CONSERVAS

MERMELADA DE CAQUIS... con un toque de canela.

9:00


No hay nada mejor que tener tus propios frutales y tus propias hortalizas, ¿verdad?

La cosa cambia cuanto te llegan a casa con un basket lleno de caquis... aunque no estén en su punto justo de maduración.




Los caquis no me entusiasman en demasía. Es más, los encuentro pesados y demasiado filamentosos, aunque su sabor me encanta. ¿Que qué hice? pues aparte de estar una semana haciéndome batidos de frutas para almorzar, tuve que encontrar una solución de emergencia... ¡Una rica mermelada!

La textura me ha sorprendido. Es parecida al membrillo, muy densa. Y el sabor me encanta... He llenado siete tarros de medio kilo y tengo existencias para otros siete... 




Es ideal para untar en las tostadas, y como base de tartas quedará genial. Bien esterilizados los botes nos durarán un año en la despensa sin problemas... (si es que duran tanto). La preparación es un tanto engorrosa, pero el resultado vale la pena.

Vamos con la receta.

Tiempo: 12 horas de macerado + 1 hora de cocción (sin contar el esterilizado).

Ingredientes:

-2kg de caquis, pelados y troceados.
-1kg de azúcar.
-1 barra de canela.

Ponemos la fruta en un recipiente capaz junto la barra de canela troceada en dos o tres partes. Cubrimos de azúcar y dejamos reposar hasta que el azúcar se haya licuado, yo lo suelo dejar de un día para otro.

Ponemos la fruta en una olla de fondo grueso y ponemos a cocer a fuego bajito. Dejamos una hora, más o menos, hasta que la textura haya espesado y el color haya oscurecido ligeramente. Retiramos los palos de canela.

A mi me gusta batir la fruta un poco durante la cocción, para que quede deshecha pero con algún trocito.

Mientras, esterilizamos los botes y sus tapas hirviéndolos durante 10 min.

Una vez hecha la mermelada, vertemos en los botes hasta el borde y cerramos bien.

Ponemos un paño de algodón en el fondo de la olla. Llenamos con los tarros que quepan y cubrimos de agua. Hervimos los botes así dispuestos durante unos 20 min.

Yo lo hice en dos tandas, no tengo ollas tan grandes y el fuego de la inducción tampoco admite una olla de gran diámetro.

Vamos depositando los botes boca abajo sobre un paño hasta que se enfríen. Etiquetamos y fechamos y listos para utilizar.

Mirad que textura más rica:



¡Mil besos y gracias por estar aquí!

Te encantará:

2 comentarios

  1. Menuda suerte entre lo que tienes de producción casera y lo que te regalan, no tendrás que comprar casi nada y además es mucho más rico y saludable. De pequeña mi abuela tenía caquis y no me gustaban nada.
    Ahora, aunque no los puedo comer en demasía, me encantan y no los persimon, los blanditos y bien grandes color naranja fuerte que ya casi no se ven e imagino que son los tuyos.
    No hay color, pero el mercado manda y me huelo, que los blandos tienen los días contados.
    Me gusta tu mermelada y que la disfrutes. Besets

    ResponderEliminar
  2. hola!, que buena se ve, nunca la he probado esta mermelada y me gustaría hacerla, ha quedado de un color precioso, gracias por la receta,
    besos!

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME