Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Mugcake de Avena y Chocolate.

Sé que me estoy pasando con el chocolate...



Pero es que con estos fríos no me apetece otra cosa. El chocolate (y más aún si está calentito), es el único ingrediente que me pone las pilas. En serio, es pensar en un bizcocho de chocolate y venirme arriba de inmediato.

Peero... no podemos estar horneando bizcochos a toda hora, y menos cuando la única que se los zampa eres tú mismita. El caso es que el tema de los mugcakes lo tengo muy muy abandonado. Craso error: estos minibizcochos instantáneos son perfectos para quitarnos la gula, alimentarnos de paso y encima pueden quedar más que decentes. Sólo es cuestión de controlar los tiempos en el micro.



Me encanta la avena, Justo la pasada semana compré harina de avena integral de la marca Harimsa, que por cierto me ha gustado mucho. Y era cuestión de tiempo que cayera este mugcake, ya que hacer tortitas o pancakes me da una pereza tremenda porque son, de nuevo, para mi sola.



Ya de paso, un chorritìn del sirope de chocolate Mary Lee, que venía en mi Degustabox de diciembre, para rematar la faena. Y frambuesas, por supuesto.

No te quedes con las ganas de un pastelito, y márcate uno como éste sin pensarlo dos veces. Me lo agradecerás.

Tiempo: menos que pensarlo.

Ingredientes (1 ración):

-1 cucharada sopera rasa de cacao puro sin azúcar (yo uso Valor).
-1 cucharada sopera rasa de azúcar moreno.
-2 cucharadas soperas rasas de harina de avena integral.
-3 cucharadas soperas rasas de leche de soja.
-1 huevo.
-1/2 cucharadita de café de levadura química.

Ponemos todos los ingredientes en un tarro de cristal con tapa, Cerramos y agitamos muy bien hasta que esté todo bien mezclado.

Vertemos en una taza, teniendo en cuenta que crecerá casi el doble.

Llevamos al micro 60 segundos a potencia máxima. Paramos y ponemos  30 segundos más. Comprobamos si está cocido pinchando con una brocheta, si sale limpia ya está. De lo contrario poner 10 seg más e ir jugando con este intervalo, hasta que salga limpia. Es preferible que esté algo húmedo.

Sacar y volcar en un plato.

Esperar cinco minutos, decorar a nuestro gusto (o no) y al ataque.

¿Qué me decís? Dentro de poco y nada, más opciones, que esto engancha.

Mabel.

No hay comentarios