Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Mermelada de Moras... ¡y sin pepitas!


Hola a tod@s.


A finales de agosto, y durante todo el mes de septiembre, es costumbre ir al campo a recoger moras. Al menos por la zona en la que vivía de pequeña. Ahora estoy tan acostumbrada a pasar por los zarzales que apenas me fijo en ellas.






Nunca me han gustado las moras. Las cogía porque era divertido, aunque acabáramos llenas de arañazos y pinchazos. Y siempre había algun@ espabilad@ que acababa comiéndoselas... Sin embargo la mermelada es una de mis pasiones. Por su color y su aroma. Y por su sabor exquisito. Sólo hay una pega: que tienen infinidad de pepitas muy antipáticas. Esto lo he solucionado de manera muy fácil.

Las moras son ricas en vitamina C, vitamina A, potasio y fibra. Están llenas de antioxidantes y sustancias buenas para el organismo. El resultado bien vale una tarde de arañazos:





Cunden muy poquito, pero qué poquito. Una mermelada digna de los mejores gourmets.


MERMELADA DE MORAS.


Ingredientes:

-moras (yo utilicé 500 gr).
-azúcar (más o menos la misma cantidad).
-cáscara de limón.
-un trocito de canela.
-una punta de cuchillo de vainilla.

Primero ponemos las moras muy bien lavadas en el vaso de la batidora, añadiendo 1/4 del mismo volumen de agua. Trituramos a conciencia.


El puré resultante lo pasamos por el chino directamente a la olla que vayamos a utilizar. Yo, que soy muy rudimentaria, me apañé con un colador y la mano del mortero. Poco a poco lo vamos colando y echando en la olla.






Una vez colado todo el puré, añadimos el azúcar y los aromas. Ponemos a fuego lento hasta que tome la consistencia de mermelada, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.





Ahora disfrutad de los aromas, ¡se pierden después!

Una vez espesado y templado, vertemos en tarros previamente esterilizados. Para ello los habremos puesto a hervir unos 10 minutos.


Cerramos bien los botes y los esterilizamos 20 minutos más en una olla con el fondo cubierto con un paño, para evitar roturas de los tarros cuando empiece el borboteo. Esto me ha pasado alguna vez y no veas el estropicio.


Una vez pasados los 20 minutos del esterilizado, sacamos y dejamos enfriar en una tabla de madera. No sé si podréis resistir la tentación de probarla:






La textura es sedosa y el color increíble.

A mí me gusta decorar los botes que guardo. Lo hago de manera sencilla: una tapa de papel de embalar y una etiqueta que indique el contenido. Os aseguro que cuando los abro, si ha pasado cierto tiempo, tengo la sensación que catar un producto realmente especial...







Si tenéis fuerza de voluntad, serían un regalo digno de príncipes. ¡Yo desde luego no la tengo! Son míiiios.... mis tesooooros..

¡Mil besos y gracias por estar aquí!
3

Ensalada Templada de Higos y Champiñones Confitados... y si las lechuzas predicen el tiempo.

Hola a tod@s.




El domingo, mientras recolectábamos la hortaliza, hacía un sol bastante agradable. Cogimos estos higos de un árbol abandonado a la vera del camino. 





Dos días antes, en el mismo lugar, oímos el canto estridente (incluso molesto) de algún pajarraco.


-Eso es una lechuza. 


Mi cuñado Eduardo, como buen cazador, conoce bien los animalejos de estos parajes.


-Cuando chillan de esa manera quieren decir que va a cambiar el tiempo.


Yo, que soy persona juiciosa y no pongo en entredicho la sabiduría de quien está acostumbrado a este tipo de fauna, pregunté y me explicó que cuando las lechuzas, muy comunes por nuestra comunidad (parece ser que la especie Tyto Alba, y yo sin saber ni mu), cantan de esa forma nos (o se lo dicen entre ellas) hacen saber que el tiempo está por cambiar en dos o tres días.


Esta madrugada ha caído un agua de miedo, con aparato eléctrico incluido. Y se espera lo mismo hasta el jueves.





Yo ni confirmo ni desmiento, pero es lo que yo he visto. Así que a partir de ahora, este precioso animalito será mi estación meteorológica, ya que paso muchas horas cerca de él aunque no se deje ver.



                                                                                               Fuente: Wikipedia.


ENSALADA TEMPLADA DE HIGOS Y CHAMPIÑONES CONFITADOS.
Ingredientes:


-Higos, cortados en láminas de 2 mm de grosor.

-Jamón serrano, cortado bien fino.
-Champiñones, bien gorditos y cortados en láminas de 2 mm de grosor.
-Aceite de oliva virgen extra.
-Dientes de ajo, laminados.
-Vinagre de calidad, a nuestro gusto.

Ponemos en un cazo los champiñones, cubrimos levemente de aceite y añadimos los ajos. Ponemos a calentar a fuego bajo, y cuando empiece a borbotear apagamos y dejamos enfriar en el mismo recipiente.




 Montamos la ensalada. Intercalamos capas de los tres ingredientes. Aliñamos con el mismo aceite de la preparación y con un hilo de vinagre.




Exquisito. Yo no le añado sal, pero le podéis poner si queréis...




¡Y eso que no me gustaban los higos!


¡Buen provecho!
6

Chutney de Tomate con Manzana y Pasas (Tomato chutney with apple and raisins).

Hola a tod@s.


Llevaba tiempo queriendo hacer esta receta. Los chutneys son unas salsas agridulces que se pueden preparar casi con cualquier fruta y/o hortaliza. Esta es la primera que hago y creedme que no será la última.


Me gustan los sabores agridulces. Todos los veranos, cuando el calor llega a su final, me siento mal si no he aprovechado al máximo todos los excedentes de tomate de mi huerta. Me duele desperdiciar un producto tan rico y tan efímero. 

Esta preparación no me ha defraudado. Además de fácil los ingredientes se tienen a mano en cualquier despensa. Sólo tiene un hándicap: hay que esperar al menos 30 días para degustarla... ¡Ya tengo como cinco recetas en mente!

Ingredientes (para unos tres botes de 400 ml):

-750 gr de tomates pelados, despepitados y troceados.
-250 gr de cebollas, picadas.
-1 manzana, pelada y troceada.
-125 gr de azúcar, preferiblemente moreno.
-125 gr de pasas.
-1 cucharadita de sal.
-1 cucharadita de canela.
-1/2 cucharadita de pimentón dulce.
-50 cl de vinagre de vino (yo usé blanco).

Se ponen todos los ingredientes en una olla. Se deja hacer a fuego muy lento una hora y media o más, hasta que tome la textura de una mermelada.



Aún caliente, se vierte en recipientes previamente esterilizados. Con una brocheta, nos aseguramos de presionar bien el producto para que no queden burbujas de aire. Cerramos bien los botes y ponemos a enfriar boca bajo.



Si lo vamos a refrigerar, ya está listo. Si queremos conservarlo a temperatura ambiente, los esterilizaremos unos 20 minutos.

Ahora sólo queda esperar...



He leído que alcanzan su punto óptimo de sabor a los 2 meses de su preparación. ¡Los míos no aguantarán tanto!

¡Que aproveche!
2

Cómo Hacer Champú en Seco (Y Funciona).

Hola a tod@s.

La primera vez que leí cómo fabricar champú en seco casero miré la receta de reojo. Decía que el mejor jabón para el cuero cabelludo era el bicarbonato, sin más. Ni agua ni nada, oye. Qué queréis que os diga, como que no me convenció.


Pero mucho después, vi en varias webs que el susodicho ingrediente era muy efectivo para eliminar la grasa del cuero cabelludo, respetuoso con la capa hídrica de nuestra piel y beneficioso para el cabello. Y lo que me acabó de convencer: que era recomendable utilizarlo en seco entre lavado y lavado para eliminar la grasa. 


Esto ya me convenció más. Y ahora que he encontrado una receta asequible, que la he comprobado, y que, sin ser la panacea, nos saca del apuro en un momento puntual, me atrevo a enseñárosla ya que yo la he utilizado y no me desagrada.


He de decir que tengo el cabello muy graso, y necesito lavarlo casi en días alternos. Esta solución funciona para mantenerme el pelo decente unos tres días, con el consiguiente ahorro ya no sólo en champú, sino también en acondicionador, ya que al llevar el pelo teñido no es aconsejable tanto remojo, pues el pelo se me vuelve muy frágil.


Recomendaciones:


-utilizar la mínima cantidad posible. Un exceso de producto sólo nos llevará al lavado sin remedio, o pareceremos ancianitas entradas en canas.
-hacerse con una brocha vieja de maquillaje para la aplicación. Cuanto más ancha mejor.
-un buen cepillo es fundamental para el posterior cepillado, cuando eliminaremos los restos de producto.





Ingredientes:





-125 cc de bicarbonato.

-125 cc de harina de maíz (Maicena).
-10 gotas de aceite esencial (yo usé de madreselva, me encanta su olor).

Mezclamos los ingredientes en un bol. Traspasamos a un bote con tapa ayudándonos de un embudo ancho.




Cerramos bien el bote y listo para usar. Etiquetamos el envase, ya que su color blanco nos hará confundirnos casi seguro con cualquier otro potingue...




¿Cómo usarlo? con el pincel aplicamos el producto en las raíces, cubriéndolas ligeramente. Dejamos actuar un minuto y cepillamos a conciencia. El producto arrastrará la grasa de nuestro cuero cabelludo, dejando el pelo suelto y con aspecto brillante. 


No suple un buen lavado, pero para utilizar entre lavados (sobre todo aquellas que, como yo, tenemos el pelo graso y necesitamos lavarlo cada dos días) es un recurso genial.


¿Conocíais este remedio? Tengo que confesar que la primera vez me pareció una cochinada, pero le di una oportunidad y me está gustando... en veranito no le daré mucho uso, pero en invierno, que sudamos menos, tendrá sus ratitos de gloria.... 


9

Tomates Rellenos a la Griega ...y un nuevo tour.

Hola a tod@s.

Ya estoy aquí con la segunda entrega de los paseos gastronómicos tomatiles. Hoy os traigo unos tomates rellenos al horno, plato griego por excelencia. Aunque mi versión es muy libre...




Mi pasión griega proviene de mi más tierna infancia, cuando leía historias mitológicas o nos daban el tema en clase de Historia. Creo que sólo sacaba sobresalientes cuando de este tema se trataba. Me embriagaba el halo misterioso de los templos griegos, su perfección arquitectónica y sus epopeyas.

La isla por excelencia que tod@s querríamos visitar es Santorini, pero yo he encontrado otro destino mucho mucho más romántico: Skópelos.

Puede que su nombre no os diga gran cosa, pero si os digo que aquí se filmó la peli Mamma mía, ¿a que la cosa ya cambia?



Skópelos pertenece a las Espóradas, en pleno mar Egeo. Isla de preciosas playas de arena blanca, cubierta de un manto verde de pinos y salpicada de pequeñas iglesias que parece que hayan sido dejadas por la mano del propio Zeus... ¿Que no te lo crees? Pues sígueme.

Primero desembarcaremos del ferry que nos ha traído desde la península en la preciosa capital de la isla, que tiene el mismo nombre: Skópelos.



Podremos visitar localizaciones preciosas...





Pasearemos por la maravillosa playa que presenció el romance entre Sophie y Sky:





...y visitaremos la iglesia de Aghios Loannis, colocada sobre un risco imposible, en la cual debían contraer matrimonio la pareja protagonista.



También podemos recalar en algún hotel de la zona (tal vez el propio Villa Donna, que está de incógnito); quién sabe, a lo mejor nos dicen donde encontrar la fuente de Afrodita mientras degustamos algún vinito local...




Y, para redondear este día maravilloso, pararemos en alguna taberna con vistas al puerto:



en la cual nos servirán unos estupendos tomates rellenos como guarnición de algún pescado fresco de la zona, capturado esa misma mañana.



Ingredientes:

-2 tomates medianos por persona, maduritos.
-un puñado de arroz por persona (sobrará).
-unas cucharadas de bechamel.
-unas cucharadas de parmesano rallado.
-albahaca fresca.
-pan rallado para gratinar (opcional).

Coceremos el arroz durante 10 minutos. Refrescamos y reservamos.

Con una cuchara de vaciar melón, vaciamos los tomates hasta dejarlos huecos. Reservamos la pulpa. Salamos por dentro los tomates ya vacíos y dejamos reposar boca abajo en un colador para que suelten el agua unos 10 minutos.

Mezclamos el arroz con parte de la pulpa de los tomates troceada, parmesano al gusto y bechamel suficiente para que quede meloso. Salamos bien y perfumamos con albahaca muy picada. Rellenamos los tomates. Si nos gusta, rociamos con pan rallado.

Ponemos en el horno a 200º unos cuarenta o cincuenta minutos. Dejamos reposar un poco y servimos.



Espero que hayáis disfrutado tanto del paseo como de la receta...

¡Que aproveche!
2

Ensalada Caprese... ¿me acompañas?

Feliz domingo a tod@s.

Si a ti, como a mi, se te atraganta el verano porque te ha tocado trabajar; para colmo estás con el aire acondicionado estropeado, y encima no tienes posibilidad de salir de tu entorno, entonces te propongo un paseito virtual con receta incluida.





Yo estoy todo el verano en el huerto, mis tomates me piden atención y ellos me compensan con un producto de una calidad excepcional. Voy a mostraros algunas recetas con tomates, sencillas a la par de resultonas, pero con un plus: un viaje virtual al lugar del que procedan. Hoy toca Capri.


Primero visitaremos las marinas:









Luego nos daremos un bañito en la playa, sofocos los justos, que hace mucho calor.






Nos daremos un paseito en mi barca, a disfrutar de la brisa marina:






Una vez en mi baladro, nos dirigiremos hacia la impresionante Gruta Azul, solo accesible en barco:





Y,  para rematar la jornada, pararemos en una posada a degustar una de las ensaladas más frescas y aromáticas que he probado:





Es la ensalada Caprese. Una sencilla combinación de tomate, mozzarella y albahaca que, imitando los colores de la bandera italiana, está de fábula. A mí me gustan las recetas así, minimalistas, así que no le he añadido nada que no necesitase. Tonterías las justas.



Ingredientes:


-un buen tomate maduro, si es valenciano mejor.

-queso mozzarella, no hace falta que sea de Buffala.
-albahaca de hoja grande.
-pimienta negra o al gusto, recién molida.
-un buen aceite de oliva virgen extra y sal.

Y una compañía agradable, que eso es fundamental...


¡Espero que os haya gustado!


¡Buen provecho!


NOTA: Todas las fotos las he tomado prestadas de diferentes webs. 
5