Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Pastelitos de Zanahoria y Naranja (receta vegana)

Tiempos inciertos estos que nos está tocando vivir. Hace cuatro días, estaba preparando mis vacaciones en las Afortunadas, un par de semanitas de campo y playa (más bien lo último), y ahora me veo relegada en mis cuatro paredes sin mucho qué hacer y si mucho en qué pensar. Ha tenido que aparecer un insufrible bichito para que nos replanteemos todo... ¡incluso la forma de alimentarnos! Ahora no es posible comprar a toda hora ni hay de todo en todas partes...

pastelitos-zanahoria-naranja-receta-vegana


Ahora es tiempo de agudizar el ingenio, de preparar cosas ricas con lo que tengamos a mano y de disfrutar con ello.

Zanahorias Asadas con Pesto de Sus Hojas

Marzo ya está aquí. Se nos ha pasado febrero casi sin pestañear. En un visto y no visto, Valencia huele a pólvora y la primavera acecha. Las mañanas huelen a flores y a paseos por la ciudad. Y dentro de dos semanas nos vamos de viaje. Ah, ¿que no os lo había dicho? Estoy de VACACIONES. Así, en mayúsculas.




Tengo dos meses, así que marzo y abril serán generosos en publicaciones. En dos semanas, como he comentado antes, nos iremos unos días a Tenerife a desconectar. Doce días, no me lo creo ni yo. Es la primera vez que estoy más de ocho días fuera de casa.

Bocata de Albóndigas Marinara (el bocata de Joey).

Seguro que tú también lo viste, y también babeaste viendo este bocadillo. Es mítico. Como su protagonista, el guaperas Joey de la serie Friends.

bocata-albondigas-marinara-bocata-de-joey


Que levante la mano quien no se ha pasado las horas de sobremesa viendo las peripecias de esta panda neoyorkina.

Magdalenas de Naranja y Nata.

Por aquí seguimos disfrutando de ricos zumos de naranja en las meriendas. Además de su aporte vitamínico, ¡es que nos encantan! además, la fruta está tan dulce que es innecesario añadir nada más.

magdalenas-naranja-nata


Y ya echaba de menos alguna magdalena casera para acompañar mis meriendas...

Tostas de Paté de Atún y Aguacate

Es posible hacer unas tostas deliciosas, cubiertas de un paté cremoso y sabroso, y llenas de vitaminas, sin más grasa que la propia del aguacate y la del atún, y te lo voy a demostrar.

tostas-pate-atun-aguacate


Si además utilizas un pan de calidad, de un obrador de confianza, y lo tuestas ligeramente, ya lo bordamos. Hoy, os animo a preparar un tentempié maravilloso sin salirnos de la línea de comer sano que nos hemos propuesto al comenzar el año.

Champiñones Strogonoff

Y enero llegó.

Casi sin darnos cuenta, el mes de diciembre fue siguiendo su curso: primero aquellos que pudieron se marcharon de puente en la Purísima; más tarde, nos plantamos en la semana de cenas de empresa, en las cuales lo dimos todo con los compañeros por una noche; luego llegó la nochebuena, con sus pantagruélicas cenas en familia. El día de Navidad utilizamos el sentido común, y nos comimos las sobras de la noche anterior, pero llego la nochevieja, y nuestros cuerpos, ya entrenados en soportar digestiones pesadas, pedían más y más, y mientras tanto, nuestras básculas nos miraban de reojillo, entre risitas ahogadas, pensando que ya se vengarían de nosotras llegado el momento.


champiñones-strogonoff


Pero, ¡espera! no habíamos contado con la semana de Reyes. ¡Ay pobres almas incautas! aún nos quedaban mazapanes en la despensa, turrones de chocolate crujiente y su graciosa majestad el Roscón de Reyes.

Mermelada de Kiwi en microondas.

Si, soy yo. No he desaparecido del todo aún.


mermelada-kiwi-microondas


Este mes está siendo intenso, mucho. Como todos los noviembres. Al día le faltan horas y yo no quiero agobiarme, así que he decidido publicar sólo cuando realmente tenga tiempo, porque ganas y recetas, tengo muchas en el tintero. Así que hoy os traigo una receta a la que tenía ganas, pero los kiwis no son precisamente baratos, de forma que cuando me apareció mi cuñada el pasado domingo con una bolsa llena hasta los topes, primero los disfrutamos en los postres, pero al final he podido preparar esta mermelada.


Resulta que en el pueblo vecino se cultivan los kiwis y se trabajan en la cooperativa local. Y yo sin saberlo, o al menos, sin ser consciente. Porque hay que aprovechar los frutos que nos dan las estaciones, y si aquí las mandarinas están on fire, no hay que menospreciar los kiwis y los kakis que crecen en nuestros campos. De las mandarinas os hablaré otro día,  hoy les toca el turno a esta fruta de color verde intenso y que tiene unas cantidades nada desdeñables de vitamina C, lo que la convierte en una gran aliada contra los resfriados.

mermelada-kiwi-microondas


Tengo una sola receta con ellos, este pudín de naranja con coulis de kiwi, y hoy os traigo una mermelada, rica, delicada y aromática. El truco es añadir zumo de limón y lima a partes iguales, lo que le da un sabor ácido y delicioso. Yo siempre hago las mermeladas con poco azúcar, un tercio del peso de la fruta o incluso menos. Y hoy he utilizado panela, que siempre será una opción más sana que el azúcar refinado.

mermelada-kiwi-microondas


Esta mermelada es ideal para tostadas, pero también para combinar con yogur o rellenar un bizcocho, eso si no te la has comido antes a cucharadas. Como he hecho poca cantidad, la receta es para conservar en la nevera. Si queréis que os dure mucho tiempo, utilizad tarros de rosca esterilizados y volvéis a esterilizar una vez llenos, como siempre. Os durará una eternidad en la despensa. Con esta receta, preparada en el microondas exclusivamente, participo en el reto de Marisa y de ElisaEn Buena Onda.



Tiempo: 20 min + el enfriado necesario.

Ingredientes (para 4 tarros de 260 ml):



  • 650 gr de kiwi pelado y troceado.
  • 200 g de panela o azúcar moreno integral.
  • el zumo de 1/2 limón.
  • el zumo de 1/2 lima.



Preparación:



Ponemos todos los ingredientes en un recipiente apto para microondas en el que quepan holgadamente, ya que al cocer crecerá y podría salirse la mermelada. Dejamos reposar al menos media hora.

Tapamos el recipiente con su tapa o con film ligeramente agujereado, para que salgan los vapores. Ponemos a máxima potencia 10 min. A mitad de cocción abrimos y damos unas vueltas. Tapamos y dejamos terminar de cocer.

Abrimos, trituramos con una minipimer sin sacar del recipiente, y volvemos a llevar al microondas, a potencia máxima: un minuto, paramos; un minuto,  paramos; un minuto. Observamos la textura, y si aún está líquido seguimos así, a intervalos de un minuto, hasta que la textura nos agrade.

Llenamos los botes, los tapamos bien y dejamos enfriar dentro del microondas.

Listo. A la nevera hasta su uso. Es preferible dejar reposar al menos un día. En la nevera os durará un montón, al menos un mes. Si queréis que os dure más tiempo, como dije antes, metéis los tarros llenos y bien cerrados en una olla, los cubrís de agua y los hervís unos 20 min. Así los podéis guardar directamente en la despensa y usarlos cuando queráis.

¿Os gustan los kiwis? pues os encantarán así, prometido.

Mabel.