos con un hilo de aceite de oliva y cocinamos entre un minuto y medio y dos minutos, o hasta que estén cocidas. Apagamos el micro y dejamos templar.

Mientras, cortamos la lechuga en juliana y la lavamos bien.  Colocamos bien escurrida en un bol y añadimos el aguacate a daditos pequeñitos y el pollo cortado menudo.

Mezclamos dos cucharadas soperas de mayonesa con una de postre de pasta wasabi. Probamos y rectificamos a nuestro gusto, añadiendo más mayonesa o más wasabi. Mezclamos el resultado con el contenido del bol.

Ponemos la mitad de la mezcla sobre una primera capa de pan, que habremos puesto bien juntita en un molde. Cubrimos con una segunda capa de pan, y repartimos el resto de la mezcla y tomates cherrys partidos por la mitad. Tapamos con otra capa de pan y untamos la superficie con algo de mayonesa.

Cubrimos bien y a la nevera hasta el día siguiente.

Servimos decorado con algo de lechuga y medios cherrys. A disfrutar.

¡No me diréis que no es sencillo! ¡Y delicioso!

Mabel.
6

Salmón con Tomatitos sobre Crema de Guisantes y Ricotta.

Ya ha llegado el mes de junio, y con él la segunda entrega del reto Alfabeto Salado.

salmón-tomatitos-sobre-crema-guisates-ricotta


Este mes era especial, ya que uno de los dos ingredientes me ha tocado elegirlo a mi. La letra que me tocó en suerte fue la S. En dulce se me ocurren mil cosas, pero en salado lo único que me venía a la cabeza eran las sardinas... Pero mi adorado señor Google (que todo lo sabe) me sugirió una lista de alimentos que comenzaban con esa letra, y ¡Oh Dios Mío! apareció mi adorado salmón.

salmón-tomatitos-sobre-crema-guisantes-ricotta


Este pescado azul me encanta creo que desde la primera vez que lo probé, con unos 18 años y allá por el año mil a.c. Pero claro. en una casa y entorno donde era complicado introducir nuevos ingredientes, el salmón quedó relegado a días de guardar (y sólo si salía de casa, claro).

El tiempo pasó, y me independicé y continué adorando el salmón. Mi costilla prefiere el bacalao, pero si se lo ponen fuera de casa se lo come (misterios de la vida, si lo hago yo ni lo mira). Con esto quiero decir que soy consciente de que este pescado no le gusta a todo el mundo, pero a quienes sí nos gusta nos resulta un bocatto di cardinale. Este pescado azul, de carne de llamativo color anaranjado, es rico en proteínas de alto valor biológico y ácidos omega-3. Y su sabor intenso, para mi gusto se suaviza si se consume marinado. Aunque al ahumado tampoco le hago ascos, y esta es la variedad que he elegido yo para mi ensalada de hoy.

salmón-tomatitos-sobre-crema-guisantes-ricotta


El otro ingrediente, que corrió a cargo de Encarnita, era la ricotta. Siempre la podemos sustituir por requesón (como he hecho yo en este caso), pero si te apetece prepararla en casa de forma muy fácil, aquí te explican perfectamente cómo hacerlo.

El resultado es un plato fresco, sabroso y lleno de color. Una delicia que he preparado para el reto Alfabeto Salado.



Receta adaptada de mi libro Simple, de Diana Henry.

Tiempo: 15 min más el enfriado (si decides tomarlo frío).

Ingredientes (para 2 raciones):

-2 vasos de los de agua de guisantes congelados.
-2 cuchadas soperas colmadas de requesón o ricotta.
-150 gr (dos sobres, en mi caso) de salmón ahumado en tiras, a temperatura ambiente.
-14 tomates cherry, al gusto.
-aceite de oliva virgen extra.
-unas nueces picadas.
-albahaca y eneldo.

Ponemos los guisantes en un recipiente apto para el microondas apenas cubiertos de agua. Tapamos (si no es una tapa especial para microondas, usamos papel film pinchado para que pueda escapar el vapor), y cocemos a máxima potencia cinco minutos.

Dejamos reposar cinco minutos, escurrimos y ponemos los guisantes con el queso, media cucharadita de café de albahaca picada y un chorro de aceite de oliva en un procesador o triturador de alimentos. Lo reducimos a puré hasta que la textura esté a nuestro gusto, a mi me gusta que quede algo granuloso y se distingan los distintos ingredientes.

Repartimos en dos platos. Colocamos el salmón encima del puré y decoramos con los tomatitos partidos por la mitad, las nueces y espolvoreamos con algo de eneldo. Listo.

-Puedes servir este plato templado, como yo te propongo, o frío. Si lo quieres tomar frío, directamente haces el puré y lo llevas a la nevera. Preparas la ensalada en el momento de servir.

Mabel.


3

Carpaccio de Calabacín y Nueces.

Adoro los calabacines.



Y en estas que te aparecen con una bolsa inmensa llena de esta verdura, recién recolectada. Es lo que tiene tener una familia de agricultores. No tardé en pensar recetas para ir consumiéndolos. Tengo pendiente comprarme un espiralizer, para hacerme los spaguetti de calabacín. Tiempo al tiempo.




Casualidades de la vida, este mes en el Asaltablogs nos ha tocado atracar a Tesa, de Coses y Cosetes. Conocí a Tesa en un encuentro blogger el año pasado, y aunque este mes había descartado publicar nada más por falta absoluta de tiempo, se han alienado los astros, ya que ella tenía esta receta super simple y yo tenía a mi vez la materia prima necesaria. Y ella es una persona tan, tan encantadora, que no podía dejar de rendirle este pequeño y modesto homenaje. Nena, tú vales mucho.



Este carpaccio se queda en mi cocina, por derecho propio. Por cierto, sería una guarnición estupenda para un plato de pescado. Pero yo me lo he tomado así, tal cual, acompañado de un buen pan tostado como ella propone. Una cena ligera y muy, muy sabrosa.

Un beso grande, princesa. Mi robo ha sido perpetrado con premeditación y alevosía, :).

Tiempo: 3 min + 30 min de macerado.

Ingredientes (por ración):

-1 calabacín pequeño, muy fresco.
-1 puñadito de nueces.
-1 chorro generoso de aceite de oliva virgen extra.
-pimienta negra molida, orégano y sal.
-un puñadito de tomates cherry.

Tan sencillo como cortar el calabacín, bien limpio y sin pelar, con una mandolina o, en su defecto con un buen cuchillo, en lascas muy finas. Depositamos en un bol y añadimos el resto de ingredientes menos los cherrys. Removemos bien con el fin de que todas las rebanadas de calabacín queden impregnadas del adobo, y llevamos a la nevera mínimo treinta minutos.

Para degustar, dejamos atemperar un rato fuera de la nevera, ya que este plato se toma a temperatura ambiente, y decoramos con los cherrys.

¡Nunca hubiera pensado que estarían tan ricos crudos! ¡Tenéis que probarlos!

Mabel.
11