Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Paellita de Pollo y Níscalos.

¡Hola a tod@s y feliz comienzo de semana!

Yo estoy muy contenta. Hoy empiezo a trabajar (por cuenta ajena, ya que en el campo no he parado ni un solo día hasta ayer), así que veré caras nuevas y podré relacionarme con más gente que mi chico y las hortalizas, jajaja...


A lo que iba. El sábado compré níscalos (o rebollones, o rovellons) muy bien de precio en una verdulería del pueblo. Tanto padecer para recogerlos en el monte y luego están más que asequibles...

Estas setas tienen un sabor tan poderoso que con cualquier cosa que les pongas componen todo un manjar. Así que rescaté unas tristes alitas de pollo que andaban deambulando por mi congelador y preparé un rico arrocito para dos.

Últimamente estoy utilizando para cocinar un sabroso tomate casero, conserva hecha por 
la madre de mi cuñado Eduardo con tomates de mi propia cosecha (o eso al menos dice él, jajaja). La lástima es que se me está terminando el lote que me regaló, tendré que ver si puedo sustraer unos pocos más..

Bueno, sin más preámbulos os paso la receta. Muy rica, y sencillita.


Ingredientes (para dos raciones):


-2 alitas de pollo.

-200 gr de níscalos, troceados y limpios.
-1 vaso de tomate triturado (mejor casero).
-1 vaso de los de vino de arroz.
-aceite de oliva, azafrán o colorante, pimentón rojo picante en polvo.

Primero doramos las alitas de pollo, partidas en dos, en aceite de oliva en una cazuela o paella hasta que se doren. Una vez doradas, añadimos las setas y dejamos hacer un poco.

Luego añadimos el tomate y dejamos sofreír hasta que se haya cocinado bien el sofrito. Luego añadimos el pimentón y damos unas vueltas.
Añadimos el arroz y dejamos que se empape bien del sofrito.
Cubrimos con el triple de agua que de arroz, bien caliente. Añadimos colorante y dejamos cocinar.
Yo lo tengo cinco minutos a fuego vivo y luego unos 10 minutos al mínimo. Tapo bien la cazuela y dejo reposar unos diez o quince minutos más, y se termina de hacer solo.
Listo. Servimos con una tajada de limón por plato, para aliñar al gusto. Rico rico y fácil.

¡Que aproveche!





13

FLAN DE MANDARINAS CON MIEL DE AZAHAR.

Hola a tod@s y feliz sábado.

Prometí hacer algo con mandarinas. Los flanes de huevo me encantan, cuando era pequeña mi abuela me hacía un delicioso flan para mí sola cuando iba en invierno a pasar el fin de semana con ella. He  crecido con ellos. Supongo que os pasará lo mismo a much@s de vosotr@s.
Pues bien, qué mejor ingrediente que el zumo delicioso de las mandarinas, que ahora están en su mejor momento. Y además lo he endulzado con miel de azahar que compré en Fivamel, ¿recordáis? De esta forma ha quedado un flan delicado, aromático y delicioso. Os invito a que lo probéis.

Ingredientes (para 2 personas):

-2 huevos grandes.
-150 ml (algo más de medio vaso) de leche entera.
-150 ml de zumo de mandarina recién exprimido.
-1 cucharada sopera de miel de azahar.
-1 cucharadita de café (o menos) de vainilla, yo he usado Vahiné.
-caramelo líquido para el molde.

Primero bañamos el fondo de la flanera o molde con el caramelo.
 En un bol, mezclamos con la batidora el resto de los ingredientes.
Que quede bien fino.
Vertemos en la flanera o molde.

 Llevamos al horno al baño maría a 180º durante unos 45 minutos, más o menos. Comprobad que está hecho pinchando con una brocheta (sin llegar al fondo, o se mezclará todo el caramelo). Ha de salir relativamente limpia.
Dejamos enfriar, y una vez frío, llevamos a la nevera. Lo desmoldaremos en el momento de servir. Yo lo he decorado con unas simples cortaduras de cáscara de mandarina (no se comen, eh), jeje...
Delicioso. Un consejo: como este flan lleva poca leche y su textura es delicada, os recomiendo utilizar un molde no acanalado, como ha sido mi caso, ya que es complicado de desmoldar sin sufrir agravios, (ains...)

Espero que os guste.

¡Buen provecho!
21

MUFFINS ALMENDRADOS DE CALABAZA.

¡Hola a tod@s!

Esta receta sí que es de aprovechamiento puro y duro. Resulta que tenía en el congelador ya tiempo un tarro lleno de calabaza asada, esperando su momento, pero no me venían ni la inspiración ni las ganas.
Aquí es típica la coca de calabaza, que es un  mullido bizcocho con calabaza asada o hervida en su composición. A mi chico no le entusiasma, pero decidí que era la manera más fácil de preparar mi calabaza congelada.

A última hora se me ocurrió convertir la coca en unos delicados muffins. Abracadabra: no han durado ni día y medio, hoy ha venido mi cuñado a tomar café y ha acabado con las existencias...
Bueno, como veo que estáis deseando la receta, allá va...

Ingredientes (para 12 muffins, sobrará un poco que puse en un molde pequeño de bizcocho):

-1 yogur natural.
-2 envases de yogur de azúcar.
-3 envases de yogur de harina.
-1/2 envase de yogur de mantequilla derretida.
-1/2 envase de yogur de almendra molida.
-1 envase de yogur de calabaza asada.
-1 sobre de levadura en polvo.
-2 huevos.

Primero precalentamos el horno a 180º. Luego ponemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos un poco con un tenedor.
Cuando los hallamos mezclado un poco, terminamos de batir con la batidora, que quede bien fino. Quedará una masa bastante espesa.
En la bandeja de cupcakes ponemos los moldes de papel y rellenamos con la masa, ojo, sólo 2/3 de su capacidad. La masa que sobre (que sobrará) la ponemos en un molde pequeño y llevamos todo al horno al mismo tiempo. La bandeja de los muffins arriba si no nos cabe todo junto, y el molde abajo. No se dorará (el molde de bizcocho) pero luego lo cortamos en tiras y queda estupendo para el desayuno.
Llevamos al horno por unos 40 minutos, o hasta que se dore. Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar antes de sacar de la bandeja. 
Cuando se hayan templado, estarán listos para ser devorados...


A David le han encantado, ¡y eso que no es goloso!

¡Buen provecho!
9

Crema de Langostinos.

 Hola a tod@s.

Llevaba días buscando un huequito para actualizar, ya que en estos días he andado muy atareada, estamos en plena campaña de cítricos. Prometo subir alguna receta con mis mandarinas, que ya estamos cosechando.

A lo que vamos. El sábado hice una cremita calentita para comer. Como a mi chico las sopas cremosas no le van demasiado, hice algo que le resultó de lo más rico.Y fácil, os lo aseguro.


A él le encantan los langostinos y el arroz, y esta vez en lugar de en paella se los puse en un cuenco, para comer con cuchara. Está riquísimo y es bien fácil. Animaos que os aplaudirán en casa seguro.

Ingredientes (para dos, si sois más ya sabéis, a multiplicar):

-9 langostinos cocidos.
-2 tacitas de arroz.
-1 cebollita picada finamente.
-1 copita de coñac.
-aceite de oliva virgen extra.
-orégano.
-1 chorrito de nata para decorar.
 Primero pelamos los langostinos y quitamos las cabezas. En la misma olla donde haremos el caldo, ponemos a pochar la cebolla. Cuando esté transparente, añadimos las cáscaras y las cabezas de los langostinos. Doramos bien y echamos el coñac.


Dejamos que se evapore el alcohol y cubrimos con 1 litro de agua. Llevamos a ebullición por unos diez minutos.


Pasado este tiempo, trituramos muy bien con la batidora y colamos el caldo. Una vez colado lo volvemos a echar en la olla y cuando recupere la ebullición echamos el arroz y tres langostinos. Dejamos cocer unos diez minutos. A mitad de cocción trituramos un poco con la batidora, para romper los granos.


Dejamos reposar. Mientras, doramos en aceite en una sartén los seis langostinos restantes. En el momento de servir, añadimos éstos a la crema.


Listo. Decoramos la crema con un chorrito de nata y espolvoreamos con el orégano.


Para chupar la cuchara y relamer el plato...


Bueno, hasta aquí la entrada de hoy. Espero que probéis la crema y me digáis si os ha gustado.

¡Buen provecho!
20

POLLO ESPECIADO CRUJIENTE CON NÍSCALOS CONFITADOS.

¡Hola a tod@s!

Sé que el título de mi entrada de hoy puede resultar pretencioso, pero es que era la primera vez que intentaba confitar setas y salieron riquísimas.
Ayer salimos al monte a estrenar mi cesta de recoger setas, pero no tuvimos demasiada fortuna. Gran parte de las montañas que rodean mi zona desgraciadamente se han quemado este verano, y el suelo está casi inerte. He de decir que me emocioné al ver cómo empezaba a verdear el suelo. Al fin, tras mucho buscar y cambiar de zona dos o tres veces, encontramos un puñadito de níscalos (o rovellons) para alegrar la cena de anoche.

La receta del pollo la encontré en un libro de cocina norteamericano. Se pone a macerar la carne durante 12 a 24 horas en suero de leche, y este macerado ablanda las fibras de la carne y la deja untuosa. Yo como no tenía ni suero ni idea de dónde comprarlo, fabriqué mi propia versión de la marinada, y quedó estupendo. 

Allá voy con la receta. Os doy las cantidades para dos raciones.

Para el pollo:
-1/2 pechuga de pollo, deshuesada y cortada en cubos de 2 a 3 cm.
-1 yogur natural.
-1 cucharada de salsa tabasco (o cualquiera que sea picante).
-1 taza de harina.
-1 cucharadita de levadura en polvo.
-tomillo, molinillo 5 pimientas, orégano, sal.

Para las setas:
-níscalos (o rovellons).
-2 ó 3 dientes de ajo bien grandes.
-aceite de oliva virgen extra.

El día de antes, ponemos el pollo a marinar en una ensaladera cubierto con una marinada que habremos hecho con 1 yogur natural, 1 cucharadita de salsa tabasco y el agua necesaria para cubrir la carne. Dejamos en la nevera de 12 a 24 horas. Yo la hice el día de antes. Una vez vamos a cocinar, ponemos la carne en un colador para que escurra todo el líquido.

Mientras preparamos el rebozado. Mezclamos la harina, la levadura y las especias. Rebozamos completamente la carne en la harina aromatizada.
Ponemos una sartén con aceite de girasol abundante. Cuando empiece a humear, freímos el pollo en tandas, sin que se toquen unos trozos con otros.
Las vamos sacando según se doren y ponemos a escurrir en un papel de cocina. Reservamos. Mientras preparamos las setas: en una cazuelita, ponemos como 1 cm de acetie de oliva. A temperatura media vamos haciendo lentamente los ajos cortados en cuadraditos. Cuando los ajos estén blanditos (no tienen que dorarse), añadimos las setas cortadas en 4 u 8 trozos según tamaño. Las dejamos hacer a fuego bajo, sin dejar de darle vueltas con la cuchara de madera, hasta que estén blanditas y el aceite se haya consumido a la mitad.
Yo lo hago todo al mismo tiempo más o menos, para no tener que recalentar ninguna de las dos. El pollo de esta manera está cremoso y sabrosísimo. 

¡Buen provecho!


21

REDONDO DE LOMO MECHADO... o cómo dar de comer a un regimiento.

Hola de nuevo a tod@s.

Hoy repito entrada, pero es que le prometí a Adelina, que es mi prima política y una de mis seguidoras más activas del blog, que le propondría un menú para la nochebuena. Y esta receta me parece más que adecuada.
La presentación no es de lo mejorcito, pero es que hice esta receta el día de mi cumpleaños, y servir a 16 ó 18 personas (ya no me acuerdo) no da para mucho más...

El caso es que esta receta está deliciosa, es fácil de hacer y tiene unos tintes navideños muy adecuados para aparecer en el menú de nochebuena. Creo que había caído en desuso, ya que de pequeña he comido más de uno, pero lo he recuperado para los míos, y he inventado el relleno con ayuda de algunos libros de recetas antiguos.

Rinde muchísimo. Las raciones son para 8 personas, pero como son abundantes no conviene pasarse con el primer plato, mejor elegiremos algo ligerito.

Bueno, no me enrollo más. Ahí va.

Ingredientes:

-1 lomo de cerdo entero de unos 1.200 gr +/-.
-1 tarrina de daditos de jamón, de ésas que venden ya envasadas (75 gr +/-).
-1 puñado de pasas, partidas por la mitad y puestas a remojar en coñac una hora.
-1 puñado de almendras.
-1 cucharada de canela molida.
-1/2 cucharada de nuez moscada.
-3 bolas de pimienta negra y 3 clavos de olor.
-1 diente de ajo grande, pelado.
-manteca de cerdo.
-1 copa de coñac.

Primero majamos en el mortero las almendras y el ajo con todas las especies.
Añadimos las pasas, y chafamos un poco la mezcla.
Añadimos el jamón y mezclamos bien.
Con un cuchillo jamonero, practicamos una incisión de extremo a extremo en la pieza de lomo. Rellenamos el hueco con el majado, cuidando que llegue a toda la pieza. Una vez relleno, atamos con un bramante de cocina para que la pieza no pierda su forma. Ponemos la pieza en una bandeja de horno, untamos abundantemente por encima con manteca y rociamos con un buen chorro de coñac.
Llevamos al horno a 190º por espacio de una hora, o hasta que se dore y el jugo se caramelice. Daremos una vuelta o dos a la pieza durante la cocción.
Para servir, cortamos en rodajas y cubrimos con una salsita que puede hacerse calentando la bandeja con los restos de cocción en el horno con un vaso de agua, 1/2 de vino blanco y un poco de cebolla frita. Lo dejamos hasta que se espese y tenemos una salsita muy rica para la carne.
De guarnición le van de perlas unas zanahorias baby al vapor, unas patatitas nuevas (como es mi caso) o una menestra de verduras... Mejor si lo preparamos con algo de antelación, lo dejamos reposar sin trincharlo y a última hora le damos un calentón y lo cortamos en rodajas.

¡Buen provecho!

16

POLLO EN PEPITORIA.

¡Hola a tod@s!

Para que veáis que no sólo de dulces vive el hombre, hoy os traigo mi receta favorita de pollo guisado.
La receta original es con gallina, pero yo he decidido modernizarla, con un producto más asequible como es el pollo. Con esta receta nos comemos media barra de pan cada uno mojando en la salsa...

Antes de dar paso a la receta, quiero enseñaros uno de mis hobbies, que creo que está íntimamente ligado a la cocina, como es el punto de media o a dos agujas. En verano no tengo tiempo, pero llegados a estas fechas siempre tengo algo entre las manos.  El caso es que mi hermana trabaja en una residencia de ancianos, y entre las  abuelitas siempre hay alguien que colecciona lanas y luego no tiene tiempo de tejerlas, y de vez en cuando le regalan algún lote (qué suerte)...
Esto lo empecé en primavera y se quedó a medias. Es una lana vintage (y tanto, el precio aún estaba en pesetas, jajaja) maravillosa, de mezcla de acrílico, algodón, mohair y lana. Yo enseguida vi una bufanda gigante con ella., y se la sustraje. Así que como ya dispongo de algo de tiempo, voy a ver si la acabo para navidad, antes de que lleguen los fríos y la ocasional nieve...

Y hablando de fríos, voy con la receta, que apetece mucho en días nubosos como el de ayer.

Ingredientes para cuatro personas:

-4 muslos y 4 alas de pollo.
-2 huevos duros.
-1 cebolla picada.
-1 copita de coñac.
-1 cucharada de almendra molida (en su defecto, una rebanada de pan frito).
-3 dientes de ajo fritos.
-azafrán (o colorante), laurel, tomillo.
-aceite de oliva virgen extra.


Primero marcamos la carne de pollo en aceite bien caliente en una cazuela baja. Cuando se dore ligeramente, retiramos y en el mismo aceite sofreímos la cebolla.
Cuando esté doradita, añadimos el pollo, dos hojas de laurel, el coñac y tomillo y cubrimos de agua. Dejamos hacer unos 30 minutos a fuego moderado.
Mientras, majamos en un mortero los ajos pelados junto a las almendras (o el pan frito), las yemas de los huevos duros, una cucharadita de azafrán (o colorante) y un poco de sal.
Cuando el pollo esté tierno, añadimos el majado a la cazuela y dejamos unos cinco minutos. La salsa tiene que quedar espesita, que "nape" la carne, si es necesario lo dejamos más tiempo o subimos el fuego. Luego espolvoreamos con las claras de los huevos muy picaditas por encima.
A mí me gusta prepararlo de buena mañana, dejarlo reposando y a la hora de comer darle un calentón. La salsa tiene un sabor muy delicado y nos gusta a todos, hasta a los que no les va el pollo... Perfecto para dejar preparado con antelación.
Espero que os guste.

¡Buen provecho!
4

MUFFINS CHOCOLATEADOS.

Hola a tod@s.

Hoy ha estado lloviendo todo el día. Hace ya frío y al llegar a casa lo único que apetece es tumbarte en el sofá y ver la tele tapados con una mantita. Al menos es lo que hemos hecho nosotros. Y a David se le ha antojado una taza de chocolate caliente para merendar.

De modo que no sólo he preparado chocolate a la taza, sino que me han entrado ganas de algo dulce para la merienda, sino para hoy para la de mañana, y dicho y hecho.
Llevaba tiempo viendo por la red recetas de muffins tipo Starbucks, de choco y con perlitas de choco. Y para el súper me he ido a por las perlitas. Pero yo he utilizado la receta que siempre gasto para los muffins o para los cupcakes, que es siempre la misma con ligeras variaciones, según el sabor o relleno que les ponga. Ahí va la de hoy, espero que os guste.

Ingredientes:

-1 y 3/4 envase de yogur de harina.
-1 sobre de levadura.
-1 cucharadita de té de sal.
-1 huevo.
-6 cucharadas soperas de azúcar.
-2 cucharadas soperas de chocolate a la taza en polvo.
-1 yogur natural.
-1/2 envase de yogur de aceite de girasol.
-1/2 envase de yogur de leche entera.
-2 puñados de perlitas de chocolate, más otros dos para decorar.

Primero tamizamos la harina, la levadura y la sal en un bol con ayuda de un colador fino. Añadimos el cacao encima. En un plato, mezclamos con un tenedor el yogur, el aceite y el azúcar. 
Precalentamos el horno a 190º.
Juntamos las dos mezclas con el batidor de varillas. Una vez mezclado añadimos la leche y volvemos a batir.
Echamos los dos puñados de perlitas de chocolate y mezclamos. Repartimos la mezcla en los envases de magdalenas que habremos colocado en su bandeja correspondiente.
Repartimos unas perlitas por encima de los muffins y llevamos al horno. Tardarán como veinte minutos.
Es difícil comprobar el grado de cocción de los postres de chocolate, ya que no de "doran". Yo a los veinte minutos compruebo pinchando con una brocheta, si sale limpia están listos. Sino dejar cinco minutos más.
No hay quien se resista a unos muffins de chocolate, os lo aseguro.

¡Buen provecho!


18