PLATOS FRÍOS

Mi Ensalada Campera.

20:33

Hola amores.

El mes de julio ha llegado por fin. Con él, los calores sofocantes propios de esta época. Y también con él han llegado las ensaladas y los platos fríos.


La ensalada campera o ensalada de patata es un plato muy socorrido en estas fechas. Variable y adaptable a todos los gustos y bolsillos, tomando como base unos ingredientes básicos. He investigado largo y tendido, y parece ser que los protagonistas de este plato vienen a ser las patatas, guisantes (frescos a ser posible), tomates, pimientos rojo y/o verde, atún desmenuzado, cebolla y el huevo duro. Según las zonas y gustos algún ingrediente varía, pero ésta es más o menos la receta principal.


Yo os propongo la mía. Sencilla a más no poder, y dado que guisantes no he encontrado, que si no los habría puesto sin duda, esta versión es la que más me gusta.






Hablando de otras cosas, tengo que deciros que estoy doblemente contenta. Este sábado asistiré a mi primera quedada bloguera, ¡y no os imagináis las ganas que tengo de conoceros personalmente a todos! Prometo post con pelos y señales (bueno, lo que me dejen, jejeje). Y por segunda parte porque este mismo sábado se publica una pequeña y emotiva entrevista que me han hecho.


No os podéis imaginar la ilusión que me dio cuando Sandra de 1001 tardes se puso en contacto conmigo. Que se fijaran en mi humilde rinconcito, sin fijarse en la importancia o la repercusión que pueda o no tener, ha sido muy emocionante, y me siento muy agradecida. El mismo sábado publicaré un post con el enlace, para que todos podáis verlo.


Y volviendo a la receta, os diré que he empleado tomate de pera de mi cosecha, recién recolectado y aún caliente por el sol; cebollitas que me regaló un vecino de mi suegro de su huerto, aún llenas de tierra; y el mejor surimi que encontré en el súper. El único secreto de una buena ensalada es la calidad de sus ingredientes, ¿o no? 






Ingredientes (para dos personas):


-5 patatitas nuevas del tamaño de un huevo, hervidas con su piel y frías.

-1 huevo duro, extragrande.
-1 cebolla pequeñita, del tamaño de una pelota de golf, bien lavada.
-un puñado de guisantes, crudos o bien al vapor, si los encontráis.
-5 varitas de surimi (yo de Pescanova).
-1 tomate de pera, bien grande y rojo.
-unas ramitas de cebollino.
-aceite de oliva virgen extra y sal.

Ponemos las patatas, bien peladas y cortadas en dados, en un recipiente que no sea metálico (altera el sabor de la patata). Añadimos las varitas de surimi troceadas, el tomate en daditos, la cebolla en brunoise, y el cebollino en trocitos y aliñamos con un buen chorro de aceite y un poco de sal. Cubrimos bien y llevamos a la nevera al menos tres horas.


En el momento de servir, decoramos con el huevo duro en rodajas y unos ramitos de cebollino. Es importante sacarlo unos diez minutos antes de degustar del frío para que la patata se atempere y disfrutemos de los sabores.


Espero que os haya gustado mi versión, sencilla a más no poder.


¡Abrazos mabeleros!

Te encantará:

2 comentarios

  1. muy buena!!!
    me encantan las ensaladas con patata, de hecho yo tambien he publicado hoy una con otros ingredientes.

    ResponderEliminar
  2. en casa la ensalada campera nos gusta a todos y en verano es raro la semana que no cae ,te ha quedado estupenda
    bs

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME