BIZCOCHOS Y CAKES

Cake de Nata y Cacao, con toque de Coco.

7:51

Aquí tenéis un rico dulce ideal para el desayuno o la merienda.



Es el resultado de un experimento. Tenía un resto de coco que me sobró del Bundt Cake de Coco y Lima rondando por la despensa, sin un destino claro y con todas las papeletas de acabar en la basura. Tampoco he innovado demasiado, pero quería probar la combinación en un cake. Además he introducido en la mezcla nata para montar, y he sustituido la mantequilla por aceite de oliva virgen extra. 




No he añadido aromas ni especias porque pensé que no las necesitaría. Así ha sido: ha quedado un cake de miga etérea y esponjosa, de corteza crujiente, y de sabor buenísimo. Además el coco le aporta un puntito crujiente a la masa. A mi costilla (que no es nada goloso), le ha encantado.

Mi molde de LeCreuset me tiene enamorada. Todo lo que he horneado en él ha salido de fábula, además de ser de muy fácil desmoldado. No sé cómo he podido pasar sin él...



Las medidas, como siempre, con un envase de cristal de yogur, que equivale a media taza. Puedo prometer y prometo que este invierno me compro una báscula. He dicho.

Hacedlo, y tendréis a los vuestros con una sonrisa al menos a la hora del desayuno. Palabra.

Tiempo: 15 min + 50 min de horneado.

Ingredientes:

-1/2 medida de coco rallado.
-1 medida de AOVE
-1 medida de nata para montar.
-2 medidas de azúcar.
-3 medidas de harina de repostería.
-3 cucharadas soperas de cacao en polvo, tipo Valor.
-3 huevos L.
-1 y 1/2 cucharaditas de café de levadura química, tipo royal.
-1/2 cucharadita de café de bicarbonato.
-1 pizca de sal.
-1 cucharada de mantequilla para engrasar el molde.

Encender el horno a 170ºC.

En un bol, mezclar aceite, nata, huevos y azúcar y batir con las varillas hasta que espumee.

Añadir el coco y el cacao, y volver a mezclar muy bien.

Tamizar encima la harina y los gasificantes, así como la sal, e integrar muy bien con las varillas.

Engrasar el molde y espolvorear con un pellizco de harina. Damos unos golpecitos en la base y laterales del molde para que se reparta uniformemente la harina.

Vertemos la mezcla y llevamos al horno unos 50 minutos. Pasado este tiempo comprobamos la cocción con un palillo o tester. Si sale manchado dejamos 10 minutos más.

Una vez cocido, dejamos reposar cubierto con un paño. Desmoldamos en frío. Si no cae por sí solo al voltear el molde, pasamos con cuidado un cuchillito sin punta por los laterales del cake y saldrá sin esfuerzo alguno. Es preferible comerlo de un día para otro. Yo lo he servido espolvoreado de azúcar glas.

Mil besos amores, y gracias por estar aquí.

Te encantará:

6 comentarios

  1. Me encanta tu cake, que seguro que caerá pronto, y me encanta el mimo con el que escribes las recetas y la estética tan cuidada de tu blog.
    Un diez Mabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que me emocionó leyendo tu comentario!!! Aún me queda por mejorar, pero intentó hacerlo lo mejor posible. Me encanta que os guste leerme.
      Mil gracias y mil besos!!

      Eliminar
  2. Me encanta este blog!! Mi Mabel eres una artista en la cocina!! Recetas super buenas, sencillas y con mucho encanto! te felicito perla!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Beatrice!!! Que alegría verte por aquí!!!!
      Te has pasao, jeje pero gracias y me quedo con el halago!!!
      Besos reina.

      Eliminar
  3. Tiene muy buena pinta,seguro que lo probare!! Un saludo natalia

    ResponderEliminar
  4. Tiene muy buena pinta,seguro que lo probare!! Un saludo natalia

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME