ENSALADAS

Ensalada Templada de Higos y Champiñones Confitados... y si las lechuzas predicen el tiempo.

20:14

Hola a tod@s.




El domingo, mientras recolectábamos la hortaliza, hacía un sol bastante agradable. Cogimos estos higos de un árbol abandonado a la vera del camino. 





Dos días antes, en el mismo lugar, oímos el canto estridente (incluso molesto) de algún pajarraco.


-Eso es una lechuza. 


Mi cuñado Eduardo, como buen cazador, conoce bien los animalejos de estos parajes.


-Cuando chillan de esa manera quieren decir que va a cambiar el tiempo.


Yo, que soy persona juiciosa y no pongo en entredicho la sabiduría de quien está acostumbrado a este tipo de fauna, pregunté y me explicó que cuando las lechuzas, muy comunes por nuestra comunidad (parece ser que la especie Tyto Alba, y yo sin saber ni mu), cantan de esa forma nos (o se lo dicen entre ellas) hacen saber que el tiempo está por cambiar en dos o tres días.


Esta madrugada ha caído un agua de miedo, con aparato eléctrico incluido. Y se espera lo mismo hasta el jueves.





Yo ni confirmo ni desmiento, pero es lo que yo he visto. Así que a partir de ahora, este precioso animalito será mi estación meteorológica, ya que paso muchas horas cerca de él aunque no se deje ver.



                                                                                               Fuente: Wikipedia.


ENSALADA TEMPLADA DE HIGOS Y CHAMPIÑONES CONFITADOS.
Ingredientes:


-Higos, cortados en láminas de 2 mm de grosor.

-Jamón serrano, cortado bien fino.
-Champiñones, bien gorditos y cortados en láminas de 2 mm de grosor.
-Aceite de oliva virgen extra.
-Dientes de ajo, laminados.
-Vinagre de calidad, a nuestro gusto.

Ponemos en un cazo los champiñones, cubrimos levemente de aceite y añadimos los ajos. Ponemos a calentar a fuego bajo, y cuando empiece a borbotear apagamos y dejamos enfriar en el mismo recipiente.




 Montamos la ensalada. Intercalamos capas de los tres ingredientes. Aliñamos con el mismo aceite de la preparación y con un hilo de vinagre.




Exquisito. Yo no le añado sal, pero le podéis poner si queréis...




¡Y eso que no me gustaban los higos!


¡Buen provecho!

Te encantará:

6 comentarios

  1. Que rica se ve Mabel, a mi si me gustan los higos y mas si me los como debajo de la higuera, pero en ensalada nunca los he probado, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... teníamos que haber coincidido: yo cogiendo los higos subida al árbol y tú comiéndotelos, ya que me gustaba cogerlos pero no comerlos!!! El sabor es intenso y dulzón, pero muy agradable. Los higos ahora me encantan!!!
      Un beso, guapísima.

      Eliminar
  2. Pues hay que ver con la lechuza! Yo soy más de champiñones que de higos, pero a mi padre le apasionan, así que me apunto tu receta para él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tu ensalada tiene una pinta estupenda,y por el título pensaba que se trataba de lechucear, de comer picando entre horas, jaja, al menos en mi familia siempre se ha llamado así, como tiene tan buena pinta... jeje. Y en cuanto a la sabiduria popular, confío en ella más que en el meteosat, si, si, si.

    ResponderEliminar
  4. Jajjaa que gracia lo de la lechuza!!

    La ensalada me ha encantado!!! Me la apunto

    Un beso


    http://maytenlacocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola Mabel, recién hoy entré al blog a aprobar los comentarios, vine a conocerte, y agradecerte tu visita y comentario. Me encantó esta propuesta de ensalada, no bien termine con lo que estoy haciendo, prometo acercarme más seguido. Un abrazo,

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME