SALSAS

Pesto de Rúcula.

10:00

Hoy os traigo la típica salsa pesto pero con una vueltecilla de tuerca.



Me encanta la albahaca, pero no en demasía. Es decir, me gusta mucho su aroma pero me empalaga enseguida. Y claro, para conseguir un pesto bien verde la cantidad de esta hierba tiene que ser importante. Pero esto lo he solventado yo de forma muy sencilla: añadiendo rúcula.



Nos encantan las ensaladas verdes. Y la rúcula siempre aporta un ligero amargor, lo que a esta salsita le viene genial. Además esta verdura nos aporta vitamina C y hierro, y su cultivo se remonta a la época romana, siendo considerada entonces como un potente afrodisíaco. ¿Os parecen pocas motivaciones para consumirla sin piedad?



También he sustituído los piñones típicos del pesto por almendra molida, ya que tenía un resto y me ha venido genial, Os recomiendo la almendra a los piñones en este tipo de salsa, ya que al precio que están estos últimos los prefiero en preparaciones en las cuales queden enteros, como en sofritos o croquetas de bacalao. Y otro apunte, en este tipo de recetas es importantísimo utilizar un aceite de oliva virgen extra de mínima calidad, el pesto ganará en sabor y en textura.

Perfecta no sólo para condimentar pasta, sino también para untar en tostadas o incluso aliñar patatas cocidas. Sea como sea, queda riquísima.

Con esta receta participo en el reto Color y Sabor de Temporada de este mes.



Tiempo: 3 minutos.

Ingredientes (para un bol pequeño):

-80 cc de AOVE.
-1 puñado generoso de rúcula.
-1 puñadito pequeño de albahaca fresca, las hojas.
-1 diente hermoso de ajo, troceado.
-2 cucharadas soperas de almendra molida, generosas.
-sal al gusto.

Ponemos todo en el vaso de la batidora o del triturador y dejamos muy fino. Rectificamos de sal y a disfrutar. Podemos dejar reposar un rato en la nevera, bien tapado. Con el frío la salsa espesará.

¡Un básico para la pasta! Espero que os haya gustado.

Mabel.

Te encantará:

14 comentarios

  1. Me encanta. Me gustan los pesto en general, frutos secos y hojas verdes, nada más rico que esto para culminar una buena pasta!

    ResponderEliminar
  2. mmmm que original y que rico!!adoro el pesto pero la vez que intenté hacerlo casero me salio fatal :(
    probare con tu receta guapa!
    muakss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes que volver a probar, no hay cosa más sencilla.
      Te va a encantar!
      Besos!!!!

      Eliminar
  3. Yo también probaré la receta. Te la tomo prestada.
    Bss
    Cristina

    ResponderEliminar
  4. Nunca he hecho pesto, siempre lo compro, pero si necesito hacerlo, ya se donde está la receta. Gracias por compartir. Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Que bueno haber aprendido!!le voy a dar mucho juego!!besos

    ResponderEliminar
  6. Me lo agencio, estoy viéndolo y como tengo ganas de probarlo hace tiempo, ahora será el momento, te quedó muy bien ;)

    ResponderEliminar
  7. Tengo que probarlo, propiedades afrodisíaca a parte, jejeje. Lo he visto estos días en tantos blog que ya se me ha antojado. Además lo haría así. Con almendras en vez de piñones.

    ¡Muy buen reto!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me encanta este pesto, es diferente con un sabor muy especial

    ResponderEliminar
  9. Qué rico, a ver si me animo a hacer este pesto tan original, nunca se me habría ocurrido y por la pinta que tiene desde luego tiene que estar bueno .Un besito,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
  10. Nunca lo había escuchado y ya tengo ganas de probarlo!!! Un beso

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME