Platos fríos

Platos fríos
Platos fríos

Helados y polos

Helados y polos
Helados y polos

Bundt cakes

Bundt cakes
Bundt cakes

Pudín de Fresas y Chía.

Y el verano se fue. Se nos ha ido. Aunque aún hiciera algo de calor, el verano ha decidido marcharse.

pudin-fresas-chia


Menos mal que tenemos fresitas. No todo iba a ser malo.


Tengo debilidad por las fresas. Ojo, que no por los fresones, que también, sino de las fresas. Me vienen a la mente imágenes de las matas silvestres de fresas que tenía mi abuela en un rincón del jardín, creo que ya os he hablado de ellas en alguna ocasión. Daban unos frutos diminutos, aromáticos y jugosísimos que yo devoraba directamente de la mata, antes de que nadie pudiera recolectarlos.

pudin-fresas-chia


Llevaba días viendo fresas en el súper. Mira, yo ya no miro si son o no de proximidad, pero como los arándanos no lo son y además son carísimos, pues las compro sin preguntar demasiado. No duran mucho tiempo y hay que aprovechar. Tanto, que incluso las que se quedan deslucidas y abandonadas en el cajón de la fruta, tienen derecho a salir en la foto.

pudin-fresas-chia


Y eso fue lo que me pasó; compré la terrina con entusiasmo, esos días no hubo demasiado tiempo para parar a comer con tranquilidad en casa, y las pobres del fondo quedaron relegadas al olvido. Peeeero... como #aquinosetiranada había que hacer algo, y mi diámetro cinturil pedía postres ricos pero ligeritos. Y aquí entraron en escena las semillas de chía. Un puré de fruta, unas semillas y oh maravilla el postre está servido.

pudin-fresas-chia


No es la primera receta que tengo de pudín de chía, ni será la última. Y si la fruta en cuestión es bastante dulce, ni siquiera la endulzaré. Como hoy, y ya de paso, nos subimos al carro que capitanea mi querida Marisa, 1+/-100, desperdicio 0, en el que nos anima a frenar el despilfarro de comida y de lo que no es comida, y de paso nos enseñamos entre todas a cómo gestionar las sobras, de forma creativa y deliciosa.



Tiempo: 5min + una noche en la nevera.

Ingredientes (para 4 raciones):




  • 200 gr de fresas, pochas o no.
  • un plátano de Canarias, mediano y que no esté muy verde.
  • unas gotas de esencia de vainilla.
  • 3 cucharadas soperas rasas de semillas de chía.



Preparación:



Ponemos la fruta, limpia y troceada, en el vaso de la batidora. Reducimos a puré y terminamos de rellenar el vaso de la batidora con agua mineral hasta alcanzar los 500 ml, si es necesario (a mi me hicieron falta 100 ml de agua). Añadimos la esencia de vainilla y mezclamos bien.

En este punto probamos de sabor, igual necesitáis endulzarlo un poco.

Añadimos las semillas de chía, batimos a mano bien todo junto y repartimos en 4 vasitos.

Tapamos y llevamos a la nevera al menos 4 horas, si es toda la noche mejor.

Servimos frío y coronado con más fruta fresca.

¡Un postre delicioso y apto para todos! Disfrutadlo.

1 comentario

  1. Mi querida Mabel, pues así me gusta, que sigas en el barco de no desperdiciar nada. Coincido contigo, esas fresitas feitas, tienen todo el derecho a ser fotografiadas y si son protagonistas de este pudin tan rico, más.
    Sencilla y sana receta que me encanta y recibo con todo el cariño.
    Aquí ha hecho una mañana fatal, lloviendo sin parar y mucho y no he salido. Ahora, desde dentro de casa, oigo el mar que debe haber hecho estropicios, porque me han mandado una foto. Menos mal, que las dunas frenan.
    Gracias por estar ahí y un besazo.

    ResponderEliminar