CHOCOMARTES

CHEESECAKE DE CHOCOLATE AL MINUTO...para dos.

8:21

¡Feliz martes!

Siempre me han encantado los tarros de cristal de las conservas. Guardo un batallón, que son de lo más prácticos cuando me decido a hacer mermeladas. Pero a veces te encuentras con algunos tan chulos y con un tamaño tan práctico, que decides darles un nuevo uso.





Uno de los grandes problemas de cocinar para dos son los dulces. Todas las recetas de bizcochos y tartas están pensadas para 6 o más personas, y a mi me apetece a veces un caprichito, pero tengo que cocinar dulce para una semana... ¿y quien se lo acaba zampando todo?... ¡Adivinen!



Así que me puesto a investigar. Las raciones no sólo quedan monísimas, sino que resultan la mar de prácticas. Estos botes tienen una capacidad de unos 380ml, las tapas vienen genial para conservar los dulces en la nevera, y resultan perfectos para experimentar distintas tartas en tarro para compartir entre dos.



Esta receta sólo tiene una dificultad, y es no pasarse de tiempo en el microondas. Para los amantes del queso es perfecta. Como a mi chico no le gusta el queso tengo merendola para dos tardes, ¡y sin remordimientos!



La receta la vi aquí, y pensé que era perfecta para probar un cheesecake al que hacía tiempo que le tenía ganas. 



Y ya de paso, recuperamos los CHOCOMARTES, que habían caído casi en el olvido...


Tiempo: 15 min. más unas horas de reposo en la nevera.

Ingredientes (para dos raciones):

-3 cucharadas soperas de harina.
-3 cucharadas soperas de leche.
-2 cucharadas soperas de aceite.
-2 cucharadas soperas de cacao en polvo.
-2 cucharadas soperas de azúcar.
-1 cucharada de café de vainilla en polvo.
-1 cucharada de café de agua de azahar.
-1 cucharada de café de levadura tipo Royal.
-1 pizca de sal.

Para la cheesecream:

-2 cucharadas soperas generosas de queso en crema (yo usé uno tipo Philadelphia, de 17%mg)
-2 cucharadas soperas de leche.
-1 cucharada sopera de azúcar glas
-1 cucharada de café de cacao en polvo.
-chocolate blanco rallado para decorar.

Mezclamos muy bien en un bol los ingredientes secos del bizcocho. Añadimos los ingredientes húmedos y hacemos una pasta. Si queda muy densa, podemos ir añadiendo un chorrito de leche hasta que podamos trabajarla.

Repartimos la masa en dos recipientes de cristal aptos para el microondas. Ponemos al 100% de potencia un minuto. Si vemos que está aún muy húmedo, dejamos 30 segundos más. OJO: nunca dejar más de dos minutos, so pena de que se seque demasiado. Dejamos enfriar.

Preparamos la cheesecream batiendo los ingredientes menos el chocolate blanco. La repartimos en los dos bizcochitos y llevamos al frigo al menos dos horas.

Para servir, decoramos con el chocolate blanco rallado.

Si no os gusta el agua de azahar, podéis suprimirla. Y el queso lo podéis sustituir por uno de 0% de mg, este estaba rico pero quizás os resulte algo pesado.

Como casi todos los postres, mejora con un día de reposo en la nevera.

Bueno, seguiremos experimentando. ¡Me gustan las tartas en tarro!

Besos y gracias por estar aquí.

Te encantará:

5 comentarios

  1. Jolin, pues quedan chulisimas, que preciosidad y además la ración justa para que no pese la conciencia, besossssss

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que has aprovechado los tarros. ¿Te aceptamos reciclaje de tarros en nuestro proyecto?, ja,ja. Me encantan las fotos y debe estar de muerte el postrecito.
    Pues sigue recuperando chocomartes y poniéndome los dientes bien largos.
    besos

    ResponderEliminar
  3. hola!!! me encantan estas recetas minis, en botecitos individuales, quedan tan monas y deliciosas, un capricho ideal, me ha gustado! besos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, esta la preparo pero ya. Qué rica y qué práctica. Besets

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME