Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Ratatouille.

Un poquito de esta maravilla untadita en una rebanada de pan tostado, por favor.

ratatouille


4

Gazpacho de Calabacín, Pepino y Manzana Verde.

Me encantan los calabacines. Casi con cualquier cosa.

gazpacho-calabacín-pepino-manzana


Sí, con cualquier cosa. No sólo en pistos o guarniciones, también en bizcochos (ver aquí) y en magdalenas (aquí). Ya habíamos probado el calabacín en ensalada (aquí) y ahora sólo me falta probarlos en mermelada. Todo se andará.

gazpacho-calabacín-pepino-manzana


Esta hortaliza se caracteriza por ser rica en folatos y en vitamina C. Es una buena fuente de potasio, aportando también magnesio, fósforo y hierro, aunque en menos cantidad. También destaca por la presencia de mucílagos, que son un tipo de fibra que suaviza las mucosas del aparato digestivo. Y no olvidemos su escaso aporte calórico: 29´5 calorías por cada 100 gr.

Es tan fácil de encontrar en verano y tan asequible, que se merece un puesto de honor en nuestra cocina de estío, junto a las patatas y a los tomates. En mi casa no falta nunca, ya que soy la principal víctima de una plantación casera de esta humilde hortaliza, y me las suministran por kilos.

gazpacho-calabacín-pepino-manzana


Hoy os traigo una receta fresca, sabrosa y diferente. Os solucionará igual un momento de sed, tomándolo más aguado, o un primer plato refrescante. De cualquier manera, es original y delicioso. Sólo tenéis que ajustar el punto del ajo a vuestro gusto.

Tiempo: 15 min. + 3 horas de enfriado.

Ingredientes (para 2-4 raciones, dependiendo de lo aguado que os guste):

-2 calabacines pequeños.
-1 pepino.
-1 manzana verde.
-aceite de oliva virgen extra.
-1-2 dientes de ajo.
-vinagre de sidra.
-un trozo de unos 10 cm de pan del día anterior.
-300 ml de agua muy fría.
-sal al gusto.

Ponemos en un bol los calabacines cortados en trozos regulares y sin pelar, el pepino pelado y troceado y la manzana sin piel y descorazonada cortada en dados. Añadimos el agua bien fría, un chorro de aove, un chorrito de vinagre de sidra, los dientes de ajo y un pellizco de sal. Trituramos a conciencia, hasta que quede bien fino. Añadimos el pan, remojamos bien y volvemos a triturar a conciencia. Rectificamos de sal y/o aceite, ajustamos el grado de espesor añadiendo o no algo más de agua y a la nevera unas tres horas mínimo.

Degustamos con un chorritín extra de vinagre, de aceite y un pellizco más de sal.

Delicioso y refrescante, ¡palabra!

Mabel.
6

Pastel Frío de Pan de Molde con Pollo y Aguacate.

¡Bienvenido veranito!

pastel-frio-pan-molde-pollo-aguacate


Tras esta ausencia de casi tres semanas, vuelvo a la carga. Y no podía traeros una receta mejor tal día como hoy, en el que entramos oficialmente en el verano. Aunque calor, hace ya algunos días que lo venimos sufriendo.

Tenía que ponerme con las recetas frescas desde ya. No nos apetece pasar demasiado tiempo en la cocina, y la temporada de ensaladillas rusas, salmorejos y gazpachos varios ya está inaugurada, Tenía yo en pendientes un pastel de pan de molde, por resultón, por sencillo y porque lo podemos personalizar a nuestro gusto. Y éste que os traigo hoy más rico y sencillo no puede ser.

pastel-frío-pan-molde-pollo-aguacate


Lo más importante es elegir un pan de molde de calidad. Puede ser comercial, casero o, como en mi caso, de vuestro obrador habitual. Quienes me seguís por Instagram conoceréis el pan de molde de espelta que me hacen en mi horno. Cualquiera sirve, pero recordad que la calidad del pan hará de vuestro pastel un simple sandwich frío o una delicia que os hará chuparos los dedos.

pastel-frío-pan-molde-pollo-aguacate


¿Y el wasabi? Tenía yo ganas de utilizarlo, y la forma más sencilla me ha parecido en una mayonesa. Le da un toque delicioso, entre picante y avinagrado. La intensidad la tendréis que ir probando sobre la marcha, ya que contra gustos no hay nada escrito. Por lo demás, los ingredientes son pocos y bien sencillos. Y no tardaréis nada en prepararlo.

El resultado es un pastelón delicioso, que podemos preparar de víspera y con el que declaro oficialmente inaugurada la temporada de almuerzos y cenas en #miterrazabonita.

Tiempo: 20 min + 1 noche de enfriado en la nevera.

Ingredientes (para 3-4 personas):

-8 rebanadas grandes de pan de molde de calidad, sin los bordes.
-2 filetes de pechuga de pollo cruda.
-1/2 aguacate.
-1 cogollo de lechuga.
-un puñado de tomatitos cherry.
-mayonesa comercial de buena calidad, o casera si lo preferís.
-pasta de wasabi.

Primero, cortamos los filetes de pollo en tiras y los ponemos en un plato que pueda ir al microondas. Regamos con un hilo de aceite de oliva y cocinamos entre un minuto y medio y dos minutos, o hasta que estén cocidas. Apagamos el micro y dejamos templar.

Mientras, cortamos la lechuga en juliana y la lavamos bien.  Colocamos bien escurrida en un bol y añadimos el aguacate a daditos pequeñitos y el pollo cortado menudo.

Mezclamos dos cucharadas soperas de mayonesa con una de postre de pasta wasabi. Probamos y rectificamos a nuestro gusto, añadiendo más mayonesa o más wasabi. Mezclamos el resultado con el contenido del bol.

Ponemos la mitad de la mezcla sobre una primera capa de pan, que habremos puesto bien juntita en un molde. Cubrimos con una segunda capa de pan, y repartimos el resto de la mezcla y tomates cherrys partidos por la mitad. Tapamos con otra capa de pan y untamos la superficie con algo de mayonesa.

Cubrimos bien y a la nevera hasta el día siguiente.

Servimos decorado con algo de lechuga y medios cherrys. A disfrutar.

¡No me diréis que no es sencillo! ¡Y delicioso!

Mabel.
6

Salmón con Tomatitos sobre Crema de Guisantes y Ricotta.

Ya ha llegado el mes de junio, y con él la segunda entrega del reto Alfabeto Salado.

salmón-tomatitos-sobre-crema-guisates-ricotta


Este mes era especial, ya que uno de los dos ingredientes me ha tocado elegirlo a mi. La letra que me tocó en suerte fue la S. En dulce se me ocurren mil cosas, pero en salado lo único que me venía a la cabeza eran las sardinas... Pero mi adorado señor Google (que todo lo sabe) me sugirió una lista de alimentos que comenzaban con esa letra, y ¡Oh Dios Mío! apareció mi adorado salmón.

salmón-tomatitos-sobre-crema-guisantes-ricotta


Este pescado azul me encanta creo que desde la primera vez que lo probé, con unos 18 años y allá por el año mil a.c. Pero claro. en una casa y entorno donde era complicado introducir nuevos ingredientes, el salmón quedó relegado a días de guardar (y sólo si salía de casa, claro).

El tiempo pasó, y me independicé y continué adorando el salmón. Mi costilla prefiere el bacalao, pero si se lo ponen fuera de casa se lo come (misterios de la vida, si lo hago yo ni lo mira). Con esto quiero decir que soy consciente de que este pescado no le gusta a todo el mundo, pero a quienes sí nos gusta nos resulta un bocatto di cardinale. Este pescado azul, de carne de llamativo color anaranjado, es rico en proteínas de alto valor biológico y ácidos omega-3. Y su sabor intenso, para mi gusto se suaviza si se consume marinado. Aunque al ahumado tampoco le hago ascos, y esta es la variedad que he elegido yo para mi ensalada de hoy.

salmón-tomatitos-sobre-crema-guisantes-ricotta


El otro ingrediente, que corrió a cargo de Encarnita, era la ricotta. Siempre la podemos sustituir por requesón (como he hecho yo en este caso), pero si te apetece prepararla en casa de forma muy fácil, aquí te explican perfectamente cómo hacerlo.

El resultado es un plato fresco, sabroso y lleno de color. Una delicia que he preparado para el reto Alfabeto Salado.



Receta adaptada de mi libro Simple, de Diana Henry.

Tiempo: 15 min más el enfriado (si decides tomarlo frío).

Ingredientes (para 2 raciones):

-2 vasos de los de agua de guisantes congelados.
-2 cuchadas soperas colmadas de requesón o ricotta.
-150 gr (dos sobres, en mi caso) de salmón ahumado en tiras, a temperatura ambiente.
-14 tomates cherry, al gusto.
-aceite de oliva virgen extra.
-unas nueces picadas.
-albahaca y eneldo.

Ponemos los guisantes en un recipiente apto para el microondas apenas cubiertos de agua. Tapamos (si no es una tapa especial para microondas, usamos papel film pinchado para que pueda escapar el vapor), y cocemos a máxima potencia cinco minutos.

Dejamos reposar cinco minutos, escurrimos y ponemos los guisantes con el queso, media cucharadita de café de albahaca picada y un chorro de aceite de oliva en un procesador o triturador de alimentos. Lo reducimos a puré hasta que la textura esté a nuestro gusto, a mi me gusta que quede algo granuloso y se distingan los distintos ingredientes.

Repartimos en dos platos. Colocamos el salmón encima del puré y decoramos con los tomatitos partidos por la mitad, las nueces y espolvoreamos con algo de eneldo. Listo.

-Puedes servir este plato templado, como yo te propongo, o frío. Si lo quieres tomar frío, directamente haces el puré y lo llevas a la nevera. Preparas la ensalada en el momento de servir.

Mabel.


3