PANES Y ROSQUILLETAS

Coquetes d'embotit (cocas de embutido)

19:48

¡Hola!

Un almuerzo típico de los hornos de mi pueblo son las cocas de embutido o coquetes d'embotit. Pueden llevar chorizo, longaniza, morcilla o panceta, y también pimiento o cebolla. En fiestas, por agosto, nos encanta encargar las cocas para almorzar con los amigos después "dels bous al carrer". Dicho ésto, nada tienen que envidiar a los toros de muchas poblaciones bastante más grandes e importantes que ésta. ¡Estáis invitados!





Pero volvamos al tema. En verano ni se me ocurriría hacerlas porque no tengo tiempo. Pero llevaba ya la receta guardada en pendientes desde antes de las navidades. He de decir que nada tienen que envidiar a las del horno. Es más, como te las puedes tomar recién hechas, para mí éstas son mejores.





He decidido hacer cuatro individuales. La receta es para dos, o incluso podéis hacer una sola bien grande. Pero así es más fácil repartirlas y quedan más cucas.

Os las muestro con la bandeja vintage que me ha recuperado mi hermana. Estoy encantada. Como sabe que me gustan las cosas con sabor añejo, como si fueran de la iaia (abuela en valenciano), me ha prometido guardar todo lo que le guste y que me pueda servir. Este es el comienzo de un nuevo rincón del desastre en mi casa...¿os suena?



Tiempo: 15 min de preparación + 60 min de levado + 30 min de cocción.

Ingredientes:

-+/- 500 gr de harina.
-200 cc de agua tibia.
-1 pastilla (25 gr) de levadura fresca.
-50 cc de AOVE.
-1 cucharadita de postre de sal.
-1 pizca de azúcar.
-embutido al gusto. Yo: 4 choricitos, bacon y rodajas de cebolla tierna.

Primero ponemos en un bol el agua y deshacemos la levadura en ella. Añadimos un pellizco de azúcar y un puñado de harina. Dejamos reposar cinco minutos. El azúcar se pone para favorecer el proceso de levado.

Añadimos la harina y vamos amasando. La cantidad es orientativa. Si nunca habéis hecho pan es algo complicadillo, será suficiente cuando la masa se despegue de las paredes del bol y no se pegue a las manos, pero siga siendo elástica. Una vez alcanzado este punto, amasamos unos tres minutos o hasta que la masa sea completamente uniforme y lisa.

Dejamos en el bol tapado con un paño limpio durante una hora a temperatura ambiente.

Pasado este tiempo, la masa habrá doblado su volumen. Nos enharinamos las manos y la dividimos en cuatro. Hacemos cuatro bolas y las colocamos aplastaditas en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Aplanamos, yo dejé un espesor como de dos centímetros, y colocamos el embutido a nuestro gusto. regamos con un hilo de aceite y espolvoreamos de sal. Encendemos el horno a 180º y esperamos unos cinco minutos hasta que se caliente. Comprobaréis que mientras siguen creciendo un poco.

Llevamos al horno durante 30 min, o hasta que se doren.

Voilá.

Deliciosas para tomar solas, o rellenas de fiambre. Para un almuerzo, un picnic o para cuando queráis.

¡Gracias por estar aquí!

Te encantará:

3 comentarios

  1. A mi me encantan estas cocas, pero le quito el embutido, el pan sólo está buenísimo.
    Bss.

    ResponderEliminar
  2. hola!! ay que buenas por favor, estoy fatal... he leído croquetas de embutit, jeje, uf pues ami tabién me gustan mucho este tipo de cocas, que tienen esas sustancia tan "especial" jeje, y la bandeja es una cucada, gracias por la receta :) beso

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantan estas recetas tan tradicionales y la verdad que me interesan tenerlas claras para el día que quiera hacerlas cuando vengan de visita la familia o amigos, pues la verdad que con ellas te arreglan un aperitivo enseguida y suelen gustar a todo el mundo. Te han quedado fenomenal. Un beso

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME