Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

ARNADÍ.

Aquí estoy otra vez. Esta vez voy a contaros una historia.
Hasta la entrada de las tropas de Jaime I en la ciudad, Valencia era árabe. De aquella época nos queda un legado riquísimo, tanto cultural como gastronómico, y buena prueba de ello es el Arnadí.

El Arnadí es un postre a base de calabaza o boniato (yo personalmente prefiero la primera), amalgamado con yema de huevo y almendra molida, y aderezado con canela y cáscara de limón. Hacía años que había caído en desuso, pero la tendencia actual de recuperar recetas tradicionales lo ha resucitado. Era un postre típico de cuaresma, pero a mí me gusta preparar las recetas cuando los ingredientes principales están de plena temporada...

Se prepara en fuentecillas de barro y su forma cónica recuerda al tajine, esa cazuelita de barro típica del norte de Africa (me tengo que hacer con una)...
...con la tapa de forma cónica. Lo cierto es que es un disfrute para el paladar. Su sabor recuerda a las yemas y al mazapán. Es rico en fibra y ácidos grasos y bajo en colesterol. Y si no lo pruebas, no sabes lo que te pierdes...

Ingredientes (para 6 personas):

-media calabaza de tamaño medio asada al horno.
-2 yemas de huevo.
-un vasito de azúcar.
-100 gr de almendra molida.
-canela en polvo.
-ralladura de cáscara de limón.
-un puñadito de piñones o almendras fileteadas.

Primero asamos la calabaza. 
Cuando esté doradita, sacamos del horno, quitamos la corteza y las pepitas. Yo sólo utilicé la mitad, la otra la congelé.
Ponemos a escurrir la pulpa en un colador. Dejamos toda la noche, tiene que perder toda el agua posible.
Al día siguiente, mezclamos la pulpa con la almendra, el azúcar, el limón y la canela al gusto.
Añadimos las yemas sin nada de clara.
La pasta resultante la ponemos en una cazuelita de barro de tamaño adecuado a la cantidad de masa. Alisamos la superficie con una espátula haciendo forma cónica.
Adornamos la superficie con los piñones o las almendras de forma decorativa.
Lo llevamos al horno a 150º durante unos 45 minutos o más. Yo lo tuve una hora. Estará listo cuando se dore la punta del dulce y se haya secado la superficie.
Como siempre digo, es preferible degustar al día siguiente. Rico rico y para no abusar, que debe de tener unas cuantas calorías... Que lo disfrutéis.

¡Buen provecho!

3 comentarios

  1. Madre mia , que delicia
    Me encanta la comida arabe, con todos sus sabores y olores, y esta receta me tiene que encantar.
    A ti te ha salido genial , con su tajin autentico y todo
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta hecho en una ollita de barro normal, no es el tajin auténtico... a mí también me encanta la cocina moruna, con sus sabores especiados y exóticos. Estoy experimentando, espero que me salgan platillos comestibles ;D.
      Un beso también para tí.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por pasar a visitarme, ya se que el arroz al horno es valenciano, de hecho lo aprendí cuando vivía en Valencia en La Pobla de Vallbona, me refería a que se hacia con los restos del cocido. También es uno de mis preferidos junto con el arroz con acelgas me encantan. Me gusta tu blog y esta receta tiene una pinta estupenda, no había oído hablar de ella, pero con tu permiso me la copio, y me quedo por aquí.;)

    ResponderEliminar