Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Pesto Rosso o Sobrasada Vegana.

Hoy cenamos de picoteo, ¿hace o no hace?



Y encima de picoteo sano. Este pesto no sólo es delicioso, sino que su sabor recuerda muchísimo a la sobrasada, pero infinitamente más rico. He descubierto esta receta por casualidad, ya que el otro día vi en el súper una bolsita de tomates secos a buen precio, y decidí llevármela aunque sin saber muy bien en qué los iba a utilizar. Rebuscando recetas, encontré ésta y me pareció perfecta. Sencilla, rápida y encima tenía todos los ingredientes a mano. No me lo pensé más.



El origen de este pesto parace ser que es siciliano. Hay muchas variantes del pesto de tomate, y casi todas llevan queso en su elaboración. De haberle puesto queso mi costilla ni se habría acercado, y decidí sustituirlo por almendra en cubitos que sí tenía. La receta no puede gustarme más, y se queda en casa por derecho propio.



Es ideal para untar en pizzas, para condimentar pastas aligerándola con algo de agua o caldo de verduras, y para untar en tostadas que es como yo voy a usarla. Cuando leí que algunos se atrevían a llamarla sobrasada vegana pensé que exageraban, pero no. Una vez la crema ha reposado alguna horita en el frigo, su sabor se acentúa y recuerda muchísimo a la sobrasada, Sólo que más rica, con más matices e infinitamente más sana.

Con unas galletitas saladas, un auténtico vicio. Y con dificultad nivel cero.

Tiempo: 15 min de remojo + 10 min + 2 horas de reposo en la nevera (mínimo).

Ingredientes (para un bol de unos 300 ml):

-16 medios tomates secos. Yo he usado unos del Mercadona, y vienen en mitades.
-1 cucharada sopera de piñones.
-1 cucharada sopera de almendra en cubitos.
-1/2 cucharadita de café de sal.
-125 ml de aceite de oliva virgen extra.
-1 diente de ajo.
-1 cucharadita de café de hierbabuena seca.
-unas ramitas de perejil fresco.
-un chorro de zumo de limón.
-1 guindilla seca.

Ponemos los tomates en remojo en agua fría unos quince minutos, o hasta que se ablanden. Una vez estén hidratados, les eliminamos todas las semillas posibles y los introducimos en el vaso de la batidora.

Añadimos el resto de los ingredientes, y empezamos a triturar con el brazo de la minipimer. Estará muy espeso, así que añadimos agua en pequeñas cantidades hasta que la mezcla quede densa pero sea fácil de triturar.

Rectificamos de sal y ponemos en un recipiente. Llevamos a la nevera como mínimo un par de horas, Mejorará la textura y el sabor se intensificará con el reposo en frío.

A disfrutar.

3 comentarios

  1. Qué bueno Mabel, ésto tengo que probarlo. Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantara, Pilar, pero cuidadin con la guindilla que yo me he pasado un poquito...
      Un beso muy grande!!!

      Eliminar
  2. Mabel, tengo publicada hace tiempo una sobrasada vegana y es totalmente diferente, pero estoy segura de que te gustará si la pruebas. Tu pesto rosso, a mí me ha encnatado y me lo llevo para cuando encuentre un poco de tiempo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar