POSTRES

TARTA DE MANZANA DE LA TÍA MABEL.

7:57

Esa soy yo, jejeje. Hay muchas formas de hacer una tarta de manzana, de hecho yo hasta hace poco siempre la había hecho con hojaldre congelado, pero una se hace mayor y necesita  de mayores desafíos...

Esta es la tarta de las tres B: buena, bonita y barata; es una tarta comodín con la que vas a acertar seguro, ya que yo no conozco a nadie que no le guste, aunque sea sólo un poco. Asequible en todos los aspectos, sale bien seguro. Sólo hay que tener algo de cuidado al elaborar la masa y cuidar que esté bien fría antes de entrar en el horno. También comprobaréis lo fácil que es hacer una crema pastelera. Vale la pena, ya que la mermelada está bien, pero la crema está mejor.


Es importante utilizar mantequilla y no margarina, de lo contrario la masa quebrada no saldrá bien.


Aunque para cocinar siempre es recomendable utilizar manzanas de tipo reineta, aquí la verdad es que para esta receta es mejor utilizar de carne más blanda, ya que sólo las pondremos en la superficie y no han de cocerse tanto.


Ingredientes:


-250 gr +/- de harina de trigo tamizada.
-120 gr de mantequilla a temperatura ambiente (pero firme) y cortada en trocitos.
-2 manzanas tipo Granny smith.
-1 yema de huevo.
-4 cucharadas de azúcar, más otras 2 para el almíbar.
-1/2 vaso de leche.


Primero amasaremos bien la harina junto con la mantequilla y dos cucharadas de agua helada. Cuando tengamos una masa fina y que no se pegue a las manos la ponemos en un bol, la tapamos bien y la dejamos una hora en la nevera.
Mientras preparamos la crema. Batimos bien en un cazo la yema con el azúcar y una cucharadita de harina.


Cuando esté bien mezclado, añadimos la leche y ponemos a fuego suave, removiendo de vez en cuando con las varillas.


Sacaremos la masa del frigo. Os voy a dar un truco: estas masas sin huevo resultan muy difíciles de manejar si las tenemos que transportar a otro recipiente. Yo utilizo una hoja de papel de hornear para  extenderlas. Ponemos la bola de masa sobre el papel, la espolvoreamos de harina y la extendemos con el rodillo. Ahora sólo hay que darle la vuelta sobre el molde elegido. Con ayuda del papel, presionaremos bien para pegarla a los bordes, y luego recortaremos lo que sobre.
Una vez bien extendida, la volvemos a meter en la nevera. Ahora veremos la crema pastelera, que tendrá más o menos este aspecto:
La dejaremos enfriar en la nevera. Ahora procedemos a cortar las manzanas en cuartos, y luego en láminas (una vez peladas, claro).
Sacaremos la masa de la nevera, y extenderemos la crema sobre toda la base.
Luego pondremos con cuidado las láminas de manzana solapándolas un poquito.
Llevaremos la tarta al horno a 180º unos 45 minutos. Pasado este tiempo, si no se ha dorado suficientemente, pondremos la tarta unos minutos al grill. Una vez fría la tarta la pintaremos con un almíbar hecho así: ponemos a hervir dos cucharadas de agua, dos de azúcar y un chorrito de zumo de limón hasta que se espese un poco. Con ésto le daremos brillo.




Dejar que se enfríe muy bien y al ataque.


¡Buen provecho!


Consejo: Si podemos conseguir una vaina de vainilla, poner a hervir la leche sola con la vaina unos minutos antes de hacer la crema. Estará mucho más rica.

Te encantará:

2 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja... la verdad es que sobró justo tu parte!!!

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME