Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Mermelada de Persimon y Mandarina.

¿Qué hacemos cuando nos hartamos de una fruta? Va, pensad un poco... y no, no es regalarla al vecino de turno. ¿Que no caéis? Pues mermelada, por supuesto. En esta casa mermelada nunca falta. Siempre hay varios botes de al menos tres sabores distintos en la despensa. Y claro, la de Persimon no podía faltar.

mermelada-persimon-mandarina


Y os aseguro que no está nada mal... ¡está súper buena!

Bundt Cake Navideño de leche caliente y pasas al ron.

Hoy os traigo la última receta del año: un bundt cake que es una fiesta. Llenito de aromas navideños y con un sabor absolutamente espectacular.

budnt-cake-navideño-leche-caliente-pasas-ron


¿Te vienes a tomar café conmigo? Venga, que voy cortando.

Polvorones De Naranja y Aceite de Oliva.

¿A quién no le gustan los polvorones? Ese dulce navideño omnipresente en cualquier mesa que se precie en estas fechas. Con su azuquítar glacé por encima, ¡si es que son irresistibles!

polvorones-naranja-aceite-oliva


Y yo no podía dejar de tenerlos en mi recetario, ¿verdad?

Marquesitas de Persimon. Receta vegana y sin gluten.

Hoy he tenido una epifanía. Bueno, en realidad fue ayer, pero ha sido hoy cuando me he puesto manos a la obra. Y oye, ni tan mal.

marquesitas-persimon-receta-vegana-sin-gluten


Tenía ganas de probar más repostería con kakis Persimon. Porque están de temporada, porque trabajo con y gracias a ellos, y porque me encantan. Y creo que no les sacamos suficiente partido. Por eso, me vino a la cabeza la receta de marquesitas de calabaza de Eva Arguiñano, que ya he preparado otras veces, y me dije, ¿qué tal saldrá con kakis?

Torta di Carote (Tarta de zanahoria)

¿Os apetece un trocito de tarta?



El pasado mes fue mi cumpleaños, y para la ocasión, preparé una tarta muy especial. Una vuelta de tuerca a la clásica carrot cake, pero diferente.

Risotto con Branzino (risotto con lubina)

El frío ha llegado para quedarse. Tras unas semanas un poco caóticas, en las que amanecía el día muy fresco y al mediodía teníamos que ir en manga corta, por fin hace un frío que pela. Y ya van apeteciendo platos calentitos.


risotto-branzino

El arroz nos encanta en casa. De hecho comemos arroz prácticamente cuatro días de cada siete. Pero los risottos no son bien recibidos en casa, por aquello de que el míster odia el queso. Y claro, lleve o no ll eve, él asocia directamente el queso al risotto. Pero hete aquí que este mes soy anfitriona del reto de Maggie, Cocina Regional Italiana, y me tocaba a mi elegir recetas, una dulce y otra salada. Y me pareció  la excusa perfecta para elegir un risotto y de paso indagar un poco más sobre este plato tan tradicional de Italia.


risotto-branzino


Me gustó como sonaba lo de branzino, pero por supuesto yo no tenía ni idea de a qué ingrediente se refería. Cuando descubrí que era la lubina, me puse muy contenta porque me encanta. Y el plato no puede ser más sencillo ni estar más rico con tan pocos ingredientes. El secreto es un buen fondo de pescado, que he preparado con los despojos del pescado y que otorga al plato toda su gracia. Y la ralladura de limón, de cosecha propia además, imprescindible. Este toque lo he visto investigando un poco por ahí, ya que la receta original no lo lleva. Asimismo también he omitido otros ingredientes, pero la simplicidad de mi propuesta me ha encantado. Este plato se queda en casa por derecho propio.

risotto-branzino

Sólo me queda recomendaros que probéis esta receta, porque si os gustan los arroces de pescado os va a gustar. Y la podéis tener lista en menos de una hora. Gracias Maggie, por la oportunidad de investigar un poco en la cocina tradicional de este país tan cercano. Por cierto, la receta es típica de la región del Venetto.


Tiempo: 45 minutos.


Ingredientes (para 2 personas):



  • 1 lubina de tamaño medio, con los lomitos separados.
  • 2 tacitas de arroz arborio.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 vasito de vino blanco de calidad.
  • aceite de oliva virgen extra.
  • 1 limón pequeño.
  • un chorrito de coñac.
  • sal.




Preparación:



Primero preparamos el fumet: con la cabeza, las pieles y las espinas de la lubina, las ponemos en un cazo de fondo grueso con un chorrito de acetie y las doramos ligeramente. Echamos un chorrito de coñac y una pizca de sal y dejamos sofreír un poco. Vertemos un litro de agua y llevamos a ebullición, y cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer 15 min. Reservamos en caliente.

En una cacerola baja , sofreímos la cebolla picadita con un chorro de aceite de oliva. Cuando esté transparente, añadimos el arroz y damos unas vueltas. Después añadimos los lomos de la lubina sin espinas y cortados en trozos pequeños. Damos unas vueltas y regamos con el vino blanco. Dejamos sofreír un par de minutos sin parar de remover, dejando que se empape bien el sofrito con los jugos.

Añadimos un cazo de fumet, a fuego medio, sin parar de dar vueltas con la cuchara de madera. Dejamos cinco minutos y vamos añadiendo el caldo  caliente., a poco a poco y sin parar de remover, a medida que se vaya consumiendo. En unos 20 minutos el arroz estará listo. Espolvoreamos con cáscara de limón recién rallada y servimos.

Listo. Más sencillo y sabroso imposible.

De nuevo gracias, Maggie, por descubrirme esta receta deliciosa.

Mabel.



Parmigiana Di Melanzane (Berenjenas a la Parmesana).

¿Qué se puede hacer con un bote de tomates en conserva, caseros of course? Pues entre muchas otras cosas, unas buenas Berenjenas a la Parmesana. Un plato bien sencillo, perfecto para cenar, con el que conseguiremos que en casa coman verduras casi sin enterarse.


parmigiana-melanzane