DESAYUNOS

Marillenpalatschinken (creps austríacos).

10:00

¿Los conocías?



Porque yo te aseguro que no. Pero como hoy toca asaltablogs, he tenido la oportunidad de conocer un blog en el cual hay un montón de recetas de la gastronomía europea, ente ellas ésta. En realidad se trata simplemente de unos creps rellenos de mermelada de albaricoque típicos de Austria. Y sí, simplemente son deliciosos.



La verdad es que Bea tiene multitud de delicias dulces, pero yo necesitaba algo sencillo y que no resultasen demasiadas raciones, ya que tenía claro que me lo iba a zampar yo solita. Ella indica que son dos raciones, pero yo me lo he zampado para merendar, y me han salido tres creps, claro que mis medidas igual no son muy standars...jajajja.



Yo no suelo dorarlos mucho, no tengo paciencia y además me gustan bien tiernos, aunque lo normal es dejarlos doraditos. También podía haber regado estas delicias con sirope de chocolate, pero no. Me he contenido y con una lluvia de azúcar glas ha sido suficiente. Os invito a probarlos, un día es un día.



Bea, me ha encantado asaltarte. Que sepas que tus creps se quedan conmigo, aunque el relleno lo variaré en sucesivas intentonas... me he quedado con ganas de más.

Ingredientes (2 raciones):

-1 huevo entero y 1 yema.
-4 cucharadas soperas rasas de harina de repostería.
-125 ml de leche.
-1 cucharadita de azúcar moreno.
-1 pizca de sal.
-mantequilla para engrasar la sartén.
-2 cucharadas soperas de mermelada de albaricoque.

Preparación:

Primero, ponemos la mermelada con un chorritín de agua un minuto en el micro, sacamos y deshacemos bien para que quede una salsita suelta pero espesa.

En un bol, mezclamos el resto de ingredientes menos la mantequilla y batimos bien con unas varillas. Tiene que quedar una mezcla fina y sin grumos.

Calentamos una sartén antiadherente con una cucharadita de mantequilla. Echamos una cuarta parte de la mezcla y dejamos hacer hasta que esté completamente cuajada. En la misma sartén, ponemos en una esquina una cucharada de la mermelada, enrollamos y dejamos en un plato.

Procedemos de igual forma con el resto de la mezcla, hasta conseguir cuatro creps.

Servimos inmediatamente. Yo consumí dos, y el restante lo devoré en otro momento calentando unos segundos en el micro.

¡Deliciosos estos creps de nombre impronunciable!

Mabel.

Te encantará:

28 comentarios

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Estela. A la tarde me oasis a ver tu botín!

      Eliminar
  2. Buen asalto! Los creps me chiflan. Buena receta

    ResponderEliminar
  3. Hoola!, sabes lo que me ha molado mucho de esta receta... las cantidades, poder hacer unas crêpes para uno solo es estupendo, y te quita la pereza de hacer masa para luego ves a saber si la tienes que tirar.
    Y con albaricoque... a la austriaca, pues óle!
    Bss :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, yo odio desperdiciar comida, y si veo raciones para dos, me hacen los ojos chirivitas... Y lo mejor que están muy ricos!!!
      Un besote!!!

      Eliminar
  4. encantada de que te hayan gustado, imaginacion al poder de como rellenar y acompañar, me ha encantado ver mi receta hecha por ti, parecen cosas diferentes, besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Es difícil decidirse con tantas recetas dulces y deliciosas. Buen asalto! Besos

    ResponderEliminar
  6. Cuanto tiempo que no preparo creps, me han entrado unas ganas...

    ResponderEliminar
  7. Que ricos!!! A mi hija mayor le ha dado ahora por hacer crepes (es lo que tiene estudiar franc´´es jaja) se los enseñaré, seguro que le gusta :D Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Me encantan y ya si los riegas con salsa de chocolate , delicia total .

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Mabel,
    Menuda merendola, que rica.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  10. tengo que hacerlos, tengo en casa una devora-crepes insaciable!! jaja
    que pinta más rica! enhorabuena, besos!!

    ResponderEliminar
  11. Jo, son absolutamente irresistibles y el toque de las frambuesas acompañando es perfecto

    ResponderEliminar
  12. No sé si sabes que de todas las recetas francesas que me gustan, las crêpes fueron las primeras que aprendí a hacer y desde entonces, no he dejado de prepararlas. Me encantan las tuyas y no las conocía. Besos.

    ResponderEliminar
  13. UUUiii que ricos!
    Yo no soy mucho de crepes pero cada que veo unos se me hace la boca agua ¿tu te crees?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  14. Madre mía, cuando he leído el nombre de la receta no sabía qué esperar!! Jajajaja. Pero qué grata y dulce sorpresa estos crepes.
    Genial asalto! Muás
    Ni Blanco Ni en Botella

    ResponderEliminar
  15. Ostras que ricos, los pienso hacer este finde con mermelada de fresas.
    Felicidades por el asalto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Pero ese nombre ene l titulo no se acaba nunca! menos mal que has puesto que eran jajajajaja. Muy ricos deben estar aunque yo los tuesto un pelin mas jejejeje. Buen asalto!

    ResponderEliminar
  17. Irresistiblemente buenos!! yo me los comía todos sin pensarmelo dos veces!! Bs.

    ResponderEliminar
  18. Estupendo asalto. En casa los crêpes nos gustan de todas las maneras. Besos

    ResponderEliminar
  19. Menudo bocado tan delicioso!!! Te han quedado geniales y a mí me pasa como a ti los primeros no me gusta dejarlos mucho tiempo porque me los como sobre la marcha :)

    ResponderEliminar
  20. Son como los frixuelos asturianos,muy ricos.besinos

    ResponderEliminar
  21. Unas crêpes de nombre imposible, me encantan. Beso.

    ResponderEliminar
  22. Perfectos, se hacen en un momento, te quitas el antojo y no dejas sobras. Me encanta la idea. Kissess

    ResponderEliminar
  23. Qué ricos y qué sencillos! además, si tienes ganas de dulce no tienes por qué empacharte! muy buen asalto.

    ResponderEliminar
  24. Cuanto tiempo sin hacer creps..... Mabel que ganas me has hecho de ponerme a hacer unos cuantos. Te han quedado geniales!!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  25. Sencillamente deliciosos! me encantaaan!

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME