Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

GÂTEAU BRETON


Si hay algo que me guste, es pasar unos días con mis sobrinos en el pueblo. Como no nos vemos tanto como quisiéramos, disfrutamos muchísimo cuando nos reunimos. Y, desde que mi cuñada se compró la casita de Lucena del Cid la hemos convertido en nuestro cuartel general.





Cuando voy me gusta llevar algo horneado por mi. Normalmente suelo llevar empanadas, que es lo que más les gusta, pero esta vez quise hacerles algo dulce. Tenía que ser algo sencillo, que aguantara un buen trayecto de carretera, y que estuviera muy rico.

Cuando vi esta receta no me entusiasmó especialmente. No tiene una presencia suculenta. Ni siquiera unos ingredientes sugestivos. Pero leí en el blog de Cova, Comoju, que era como estar comiendo una galleta de mantequilla gigante, me dije: ¡no te lo puedes perder!
Gracias Cova, por la puntualización. ¡Sin tu comentario no hubiese probado esta suculencia! 





Esta receta proviene de la Bretaña francesa, y su origen es humilde. Solían hacerla las amas de casa, añadiendo en ocasiones ciruelas secas a la masa. Como he dicho antes, tiene un exquisito aroma a mantequilla, me recuerda a las galletas danesas esas que van en lata.

Sencillo, casero, humilde y riquísimo.


Tiempo: 15 min. más 40 min de horneado.

Ingredientes:

-4 yemas de huevo.
-1 huevo entero.
-250 gr de mantequilla en pomada.
-200 gr de azúcar.
-300 gr de harina.
-1 cucharada de leche.
-1 pellizco de sal.


Precalentamos el horno a 190º.

Batimos la mantequilla con el azúcar y el pellizco de sal hasta que quede una crema blanquecina. 

Vamos añadiendo las yemas, una a una, sin dejar de batir.

Añadimos la harina tamizada. Mezclamos muy bien. La masa tendrá un aspecto pegajoso, pero firme.

Vertemos la masa en un molde engrasado. Nos enharinamos ligeramente las manos para nivelar la masa. Dejamos lo más llana posible.

Aquí podemos adornar la superficie haciendo muescas con un tenedor. Yo iba con prisas...

Blanqueamos la clara del huevo restante y pintamos la masa con ella. Después batimos la yema con una cucharada de leche y volvemos a pintar la masa.

Llevamos al horno 15 minutos. Pasado este tiempo bajamos la temperatura a 180º y dejamos 25 minutos más. Yo a la media hora lo cubrí con papel de plata para que no se dorara en exceso.

Dejar enfriar totalmente antes de cortar.





¡El tacto es seco, pero al probarla realmente parece una galleta gigante!

Espero que la disfrutéis.

Mil besos y gracias por estar aquí.




6 comentarios

  1. Tiene un aspecto muy bueno, el corte es estupendo y el sabor por lo que dices debe ser una delicia. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Clara! La verdad es que estaba muy rico!

      Eliminar
  2. Très bon ton gâteau, mon chère amie. Me parece que no sólo has disfrutado comiéndolo, sino también viendo a los tuyos degustarlo. Lo conocía, pero para mí la mantequilla, na de na. Igual a mi hijo algún día le apetece porque es de capricho.
    Besets guapa.

    ResponderEliminar
  3. Que rico Mabel, me estoy imaginando una galleta gigante de mantequilla y se me hace la boca agua. Bss

    ResponderEliminar