BIZCOCHOS Y CAKES

Sponge Cake (Pandispan Pufos).

12:27

Hoy os traigo una receta de ésas que a mí me gustan: buena, bonita y barata.

Las chicas de Resposteras por Europa nos llevan este mes a Rumanía. Como yo necesitaba una receta fácil y asequible, cuando vi esta propuesta no me lo pensé. El bizcocho esponja es muy típico en Rumanía, y de hecho la receta la encontré en un blog de cocina típica de allí. Así que me puse a ello sin demora.



El Sponge Cake o bizcocho esponja no lo había hecho nunca y me apetecía un montón probar. Pero en esta receta encima lo vi combinado con chocolate, estilo cebra, e intenté emularlo. No sé muy bien qué falló, pero mi masa resultó bastante más densa de lo deseable y me salió un bizcocho en dos colores, pero precioso igualmente.



La textura es tan delicada... y encima no lleva levadura ni ningún tipo de impulsor. Sólo resaltar que en la receta original decía que se horneaba en 30-35 min, y a mí me tardó cerca de 55. Por lo demás, totalmente recomendable.



También lleva en la receta original un poco de ron, que yo no le puse. Lo que sí le puse es una buena cantidad de azúcar glas por encima. Y mis invitados quedaron prendados del bizcocho. Es etéreo y ligero, se come sin sentir.



Tiempo: Algo más de una hora.

Ingredientes:

-4 huevos L.
-240 gr de azúcar.
-150 gr de harina.
-4 cucharadas soperas de aceite de girasol.
-1 pizca de sal.
-1 cucharadita de extracto de vainilla (Yo uso la de Vahiné, le echo un chorrito).
-2 cucharadas de cacao en polvo Valor.
-azúcar glas para espolvorear.
-papel de horno.

Primero encendemos el horno a 180º.

Con un pincel, engrasamos ligeramente un molde de cake y lo forramos con papel de horno, así se quedará pegado todo el papel al molde. Reservamos.

Montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal. Cuando van cogiendo cuerpo, vamos añadiendo poco a poco la mitad del azúcar. Dejamos bien firmes. Al final añadimos el chorrito de vainilla. Reservamos.

Batimos las yemas con el aceite y el resto del azúcar. Cuando estén cremosas, añadimos la harina cernida (con ayuda de un colador) e integramos bien.

Mezclamos con cuidado la mezcla de yemas con las claras hasta que esté todo bien integrado.

Dividimos la mezcla, a una de las mitades añadimos el cacao e integramos bien.

En el molde preparado, echamos un poco de mezcla blanca, encima un poco de la de chocolate, encima de blanca y así sucesivamente, terminando por la crema blanca.

Horneamos hasta que esté el centro hinchado. A partir del minuto 30 vamos comprobando con un palillo, ha de salir limpio.

Cuando esté frío, decoramos con azúcar glas.

Sencillo, delicioso y efectista.

Espero que os haya gustado.

Mabel.


Te encantará:

16 comentarios

  1. Te ha quedado precioso, casi me gusta más así que con el efecto de cebra jejeje. Y se ve muy esponjoso, seguro que estaba riquísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! La verdad es que ha gustado más la parte blanca que la de cacao, igual me he pasado en la cantidad. Pero muy recomendable!!!
      Besos.

      Eliminar
  2. Mabel, yo tampoco he hecho nunca un bizcocho sin levadura y sin azúcar no sé qué tal me saldría el tuyo.
    Da igual que quede modo cebra o no, si estaba bueno, ya tienes que estar contenta y como dices, gustó mucho. Gracias por compartirlo.
    Besos y nos vemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que este saldría muy bien con algún endulzante de los que usas. El secreto está en montar muy bien las claras y mezclar las dos masas con delicadeza, pero imagino que sí quedará bien.
      Besos y hasta pronto!!!

      Eliminar
  3. Las harinas absorben diferentes cantidades de líquido, y cambiando de marca de harina o incluso de humedad ambiente (que las afecta y mucho) cambia la textura de los bizcochos... algún disgustillo me he dado a cuenta de esto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ana. Además creo que me pase de cacao, quizás con una cucharada la masa habría sido más manejable, el cacao amargo reseca mucho las masas.
      Besos.

      Eliminar
  4. woww!!se ve espectacular este super bizcocho!Aiinss que bien me vendría ahora un cachito
    besitos guapa!

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla de bizcocho, me encantaaaaaaaaaaaaaaaaa que te haya quedado mitad y mitad, y se ve delicioso (a mi es que los bizcochos me encantan, como tu dices, entran sin sentir... jejeje!).
    Gran aportación a nuestro viaje!! Besitos!

    ResponderEliminar
  6. jo madre mía, ´sólo verlo me entran unas ganas de merendar comer y de todo que no veas. Vaya pintaza. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  7. Hola Mabel me encanta tu bizcocho, se ve delicioso. Me imagino que al no llevar levadura será como uan especie de bizcocho genovés que las claras batidas hacen que crezca. Y aunque no te haya quedado estilo cebra te ha quedado precioso, yo me lo comía sin remordimientos, ja, ja, ja...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Rosi, es como el genovés pero queda como más merengado. Más crujiente.
      Besos!!!

      Eliminar
  8. Se ve muy delicioso Mabel!!. Y esa combinación con el chocolate, delicioso!!.
    MAIKA-DULCE PECDILLA

    ResponderEliminar
  9. hola!; te ha quedado precioso en dos colores, yo el cebra no lo he intentado nunca, la verdad que no se si me saldría. Pero el tuyo se ve muy jugoso y delicioso, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Silvia. Volveremos a probar con otra masa, que al cebra le tengo ganas.
      Besos.

      Eliminar
  10. Mabel que locura de bizcocho.. no solo por lo riquísimo que estará... si no por lo bonito que te ha quedado también. Un beso

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME