Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Gazpacho Andaluz.

Si hay algo que apetezca con estos calores y que refresque de lo más, eso es un gazpacho.



Espeso en plan cremita, o bien aguado como una limonada, lo cierto es que no debería faltar en ningún frigorífico en los meses de estío. En mi casa siempre había una marmita bien llena, que mi abuela se encargaba de reponer en cuanto era necesario. Para hacer el gazpacho se necesitan tomates muy maduros y rojitos. Un truco: mi abuela utilizaba tomate troceado de bote de buena calidad, y no se complicaba la vida. Siempre es una opción cuando no hay tiempo o buenos tomates a mano. Y el ajo, siempre a vuestro gusto. Yo le pongo dos pero si fueran tres no pasaría nada... ya lo dijo Julio Iglesias en una ocasión: España me sabe a ajo. Más razón que un santo tiene el buen señor.



Inexplicablemente, a mi costilla no le gusta. Dice que el salmorejo sí, pero esto al parecer tiene demasiados matices. Tanto mejor, así me lo zampo yo solita.

Hay quien lo pasa por el chino o tamiz para dejarlo más fino, y eliminar así los posibles hilillos de la piel del pimiento. Pero yo siempre lo he tomado tal cual, con su buen toque de minipimer y punto. Ahí os lo dejo, vosotras decidís.



Una curiosidad más: es un estupendo remedio para la resaca. El zumo de tomate alivia mucho los síntomas cabeceros matutinos... os lo dice una gran experta. Todos sabemos que en veranito las terracitas nos pierden a todos. Sed agradecidos y apuntad mi consejo.

Por cierto, para mi gusto está más rico dos días después, siempre muy frío.

Ingredientes (4 raciones):

-600 gr de tomate pelado, despepitado y a trozos.
-1/2 cebolla de tamaño mediano, o una pequeña.
-1/2 pimiento verde, o uno pequeño.
-1 pepino.
-1 trozo de unos 10 cm de pan, mejor del día anterior.
-un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
-2 dientes de ajo.
-sal, pimienta si nos gusta.
-300 cc de agua mineral.

Ponemos en un bol todas las verduras troceadas y desprovistas de piel junto con el pan desmigado, los ajos fileteados y el agua. Llevamos al frío al menos dos horas.

Pasado este tiempo, trituramos a conciencia y aliñamos al gusto con el aceite, la sal y la pimienta si gusta. Volvemos a enfriar preferentemente unas 12 horas.

Servir tal cual. Podemos regular el espesor a nuestro gusto, pero para servir tipo cremita estas medidas van bien.

Ya os digo que mi abuela le hubiera echado un litro de agua y a beber como cosacos...

Mil besos amores.

1 comentario

  1. En casa somos fans del gazpacho. De hecho ayer compramos un kilo de tomates para prepararlo. Pero hoy ha hecho tanto calor aquí, que ni ganas de pisar la cocina he tenido. Mañana lo preparo. Un besico

    ResponderEliminar