BODA

ORGANIZAR LA LUNA DE MIEL. Crónicas de una boda, parte III.

8:00



Buenos días amores. Bienvenidas a mis crónicas bodiles.

Luna de miel se entiende por el período que va desde la noche de bodas hasta que finaliza el viaje o período de descanso que se toman los novios tras la ceremonia.





Pero... ¿qué sucede si el calendario te impide hacerlo después y te ves obligada a irte de viaje antes de la boda? Pues nada, absolutamente nada. Que nos quiten lo bailao y lo que va delante, va delante, jajaja... Y tampoco voy a entrar en el significado del término "Luna de Miel", ya que difiere de unas culturas a otras.

Yo simplemente lo definiré como ese período vacacional, con traslado incluido, en el cual tras los esponsales, o en las proximidades de éstos, se viven unos días de placer y disfrute.





Yo puedo decir que, por motivos de trabajo, tenía clara la fecha del viaje antes incluso que la de la boda. Teníamos muy claro a donde queríamos y podíamos ir, así que para asegurarnos disponibilidad fue lo primero que hicimos, ir a la agencia a reservar. Yo soy muy de organizar mis propios viajes, soy una chica de recursos, y suelo encontrar buenas ofertas, pero como era un viaje tan especial decidí no tener que preocuparme por nada. 

Por supuesto es un destino de sol y playa. 




Con la opción de Todo Incluido, que para padecer me quedo en mi casa, jajaja

No desvelaré el destino hasta que os enseñe las fotos. Además, como será antes de la boda, ya falta menos...

Esta es mi recomendación: cerrad un presupuesto; elegid un destino; mirar muy bien las fechas y la oscilación de los precios según temporada, y antes de tres meses tened la reserva cerrada. Al menos es lo que yo suelo hacer todos los años... y no me llevo sorpresas.

¡Hasta la próxima semana!

Un abrazo y mil gracias por estar aquí.

Te encantará:

1 comentarios

SUBSCRIBE


FOLLOW ME