Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Milhojas Helado de Trufa

¿Os apetece un trocito de tarta helada?



La cosecha ha dado comienzo. Mi particular veraneo ya está en marcha. Me esperan unas ocho semanas de mañanas trabajando en el huerto y tardes recolectando sus frutos. No puedo ser más feliz. No sabéis lo placentero que me resulta ver el proceso de las plantas: desde los primeros brotes, pasando por la floración y terminando cuando disfrutamos de esos frutos inmensos y jugosos.



Pero todo tiene un precio; el trabajo es duro. Se pasa mucho calor, y al principio hay que trabajar prácticamente a ras de suelo. Por eso, tengo que simplificar la cocina. Pero, ¡ojo!, eso no significa dejar de comer rico.

milhojas-helado-trufa


En mi afán de reducir dificultad y tiempo de preparación, he recopilado unas cuantas recetitas. Sencillas, rápidas y resultonas, en las que muchas de las veces el mayor ingrediente es el reposo en frío.

milhojas-helado-trufa


Esta tartita helada es ideal para pocos comensales, y más fácil de elaborar de lo que piensas, ¡está hecha con tortas de aceite! La mayor dificultad estriba en montar adecuadamente la nata y derretir el chocolate para la cobertura. Además, se presta a variantes: podemos sustituir el sabor del relleno por nata simple, y la cobertura por otro tipo de fruta o unos frutos secos caramelizados... imaginación al poder.

milhojas-helado-trufa


No será la última versión que os haga, me parece...

Tiempo: 15 min + 2 horas de congelador.

Ingredientes (para 6 raciones):

-1 paquete (6)de tortas de aceite del tipo Inés Rosales (yo uso las del Consum, muy ricas).
-200 ml de nata para montar, muy fría.
-1 cucharada sopera de cacao 100% sin azúcar (yo uso uno dominicano delicioso).
-2 cucharadas soperas de azúcar glas.
-opcional, un chorrito de Cointreau (el mío casero, receta aquí)
-50 gr de chocolate negro tipo fondant (yo he usado uno de cobertura del Lidl).
-frutas rojas al gusto.

Primero, batimos la nata, que deberá estar muy fría, con las varillas eléctricas. Cuando empiece a espesar, añadimos el azúcar y el cacao, y terminamos de montarla.

Ponemos una hoja de papel de hornear sobre un plato. Colocamos una torta de aceite, untamos con la trufa con una espátula de silicona,  procurando que quede toda la superficie cubierta.

Cogemos otra tortita, la colocamos encima de forma que quede centrada, y volvemos a untar.

Seguimos así hasta acabar con una tortita.

Llevamos la tartita así montada, con ayuda del papel de hornear, a una fiambrera o bol capaz y ponemos en el congelador. Ha de reposar mínimo dos horas.

Sacamos del frío media hora antes de degustar. En ese momento, derretimos el chocolate en el microondas, con mucho cuidado, en tramos de 10 segundos, hasta que esté semilíquido.

Vertemos sobre la tarta. Al estar fría, se solidificará casi al instante. Dejamos terminar de reposar, unos 20 min, hasta la hora de servir.

Decoramos con las frutas rojas y a disfrutar.

Os aseguro que nadie en casa, y eso que habían comensales delicados, le hizo ascos.

Mabel.

3 comentarios

  1. Me encanta la idea Mabel, rápida y muy vistosa.
    Besitos guapetona.

    ResponderEliminar
  2. Mabel el trabajo agrícola es uno de los más duros e inciertos. La cosecha está en la calle y cualquier problema se la lleva, pero es muy gratificante recoger tus propios frutos ¿verdad? Yo hablo con cierto conocimiento porque mis padres tienen olivos y algunos frutales (bueno, ahora los tenemos ya mi hermano y yo) y porque mi padre desde que se jubiló se dedica a su huerto que da muchos frutos pero requiere mucho tiempo y esfuerzo.

    Entiendo que simplifiques la cocina en estas fechas, pero el postre te ha quedado de lujo ¿eh? Algo sencillo no tiene por qué no ser delicioso

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar