DE APROVECHAMIENTO

Flan de Naranja con Caramelo de Naranja y Balsámico, Sin Gluten.

18:31

A todos nos pasan pequeñas catástrofes, incluso cuando has hecho varias veces una misma cosa, nunca tienes la certeza de que saldrá todo perfectamente bien.



Esto me pasó ayer a mi. Hice la mezcla de leche y yogur para hacer yogur casero. Pero oye, que no tenía yo el día. Aquello después de 24 horas estaba en el mismo estado que al principio: totalmente líquido. Un poco más espeso, eso sí, pero estaba más líquido que el yogur líquido (nótese la ironía).

Peero... como la leche estaba en perfectas condiciones, decidí consumirla así tal cual. Cual no fue mi revelación, cuando encontré por casualidad unos sobres para hacer flan en casa que llevaban lustros escondidos en el fondo de mi despensa. Y justo en ese momento me acordé de esas naranjas mustionas que tengo en el cajón de la fruta del frigorífico.



1+1:2. Matemática pura. Me dije: voy a marcarme un flan enriquecido con yogur y con caramelo de naranja. Que eso no puede estar malo lo mires por donde lo mires.

Aquí entra en juego ese insulso de mi costillo. Le ofrecí un flan casero (de sobre), aceptó. Lo degusta, me mira con cara de asco y refunfuña que qué puñetas le he puesto al flan... que el flan toda la vida es de huevo y punto. En fin...



Al final se lo comió, con gestos extraños pero se lo terminó. Pero para mi esto no es ningún agravio, porque me durarán como tres días (y eso que me han salido 8 raciones). Aunque creo que lo que encontró raro es esa pincelada agridulce del caramelo, ya que le añadí un poco de crema de balsámico al cacao negro, de SIBARI. Y, pese a lo que opine mi pejiguera particular, os digo ya que está delicioso. (Y sí, las cremas de balsámico de esta casa son aptas para celíacos). Y así voy utilizando de forma creativa esos maravillosos regalos que nos dieron en el Encuentro de Bloggers Gastronómicos en TSK.

Y con esta receta participo de nuevo en el reto de Marisa y Rosalía, Reciclando Sabores.



Tiempo: 15 min más tiempo de enfriado.

Ingredientes (8 raciones):

-1 litro de leche semidesnatada.
-1 yogur natural (125ml).
-2 sobres para hacer flan (yo del Consum, son sin gluten).
-10 cucharadas soperas de azúcar moreno.
-1 naranja.
-100 ml de agua.
-1 cucharada sopera de crema de balsámico al cacao negro SIBARI.
-1 punta de cuchillo de canela de Ceylán (yo, de especias Antonio Catalán).

Preparación:

Ponemos toda la leche menos un vaso en una olla junto a la mitad del azúcar y el yogur. El resto de la leche, la ponemos en un bol y añadimos un poco de ralladura de naranja y el contenido de los sobres, batiendo hasta quedar totalmente disuelto.

La leche de la cacerola la llevamos a ebullición, sin dejar en ningún momento de batir con unas varillas. Cuando empiece a borbotear, añadimos el contenido del flan y volvemos a llevar a ebullición sin dejar de batir con las varillas. Enseguida espesará. Repartimos en ocho vasitos o cuencos.

En un cazo ponemos la naranja con la piel cortada en rodajas, el resto del azúcar, la canela y el agua. Llevamos a ebullición sin dejar de remover. Cuando empiece a espesar, en un par de minutos, colamos bien el caramelo en un bol de cristal. Enseguida añadimos la cucharada de crema de balsámico y lo mezclamos bien. Vertemos sobre los flanes.

Nota:  Este flan no queda con una textura tan firme como para ser desmoldado. Está pensada para ser presentada en vasitos o cuencos, pero en vasitos queda más resultona.

Cuando estén fríos, llevamos a la nevera. Lo ideal es dejar hasta el día siguiente.

Bon profit.

Mabel.

Te encantará:

9 comentarios

  1. Yo aún no sé que demonios hacer con la crema de balsámico, así que doy por bienvenida la idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa estoy, buscando recursos para darles marcha.
      En la página de Sibari tienes algunas propuestas!!!

      Eliminar
  2. Mabel, tu marido se pierde tus maravillas culinarias y las de reciclaje, son geniales.
    Yo con sólo ver estos flanes, ya me entran ganas de probarlos. Felicidades y gracias por volver a reciclar este mes.
    Besets desde Eivissa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resignación cristiana, aunque de vez en cuando le acierto el paladar!!! Y gracias por lo de geniales, si es que veo los restos y se me encienden los pilotos..,
      Disfruta de las Pitiusas!!!
      Besos.

      Eliminar
  3. Ayyyyyy, que también me suena esa frase, oye no estaremos casadas con mellizos, separados al nacer?

    Lastima que estemos lejos, ya me tomaba yo un rico flan de estos. Nena tú ni caso, sigue con el arte culinario que tienes y déjalo en Recilando Sabores que allí lo apreciamos y mucho.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creo, ya que mi suegra tuvo cinco hijos y siendo de un pueblo tan pequeño y tan religioso, hubiera sido difícil... jajjaa ¿qué habremos hecho nosotras para merecer tal incomprensión culinaria? Ainsss
      Gracias por tus palabras, Rosalía. Eso hago yo, lo que me da la real gana.
      Besos.

      Eliminar
    2. No lo creo, ya que mi suegra tuvo cinco hijos y siendo de un pueblo tan pequeño y tan religioso, hubiera sido difícil... jajjaa ¿qué habremos hecho nosotras para merecer tal incomprensión culinaria? Ainsss
      Gracias por tus palabras, Rosalía. Eso hago yo, lo que me da la real gana.
      Besos.

      Eliminar
    3. Receta ideal para la merienda de lo sniños (y para mi, claro). Tomo nota

      Eliminar
  4. Hola Mabel,cómo te endiendo,en casa tengo tres cortados del mismo patrón que tu costi.Que pena más grande,je,je.Los flanes seguro que estarían deliciosos,yo me los anoto que mira por donde tengo todos los ingredientes..Un beso,Mary.

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME