LEGUMBRES.

Garbanzos al estilo Marroquí.

10:29

¿Quién se apunta a un buen plato de garbanzos calentitos?


De vez en cuando te apetece probar cosas distintas, los mismos ingredientes pero cocinados de otras maneras. Eso es lo que me ha pasado con esta rica receta. La encontré por casualidad en el blog de Bea, y me la guardé en pendientes. Esta semana está siendo tan fría que no paro de rebuscar recetas que reconforten, y aparecieron por los archivos estos garbanzos deliciosos.



Me encantan los garbanzos, son mi legumbre favorita. Igual me gustan acompañando a un arroz, que a unas espinacas, triturados en forma de hummus, en ensalada, incluso el caldo es aprovechable (ver aquí). Pero le tenia ganas a un guiso diferente, y esta receta cumplía sobradamente mis espectativas: es sencilla, aromática, no lleva nada de carne y encima ha gustado muchísimo en casa. Yo os la muestro tal cual, pero la serví con huevo duro rallado por encima y calentada unos minutos sin parar de remover hasta que la yema se disuelve en el caldo. Una verdadera delicia.



He tomado un poco libremente la lista de ingredientes. No tenía cebolla ni apio, así que no le puse. El tomate que utilicé fueron cherrys de tres colores en lugar del triturado que ella propone. Las especias, no tenía cilantro y le puse tres clavos de olor machacados en el mortero. Bea la hace en la thermomix y yo en la olla rápida. Deliciosa igualmente y totalmente recomendable.

Tiempo: 1 hora más 1 día de reposo.

Ingredientes (cuatro raciones):

-1 y 1/2 botes grandes de garbanzos cocidos de buena calidad.
-6 tomates cherry, yo usé amarillo, naranja y rojo.
-1 zanahoria pequeña.
-1/2 pimiento rojo, yo usé congelado de mi cosecha de verano.
-1 rama de perejil fresco.
-1 punta de cuchillo de las siguientes especias: clavo, canela, jengibre, pimentón, nuez moscada y comino.
-1/2 litro de caldo de verduras, yo usé de brick de Gallina Blanca.
-un buen aove y sal.
-2 huevos duros (opcional).

En el vaso picador de la batidora, trituramos juntos los tomates, las hojas de perejil y la zanahoria.

Vertemos todo en la olla junto a un buen chorro de aove y sofreímos un poco, removiendo de vez en cuando. Añadimos el pimiento troceado pequeño y las especias y dejamos sofreír un par de minutos.

Añadimos el caldo y los garbanzos. Cerramos la olla y cocemos 30 minutos. Dejamos enfriar.

Cuando vayamos a servir, rallamos los huevos encima sin sacar de la olla y dejamos estofar un minuto sin parar de remover.

Como he dicho, mejora muchísimo preparado de víspera.

Este plato se queda en mi cocina por derecho propio.

Mabel.

Te encantará:

0 comentarios

SUBSCRIBE


FOLLOW ME