CARNES

Carrilladas de cerdo al Pedro Ximénez.

11:38

Sí, por fin... ¡Hemos celebrado 7 años juntos!

Y, como sabéis, será el último aniversario que celebremos el 23 de septiembre, ya que a partir del año que viene, tendremos otra fecha que festejar: la de nuestra boda. Pero eso aún queda algo lejos. De momento, os muestro la cena especial que preparé para mi chico en tan señalada fecha:






Confieso que aún no había utilizado el Pedro Ximenez en ningún plato. ¡Y qué ricos aromas deja en las carnes! No será la última vez que lo utilice... además tengo que gastar la botella :P.


En casa nos encantan las carrilleras (o carrilladas, creo que ambas definiciones son correctas). Son un plato fácil, asequible y de un paladar exquisito. Siempre las había cocinado con vino tinto, y ahora le tocaba el turno al oloroso. Además, como es tiempo de setas, las veo muy otoñales y me gusta combinar ambos ingredientes. Lástima que por estos lares no ha llovido hasta ahora, y aunque el domingo fuimos a buscar níscalos, no encontramos ni rastro.





Como todo tiene arreglo en esta vida, he utilizado unos preciosos champiñones que vi en el mercado. El resultado no me ha podido gustar más. Un apunte, tengo que pediros disculpas por la calidad de las fotos. Estas preparaciones suelen ser en el momento, y mi costilla no me permite recrearme mucho con ellas... ¡un día se tiene que comer hasta la marmita!



Tiempo: 10 min. más 40 min. en la olla rápida.


Ingredientes (para dos personas):


-4 carrilladas de cerdo.

-8 champiñones gorditos.
-1/2 cebolla, picadita.
-200 ml. de Pedro Ximénez.
-un poco de harina.
-AOVE
-unos granos de pimienta negra y sal.

Enharinamos bien las carrilladas, sacudiendo para eliminar el exceso de harina. Ponemos a calentar un buen chorro de AOVE en la olla rápida y sofreímos bien la carne por ambos lados.


Retiramos la carne de la olla y sofreímos la cebolla con la pimienta en el aceite. Cuando esté un poco transparente, añadimos los champiñones en mitades. Dejamos un momento y terminamos de añadir la carne y el vino.

Dejamos reducir el caldo a la mitad. Regamos con un vaso de agua y salamos. Cerramos la olla y dejamos 40 minutos desde que empiece a silbar la válvula.


Abrimos la olla y sacamos la carne y 6 mitades de champiñón. Pasamos la turmix a la salsa y dejamos al fuego hasta que reduzca a la mitad. Añadimos la carne a la olla y dejamos empapar de la salsa ya espesada.


Servimos napado con la salsa (bien espesita), adornamos con las mitades de champiñón y, en mi caso, con un poco de mermelada de tomate.


Rico no... ¡lo siguiente!


Yo lo acompañé de un buen pan y de una ensalada de col, aguacate y pepino. 


¡Mil besos y gracias por estar aquí!



Te encantará:

1 comentarios

  1. Y venga a celebrar. Como tu chico no te haga la ola... voy y se lo digo.
    No soy carnívora, pero reconozco que la carrillada es otra cosa. El otro día la comí de ternera y estaba muy tierna. A mi hijo le encanta. Y no te digo nada del PX, es un lujazo en la cocina.
    Besets

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME