Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

TARTA DE GALLETAS Y CHOCOLATE ESPECIADO.

Las napolitanas de Cuétara puede que sean, junto a las yayitas, mis galletas preferidas. La tarta de galletas es tan vieja como las propias galletas, cuya receta venía frecuentemente explicada en el reverso del envase. La había probado en diferentes ocasiones, pero lo cierto es que nunca me había animado a hacerla.




Como últimamente veo el chocolate disfrazado con muy diversas especias, decidí experimentar mi propia mezcla. La verdad es que ha tenido bastante éxito. Al menos, David se la comió sin rechistar...

Además, la crema no lleva nada de mantequilla ni nata, así que tampoco tiene tantas calorías, lo cual siempre viene bien, ¿no?.

Yo la hice de cinco raciones, ya que sólo somos dos en casa, pero mis indicaciones son para 8 comensales.

-40 galletas napolitanas.
-1 tableta de chocolate fondant (me gusta el del Consum).
-2 huevos.
-1/2 litro de leche entera.
-1 cucharada rasa de harina.
-4 cucharadas de azúcar.
-canela en polvo.
-molinillo de 5 bayas (sí, pimienta rosa, negra, etc)
-azúcar en grano (para el topping).

Primero ponemos a hervir la leche con bastante canela y un par de giros de molinillo de las pimientas.


Aparte, batimos muy bien los huevos con la harina y el azúcar.


Cuando la leche hierva, la colamos para eliminar la nata y la añadimos a los huevos con mucha rapidez para que no cuajen. Entonces echamos el chocolate troceado y batimos hasta que se funda.


Ponemos la mezcla al fuego muy suave, batiendo de vez en cuando para que no se pegue, hasta que empiece a espesar.

Mientras habremos preparado las galletas en una fuente. Yo puse cinco, pero pondremos ocho alineadas.


En cuanto se espese la crema, apartamos del fuego y empezamos a montar la tarta. Una capa de galletas, una de crema abundante. Presionaremos un poco las galletas para evitar huecos entre las capas.


La última capa la podemos hacer de chocolate o de galleta. Yo la hice de galleta, porque me gusta que quede algo durita la superficie.


Cubrimos con el topping elegido, que puede ser anisitos de colores, chocolate rallado o en fideos, o azúcar granulado, como el que usé yo. Llevamos la tarta a la nevera,  bien cubierta con papel de aluminio, y dejamos enfriar unas horas. A mí me gusta preparar estos postres de víspera.

Cada galleta marcará la ración. Para servir, podemos cubrir con nata en spray, que siempre resulta apetecible.


Preparaos para chuparos los dedos. Y no os preocupéis por la nata, ¡¡¡no engorda!!!

¡Qué aproveche!

No hay comentarios