Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

QUICHÉ LORRAINE (versión libre).

Y aquí tenemos la tercera de las quichés del domingo.
Con esta receta nunca hay problemas ¡les encanta! A todos: a los abuelos, a mis cuñados y a los críos. Hasta David la prueba a veces (jajaja). Lo único es que yo, que siempre estoy innovando, le puse puerro verde, ya que lo vi en el súper y pensé que le daría color al relleno. Y se quejaron, no estaba igual que siempre...

Esta es mi versión simplificada de la internacional Quiché Lorraine, así es como nos gusta en casa y así es como os la enseño.

Ingredientes:

-1 lámina de masa quebrada congelada (otra vez de Hacendado).
-1 tarrina de bacon cortado en tiritas.
-1 brick de nata para cocinar.
-2 huevos batidos y sazonados con 5 pimientas y sal.
-1 puerro verde (o blanco, da igual).

Extendemos la masa quebrada en el molde elegido. Salteamos ligeramente en aceite de oliva el puerro cortado en discos. Lo depositamos sobre la masa. Extendemos también el contenido de la tarrina de bacon.

Regamos con los huevos batidos y luego con el brick de nata. Salpimentamos un poco por encima.
Llevamos al horno a 180º hasta que se haya dorado la superficie. Listo.
Receta fácil, riquísima y que gusta tanto a niños como a mayores. ¿Se puede pedir más?

¡Buen provecho!
13

ROLLO DE QUESO MANCHEGO TIERNO Y CEBOLLA CARAMELIZADA.

He aquí la segunda parte de mi tapeo dominical.
Aquí tuve más problemas para que mi familia probara este aperitivo, ya que son demasiado tradicionales y eso de tomar un plato que se supone salado y esté dulce, como que no. Menos mal que las nuevas generaciones (mi sobrina Miriam, cuyo paladar está más abierto a nuevas sensaciones gastronómicas) me apoyaron en este reto. 

Un consejillo: si queréis podéis salar ligeramente la masa antes de extender el relleno para que no quede dulce, pero la gracia es ésa, la cebolla caramelizada que invade todos los aromas de la receta.

Ingredientes:

-1 lámina de masa quebrada congelada (yo usé Hacendado).
-1 cebolla mediana picada finamente.
-1 cuña (150 gr +/-) de queso manchego tierno.
-aceite de oliva virgen extra.
-vinagre de vino.
-azúcar.
-1 huevo batido para barnizar.

Primero pochamos la cebolla en aceite con un puñado de azúcar y un buen chorro de vinagre hasta que se empiece a dorar. Aquí tenemos cuidado de bajar el fuego al mínimo, ha de dorarse pero no quemarse.
Dejamos hacer hasta que quede caramelizada o de color ámbar. Llegados a este punto, apartamos del fuego y dejamos reposar.
Extendemos la lámina de masa quebrada, que tendremos descongelada (no intentéis desenrollarla hasta que no esté del todo descongelada, se os agrietará como a mí y se saldrá el relleno una vez hecho).  Depositamos la cebolla encima y el queso cortado en pequeños cuadraditos.
Con mucho cuidado, enrollamos como si de un brazo de gitano se tratase. Una vez enrollado, dejamos la unión en la parte de abajo del rollo, para que no se abra al cocer.
Barnizamos generosamente con huevo batido.
Y llevamos al horno a 180º hasta que esté dorado, unos 25 minutos más o menos. Una vez cocido, lo sacamos y dejamos entibiar. Luego, con un cuchillo muy afilado, lo cortamos en rodajas de un dedo de grosor.
Listo. Yo lo preparé de víspera porque con tanta gente me tengo que organizar, pero si lo hacemos unas dos horas antes de degustar nos chuparemos los dedos...

¡Buen provecho!
10

QUICHÉ DE TRIGUEROS, AJOS TIERNOS Y GAMBAS.

Hola a tod@s.

Como os prometí, voy a postear a lo largo de la semana los platos que cociné para la comida del domingo. La familia de David es muy extensa, y cuando nos juntamos todos el número nunca baja de quince personas. Con semejante panorama, mi fórmula (y funciona) es: pon mucho de picar, y al llegar al plato fuerte que ya estén llenos.

Siempre preparo tres o cuatro platos fríos para tapear. En esta ocasión, como éramos menos que otras veces, preparé tres quichés diferentes, algo de embutido, quesos y snacks.

Tras las pasadas lluvias tenemos el término lleno de espárragos trigueros (asparagus aculifollius). He cogido verdadero vicio de ir a recoger cuando vamos al huerto, ya que tenemos la plantación en el monte. Así que decidí hacer algo con ellos, ya que en casa gustan mucho.
Ingredientes:

-1 lámina de masa quebrada congelada (yo usé Hacendado).
-1 manojo de trigueros bien tiernos y frescos.
-1 manojo de ajos tiernos, sólo la parte blanca.
-1 puñado de gambas congeladas.
-2 huevos batidos y sazonados con pimienta negra molida y sal.
-aceite de oliva virgen extra y sal.

Más sencillo imposible. Primero descongelamos la masa quebrada dejándola a temperatura ambiente mientras preparamos el relleno. 

En una sartén, salteamos el ajo en trocitos con aceite de oliva. Cuando esté transparente, añadimos los trigueros cortados en trozos de unos dos cm, las gambas a trocitos y sazonamos. Cuando estén las gambas hechas apartamos del fuego.
Colocamos la masa en un molde redondo, cortando con un cuchillo lo que sobre. Reservamos estos cortes de masa. Ponemos el sofrito sobre la masa.
Vertemos los huevos (reservamos un poquito para barnizar) sobre el sofrito. Acto seguido, con los restos de masa hacemos unas tiras finas. Vamos colocándolas en forma de rejilla sobre la quiché.
Alternando un sentido y el otro. Cuando hayamos cubierto la quiché, barnizamos con el huevo reservado con ayuda de un pincel de cocina.
Llevamos al horno a 180º durante unos veinte minutos o hasta que se haya dorado la superficie. Listo. Es preferible hacerlo de víspera (a mí me gusta más así), ya que coge cuerpo la quiché y sus sabores se acentúan.
Yo lo sirvo en  fuente redonda cortado en cuñas pequeñas. Riquísimo...

¡Buen provecho!
14

DOS NUEVOS PREMIOS y agradecimientos.

¡Hoy es mi cumple! ¡41 añitos!




Dicen que es de ser bien nacido ser agradecido, y así es como me considero yo. Esta mañana mi facebook echaba humo de las felicitaciones que he recibido, mil gracias a tod@s, y me he acordado de estos premios que me concedieron mientas estaba out descansando en Benidorm, y tenía pendiente daros las gracias.




El primero me llega desde Inés, de Como Cocino Yo. No dejéis de visitar su blog, Inés cocina cositas caseras y te lo explica de una manera muy cariñosa, es como ir a preguntar a mamá cómo se hace ésto o aquello, un beso Inés. 

 Las normas de éste son que hay que entregarlo a los nueve primeros comentarios de la entrada anterior a la recepción del premio. 

Ahí van:

-Vainilla y Azahar.
-Recelandia.
-El Dragón de la Fresa.
-La cocinera de Betulo.
-Anyol blog.
-La cocina de Oliva.
-Danza en la cocina.
-Cosicas dulces...y alguna salada.
-A nadie amarga un dulce.




El segundo me llega desde Tast de Cuina y me ha hecho mucha ilusión, ya que no conocía este blog hasta ahora y me ha encantado, recetas tradicionales y otras más originales a cual más apetitosa. Gracias chicas.

Las normas de éste son responder a un cuestionario, que es el primero que hago, ya que se trata de conocernos un poco más entre nosotr@s, lo cual me parece estupendo.

-¿Cuál es tu hobby?
Viajar, cocinar, leer, el punto de cruz, pasear por el casco antiguo de mi ciudad, el cine, perderme en una librería horas y horas...

-¿Cómo es tu cabello?
Castaño y liso como una tacha.

-¿Eres zurdo o diestro?
Diestra, diestra.

-¿Tienes muchos secretos?
Jajaja, con lo que hablo no podría tener ninguno...

-¿Qué nombre le pondrías a tu hijo?
Ni idea, si llegara el caso habría un serio conflicto de gustos por parte de los dos...

-¿Quisieras besar apasionadamente a alguien?
Lo hago todos los días, a mi marido.

-¿Te arrepientes de algo?
Jamás, todo lo hecho siempre trae algún provecho, aunque sea el escarmiento de la experiencia...

-¿Tocas instrumentos musicales?
De pequeña la flauta, y me gustaba mucho, pero soy asmática.

-¿Tu película favorita?
Un buen año, Love actually, matrimonio de conveniencia, soy una moña...

-¿Extrañas mucho a alguien?
No, incluso los que ya no están permanecen vivos en mi recuerdo, y hasta hablo con ellos con frecuencia, ¿estaré algo loca?...

Y ahora la parte chunga, que es otorgarlo a diez blogs amigos, y éstos son:

-El dragón de la fresa.
-Mi toque en la cocina.
-El yantar de mis comadres.
-Thermofan.
-Golonsegus.
-Las recetas de María Antonia.
-Cosicas dulces... Y alguna salada.
-Acaramelada.
-A nadie amarga un dulce.
-Recelandia.

Se supone que como tengo pocos seguidores iba a ser más fácil, pero no lo es. Elijo a éstos porque cada uno me ha aportado algo positivo: apoyo, empatía o simplemente porque hacen un trabajo estupendo. Se lo daría a todos y cada uno, pero eso no puede ser.

Otra vez gracias a Inés y a Tast de Cuina por acordaros de mí.

¡Un beso!

28

BUDÍN DE CANELA Y CACAO.

Hola a tod@s.

La receta de hoy responde a una de las incógnitas que me han perseguido durante mucho tiempo: ¿qué hago con el pan duro, cuando ya he rallado más del que necesito? 
Como indico en mi perfil, no me gusta tirar nada. Y el pan es una cosa que si no se tiene cuidado acaba casi siempre en la basura. En mi casa no. Cuando está del día anterior lo aprovecho en tostadas para el desayuno o la merienda, que me encantan, y si tengo ganas e invitados (si no me las como yo solita) me gusta hacer torrijas. En verano con los gazpachos y salmorejos está el tema solucionado. También hago sopas de ajo y  la de cebolla la tengo pendiente de probar. Pero cuando se pone duro de veras, sólo se me ocurría rallarlo. Hasta que vi por aquí alguna receta de budines, y desde entonces quería probarla. Pues bien, no sólo está buenísima, sino que nadie diría que está hecha con pan duro. He cogido ideas de aquí y de allá y este ha sido el resultado.

Ingredientes (para 6 raciones):

-1/2 barra de pan seco.
-2 vasos de leche.
-1/2 vaso de azúcar.
-1 cucharada sopera de cacao a la taza (yo usé Dulcinea).
-1 cucharada sopera de mermelada de naranja (ralladura también vale).
-3 huevos.
-1 cucharada de postre de canela molida.
-caramelo líquido (yo usé Royal).

Primero ponemos el pan cortado en trozos en un bol con la leche y el azúcar y dejamos que se empape bien.
Cuando se haya reblandecido, añadimos el cacao, la canela y la mermelada y mezclamos con un batidor de varillas.
Añadimos los huevos y trituramos bien todo con la batidora eléctrica.
Colocamos la mezcla en un molde de cake previamente caramelizado.
Horneamos al baño maría a 200º. A mí me tardó unos 45 minutos, pero a partir del minuto 30 comprobaremos el grado de cocción pinchando con una brocheta: ha de salir limpia y el pastel ha de estar firme al tacto.
Cuando esté listo, sacamos y dejamos enfriar. Con el filo de un cuchillo pasamos todos los bordes y lo desmoldamos.
Lo llevamos al frigo y lo tapamos bien. Deberá reposar al menos cuatro o cinco horas, mejor si lo servimos al día siguiente, ya que los sabores se habrán expandido y estará más jugoso. Y a los dos días estará aún mejor.
Para servir, acompañamos con nata montada o con sirope de chocolate, o simplemente solo. Estará buenísimo de cualquier manera. La naranja le da un toque fresco buenísimo....

¡Buen provecho!
18

COTTAGE PIE (pastel de carne).

Hoy os traigo una receta que fue de lo primero que aprendí a hacer cuando hacía mis pinitos en los fogones.
El Cottage's Pie o pastel de carne es un plato típico inglés. Allí se le conoce como el pastel del pastor o Shefferd's Pie, porque se hace con carne de cordero (eran los pastores quienes podían consumir este tipo de carne). Consiste en una base de carne picada con tomate, cebolla y especias y va recubierto por una capa de puré de patata. El sofrito queda bastante denso, y se sirve como un pastel. Cuando la carne de cordero se sustituye por ternera toma el nombre de Cottage's Pie, ya que así se llamaban las pequeñas casas en las que vivía la clase trabajadora (cottage) y era por tanto un plato modesto.

Modesto o no, es una receta suculenta, completa y apropiada para meses de frío. Yo la hice en pleno mes de julio y casi me da un patatús... Mi receta está simplificada, mejorada (a mi modesto parecer) y es absolutamente tuneable (podemos poner queso rallado, nata líquida o hierbas aromáticas, estará buenísimo igualmente). Es un plato ideal para dejarlo preparado sin gratinar y calentarlo en el momento de servir. 

Ingredientes (para cuatro personas):

-400 gr de carne picada de ternera.
-200 cc de tomate triturado (puede ser de lata).
-1 cebolla grande picada finamente.
-tres patatas hermosas cocidas y enfriadas.
-un chorro de leche.
-una cucharada de mantequilla.
-una cucharada de salsa picante (de ésa que lleva chili).
-aceite de oliva, pimentón en polvo, sal.

Primero sofreímos la cebolla hasta que esté transparente. Añadimos la carne, le damos unas vueltas y añadimos el tomate, el pimentón y la sal. Dejamos hacer unos veinte minutos y antes de apagar el fuego añadimos la salsa picante.
Cuando esté bien espeso, apartamos del fuego y depositamos en una fuente refractaria. Dejamos reposar hasta que se entibie.
Aparte, machacamos bien las patatas troceadas en una fuente y las aligeramos con la leche y la mantequilla hasta obtener un puré suave. Sazonamos y lo depositamos sobre la carne formando una capa lo más compacta posible. Con un tenedor formamos unos picos en la superficie, lo que le dará un aspecto muy apetecible cuando se doren en el horno.
Lo ponemos en el horno a 200º hasta que la superficie se haya dorado a nuestro gusto.
Listo. Yo lo preparé en fuente individual, pero se suele servir en una fuente grande y se va sirviendo de la misma a todos los comensales.

Con esta receta participo en el reto de Thermofan, que pretende reunir recetas BBSS, es decir buenas, baratas, sencillas y sanas, en la categoría de segundos platos.

Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo:
thermofan.blogspot.com.es/2012/09/reto-bbss-recetas-por-una-buena-causa.html.

¡Buen provecho!



22

TARTA DE CUMPLEAÑOS DE LIMÓN Y FRESA.

Hola a tod@s. 

Esta tarta es de limón. Lo único que lleva de fresa es el sirope, pero como su aspecto es rosado la he bautizado con los dos sabores. El bizcocho es muy jugoso, así que no lo he emborrachado

El pasado día 11 fue el cumple de mi hermana Pili. Como yo estaba fuera, y a ella le tocó trabajar ese fin de semana, decidimos celebrarlo este sábado.
Yo no concibo una tarta de cumple si no lleva chocolate. Pero mi fallo fue preguntarle de qué la quería, y ella eligió de limón. Como a mí las tartas de limón, aunque riquísimas, no me llaman la atención, he disfrazado la suya un poco (bueno, la he dejado un poco "choni", jajaja).

Parece cualquier cosa menos limón, sin embargo lleva y mucho. Creo que me he pasado con los colorines, pero como todo queda en casa... ;)

Para el bizcocho:

-2 huevos.
-125 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
-150 gr de azúcar.
.120 gr de harina.
-1/2 limón.
-1 cucharadita de levadura en polvo.

Para la crema de limón:

-1 y 1/2 limones, 
-25 gr de mantequilla.
-2 cucharadas de miel.
-1 huevo bien batido.

Para la decoración:

-1 brick de nata para montar.
-5 cucharadas soperas de azúcar glas.
-colorante rojo y azul.
-sirope de fresa (yo usé Royal).
-anisitos de colores.

Para el bizcocho, mezclamos bien la mantequilla con el azúcar. Luego incorporamos los huevos uno a uno. Añadimos el zumo y la ralladura del medio limón y batimos. Cuando esté ligado, añadimos la harina y la levadura y mezclamos bien. Repartimos la mezcla en dos moldes redondos engrasados previamente (de unos 22-24 cm).
Horneamos a 200º durante unos 15-20 minutos o hasta que se doren. Sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente antes de desmoldar.
Para el relleno, mezclamos los ingredientes en un cazo y ponemos al baño maría sin dejar de batir con unas varillas hasta que se espese. Dejamos enfriar antes de usar.

Montamos la tarta. Sobre uno de los discos esparcimos la crema de limón, reservando un poquito. Cubrimos con la otra parte y extendemos el resto de crema de limón y esparcimos unos anisitos. Recortamos un poco los bordes para que quede igualada.
Regamos bien con el sirope de fresa y cubrimos generosamente con más anises.


Llevamos la tarta a la nevera. Aparte montamos la nata bien fría con el azúcar glas y el colorante hasta conseguir un tono rosa-lila. La colocamos en una manga pastelera y decoramos la tarta a nuestro gusto. 
Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.


Es importante dejar enfriar bien el bizcocho antes de decorarlo. Y antes de trabajar con el decorado yo pongo unas tiras de papel de hornear debajo para no manchar el plato, cuando  acabemos la decoración se retiran.

Espero que os guste. ¡Buen provecho!
24

MERLUZA EN SALSA VERDE... y Benidorm.

¡Ya estoy aquí! Cuánto he echado de menos este rinconcito.... 
Lo cierto es que a ésto no se le puede llamar viaje, básicamente porque Benidorm está a tiro de piedra de mi casa (menos de 1'30 h en coche) y porque lo tengo muy visto, pero tres días en un Meliá no son como para despreciarlos...


Encima nos alojaron en la planta 17. Yo tengo muchísimo vértigo, pero David estaba como pez en el agua, y las vistas compensaban...


Más allá de los tópicos de playa, rascacielos y guiris ebrios a partir de las 22 horas (que los hay), Benidorm es sobre todo un remanso de paz, de buen tiempo y de una luz cegadora como en pocos sitios de la península...


Benidorm tiene sobre todo un casco antiguo muy pintoresco, con locales muy bonitos y muchos sitios donde comer muy bien y a buen precio. Y tiene la única biblioplaya que yo haya visto hasta ahora. Pues bien, vimos este cartel tan sugerente (por el precio) y nos decidimos a entrar. Buena comida, buen ambiente y mejor servicio. Y lo mejor, la merluza buenísima...
Y aquí es cuando David me dice: "¿tú sabrás hacerme la merluza así?"  
Jajajajaja....

Ingredientes (para dos personas):

-2 rodajas de merluza (yo uso merluza austral congelada, sale buenísima).
-1 cebolla.
-1 vaso de vino blanco.
-2 cucharadas de maicena.
-1 puñado de almejas (yo usé congeladas).
-1 puñado de perejil.
-2 dientes de ajo.
-aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino, limón y sal.

Primero ponemos a sofreír la cebolla muy picada en aceite en una cacerola baja. Cuando esté transparente, añadimos la maicena, dejamos que se haga un poco y regamos con el vino. Dejamos hasta que reduzca un poco y añadimos la merluza y las almejas (descongeladas si lo estuvieran).
Tapamos la cacerola y dejamos hacer unos 10 minutos. Le daremos la vuelta al pescado con mucho cuidado de vez en cuando. Mientras, hacemos una salsa verde. Majamos los ajos con el perejil y un poco de sal en el mortero, y cuando esté bien picado añadimos un chorro de limón, de aceite y de vinagre y ligamos bien.
Cuando el pescado esté hecho, vertemos la salsa verde por encima y dejamos un minuto más para que se mezclen los sabores.
Listo. Con unas patatas bravas, de escándalo.
Y aunque esté mal, tengo que decirlo: ¡¡¡la mía estaba mucho muuucho más rica!!!

¡Buen provecho!
21