POSTRES

Galette de paraguayos y arándanos.

13:18

¿Queréis probar algo delicioso, fácil y con frutas de temporada?



¡Pues helo aquí! Madre mía... rico es poco. Le tenía ganitas yo a una galette de frutas. Y claro, estando en plena campaña del melocotón, el ingrediente estaba más que claro.

En mi pueblo hay muchísimos melocotones. Y paraguayos. El paraguayo es una variedad de melocotón debida a una mutación. Comparten algunas cualidades físicas y organolépticas pero, a mi juicio, los paraguayos son infinitamente más aromáticos y jugosos. Soportan muy bien la cocción, aunque el color de su carne sea menos llamativo.



Conclusión: una fruta perfecta para comer tanto cruda como cocida. Me encantan. Y en esta preparación están riquísimos. La base es de masa quebrada, pero al no llevar huevo no tiene consistencia, lo que hace necesario comer con cuchara. Un postre perfecto, os lo digo yo.




Me he inspirado en estas dos versiones (deliciosas ambas) de Bake-Street y de Entrando en la Cocina. Para gustos los colores, os encantarán todas. Y la mía, ¡por supuesto! Además no hay cosa más fácil de hacer que una galette, que en realidad es una tarta rústica de masa quebrada. Rellenar, dejar unos cm libres en el borde y cerrar sobre sí misma. Y el resultado genial.




¡Y los arándanos! Me chiflan. Quienes me seguís por Instagram habréis visto que los encontré de oferta. Dan un color espectacular a cualquier preparado y están llenitos de vitaminas y antioxidantes. Como estaban ya a puntito de caducar, los lavé bien y los congelé. Quizás por eso no se han deshecho en el horno...

Ingredientes (para unas 6 raciones):

Para la masa:

-200 gr de harina.
-40 gr de azúcar.
-100 gr de mantequilla muy fría, cortada en cubitos.
-un pellizco de sal.

Para el relleno:

-3 paraguayos de buen tamaño.
-un buen puñado de arándanos.
-azúcar
-jengibre en polvo.

Además:

-1 huevo pequeño.
-un chorro de leche.

En un bol, mezclamos los ingredientes de la masa. Amasamos bien hasta que la mantequilla quede bien integrada y reservamos una hora en la nevera, bien cubierto de papel film.

Sacamos la masa y la extendemos sobre un papel de hornear con ayuda de un rodillo. Para evitar que se pegue espolvoreamos de harina. Damos una forma más o menos redonda con un grosor de algo menos de medio cm.

Colocamos en el centro la fruta pelada y en rodajitas, dejando libres los bordes en unos tres cm. Espolvoreamos de azúcar y de un poco de jengribre en polvo. Repartimos los arándanos.

Doblamos los bordes sobre sí mismos. Pintamos la masa con un huevo batido con un chorro de leche y espolvoerado de un poco más de azúcar.

Llevamos al horno una media hora, o hasta que se dore.

Manipular cuando esté templado, si no corremos el riesgo de que se desmorone.

¡Huele genial! Os lo aseguro, os encantará.

Mil besos, amores.



Te encantará:

1 comentarios

  1. que rica ,nunca he prepara gallete , y la verdad es que se ve requete buena , besitos

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME