SOPAS Y CREMAS.

Crema de Pimiento Rojo y Gambas.

14:14

No hay nada mejor para combatir el frío que una buena crema de verduras calentita...



Y con su punto de cayena, hace entrar en calor al más friolero. Nos encanta la cayena, tanto que a veces se nos va la mano  (al menos a mi costilla, cuando le da por trajinar en los fogones). Este verano congelé pimientos rojos cuando estaba en plena producción. Poquitos, ya que mi congelador no da mucho de sí, pero los suficientes como para disfrutar al menos de tres recetas con ellos cuando llegara el frío. Ha tardado, sí, pero ha venido para quedarse.



En éstas que mi amiga Marisa, de Thermofan, había convocado un reto en el cual había que congelar frutas y/o verduras de verano para disfrutar ahora en otoño. Y qué mejor que una crema bien calentita para reconfortar cuerpo y alma.



Le he añadido unas gambas congeladas para darle más gracia, que en casa nos chiflan. Una patatita, un pellizco de estragón y un poco de ajo, y a disfrutar como enanos. Si le agregamos unos corruscos de pan frito, ya lo bordamos.



Espero que os guste. A nosotros nos ha encantado.

Tiempo: 40 min +/-

Ingredientes (para 2-3 personas):

-1/2 litro de caldo de pescado de buena calidad.
-1 patata mediana, pelada y troceada.
-1 taza de pimientos rojos troceados, congelados. Aunque puedes usar frescos, ¡claro!
-1/2 taza de gambas peladas descongeladas.
-3 dientes de ajo.
-aove.
-1 guindilla seca.
-estragón y sal.

Los pimientos los he usado directamente del congelador. Simplemente los lavé, troceé y puse en bolsas extrayendo todo el aire posible.



Primero, ponemos en una cacerola un chorro de aove y doramos los dientes de ajo, pelados y cortados en láminas. Cuando empiecen a dorarse, añadimos las gambas y la guindilla. Damos vueltas hasta que empiecen a dorarse las gambas.

Añadimos el pimiento. Dejamos el tiempo necesario, hasta que quede blando. Evidentemente, si usamos pimientos frescos este tiempo se reducirá considerablemente.

Añadimos la patata troceada, damos unas vueltas. Regamos con el caldo y sazonamos con el estragón y la sal. Dejamos cocer a fuego medio, hasta que esté bien deshecha la patata. A mi me tardó unos 20 min. Una vez apagado el fuego, intentamos desechar la cayena, si la enontráis...

Trituramos bien fino con la batidora, rectificamos de sal y a disfrutar.

Es perfecta para guardar de un día para otro. Yo, con el horario de locos que llevo ahora, así la he preparado, de víspera.

Sed felices.



Te encantará:

2 comentarios

  1. Mabel, acabo de venir a comentarte y estaba en mi blog y se actualizan las entradas de los blogs que sigo. Veo tu crema y ya tengo claro que esta cremita tan rica se viene a congelando. Hoy apetece una barbaridad. No veas el día que tenemos.
    Muchas gracias por regalarnos un trocito de tu cosecha de verano, con otro cachito muy bonito de amistad.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmmm riquisima esta crema! Y con ese toque de gambitas mas!

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME