Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

CAKE DE CHOCOLATE Y ALMENDRAS CON ACEITE DE OLIVA.

Feliz lunes a tod@s.

Hoy hace una mañana espléndida, ya va apeteciendo buscar un ratito para acercarnos a la playa. Ayer, de no haber sido el día de la madre, me hubiera dado el primer chapuzón de la temporada.

Pero lo cierto es que pasamos un día estupendo comiendo en familia, en el porche de casa de mi madre. Como en casa somos muy chocolateros, decidí hacer una tartita de chocolate. Mirando y mirando encontré esta receta fabulosa de Nigella Lawson, y en cuanto la vi supe que tenía que hacerla sí o sí.


Sorprendentemente sencilla, nos gustó tantísimo que no podía dejar de mostrárosla. Lo único que hay que tener en cuenta es que hay que prepararla la víspera. Y eso sí, calorías tiene un rato, así que mejor no mezclar con otros dulces... por sí sola ya es un pecado.

Intentaremos utilizar un cacao de calidad, ya que será determinante para el sabor del pastel.

Ingredientes (para un molde de unos 22 cm aprox.):

-50 gr de cacao en polvo para taza.
-125 ml de agua hirviendo.
-150 ml de aceite de oliva (yo virgen extra).
-3 huevos.
-125 gr de almendra molida.
-2 cucharadas soperas de maicena.
-200 gr de azúcar glas.
-1/2 cucharadita de café de levadura.
-1/2 cucharadita de café de vainilla en polvo.

Primero encendemos el horno a 170º para que vaya cogiendo calor. Luego, en el agua hirviendo echamos el cacao y la vainilla. Batimos bien con las varillas y dejamos reposar hasta que se entibie. 

Mezclamos en un bol las almendras, la levadura y la maicena.

Engrasamos con aceite y un pincel un molde para el horno. Yo forro la base con papel de hornear que también engraso, ya que así es muchísimo más fácil desmoldar después.

Batimos en un bol los huevos con el azúcar y el aceite con una batidora eléctrica. Dejamos que cojan mucho aire.

Añadimos el chocolate, que estará tibio, y seguimos batiendo. Después vertemos la mezcla de almendra y volvemos a batir. Vertemos en el molde engrasado.



Ponemos en el horno. Dejamos hacer a 170º unos 40-45 minutos, o hasta que la superficie esté hinchada por igual. Una vez esté cocido, sacamos y dejamos reposar. 

Veremos que el pastel se baja por completo durante el enfriado. Una vez frío, desmoldamos. Yo me ayudo despegando los laterales con la hoja de un cuchillo. Retiramos el papel del fondo y dejamos reposar.


Un rato antes de consumir lo decoramos. Yo utilicé azúcar glas y sirope de chocolate.

Podemos hacerlo en el día, pero mejora con el reposo. Mirad el corte:



Recuerda ligeramente a los brownies, pero es diferente. Deja un regustillo como a mazapán...

Mi mamá quedó muy contenta. Yo no sé las veces que repitió, jajaja...

¡Un beso!

10 comentarios

  1. Que maravilla, me gusta tu postre, es una delicia, por aquí la mañana ya no es tan buena como ayer que parecía verano total..... pero no hay queja,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que probarlo, está buenísimo y muy fácil. Y quedas como una reina... Un beso, María Jesús.

      Eliminar
  2. se ve estupenda y si tu madre repitio es que estaba muy rica

    ResponderEliminar
  3. Una muy parecida hago pero sin almendras que esta de rechupete. Esta se ve húmeda de las que a mi me gustan, besos

    ResponderEliminar
  4. ummm se ve deliciosa, no me extraña tu mama repitiera tanto, besos

    ResponderEliminar
  5. Mientras vas leyendo te imaginas lo buena que está, pero cuando ves el corte ya te convences del todo, se ve exquisita, yo también repetiría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ummmmm... las tartas de chocolate son mi debilidad desde pequeñita, de hecho mi madre tuvo que dejar de hacerla en el cumple de mi hermano para hacerla en el mío.
    Tiene una pinta excelente y más a estas horas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Yo utilizo el de la marca Meivel, que compro en Consum, o el de Valor indistintamente. Pero cualquiera que te dé buen resultado para hacer a la taza servirá. Espero haberte ayudado, un abrazo.

      Eliminar