Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Tarritos de Tarta de Lima.

No, no me he vuelto loca. Son tarritos de tarta de lima, con leche condensada y base de galletas de miel.



Mis chicos me empiezan a exigir cosas ricas. No voy a hacer helados, porque su madre se encarga de suministrarles alegremente toda clase de polos comerciales. No. Lo que ellos quieren de mi es otra cosa. Quieren cosas distintas, cosas que no puedan comprar ya preparadas; sobre todo, quieren que les sorprenda, como hice el domingo cuando aparecí por #elpisodearriba con estos tarritos para el postre.



Ya están instalados, y el fin de semana fue de lo más movidito. Mi sobrino mayor estaba de campamento, pero el pequeño (bueno, es casi tan alto como yo, jaja), no me lo despegué ni con disolvente. Fuimos juntos al súper, a por el pan, a lavar el coche. Y mi cuñada nos invitó a comer el domingo un rico asado de pollo, para estrenar #elpisodearriba. Y yo, que me veía venir la situación, había preparado la víspera este dulce goloso y tentador con vistas de una más que segura reunión familiar, como efectivamente ocurrió.



No os mareo más, sólo deciros que yo lo he presentado en estos tarritos de una conocida marca de mermeladas que me tienen robado el corazón, y que con mimo he reciclado. Este envase nos permite transportar el dulce sin problemas, con lo que serían ideales para un picnic. Eso sí, las raciones son generosas, y a mi me han salido cinco. Si lo presentamos en vasitos, aseguraos de que son resistentes al horno. Os aconsejo los envases de yogur, tan monos y con un tamaño más ajustado, para disfrutar de este dulce sin remordimientos. Un día es un día.


Receta vista aquí. No os perdáis el vídeo, es muy sabrosón.

Tiempo: 30 min. y 24 horas de reposo.

Ingredientes (5-7 raciones, según tamaño).

-3 limas.
-3 huevos.
-1 tarro pequeño de leche condensada (395 gr).
-20 galletas Yayitas o Golden Graham (de miel).
-50 gr de mantequilla en pomada.
-nata batida o en spray, para decorar. Yo usé 200 ml de nata y 2 cucharadas soperas de azúcar glas.

Encendemos el horno a 165º.

Trituramos en el robot las galletas hasta reducirlas a polvo. Mezclamos con la mantequilla, hasta que la mezcla quede homogénea. Repartimos en los vasitos, presionando ligeramente al fondo con la ayuda de una mano de mortero. Llevamos al horno 10 min.

Mientras, batimos en un bol los huevos, la leche condensada, el zumo de 2 limas y su ralladura.

Sacamos los botes o vasitos del horno, rellenamos con la crema. Volvemos a llevar al horno, esta vez al baño María, por espacio de 15-18 min. o hasta que cuaje la crema. Yo los tuve 18.

Sacamos y dejamos enfriar de un día para otro en la nevera.

Servimos con nata batida y un poco de ralladura de lima por encima. Si tenemos prisa, en el último momento se puede usar nata en spray. Pero recordad que ésta ha de consumirse de inmediato, ya que se baja enseguida.

Menos a mi costilla, que es bastante maniático en cuanto a dulces se refiere, a todos les entusiasmaron. Mi cuñado quedó con ganas de repetir... son deliciosos.

Mabel.


2 comentarios

  1. Hola guapa. Mira que es bonito que alguien se te pegue así y con todo el cariño tú les preparas estos tarritos que ni los miro, porque me apetece probarlos yaaa.
    Besos y disfruta mucho de ellos que ellos de ti lo harán seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa! Sí que es bonito, con mis chicos tengo una relación fantástica y eso que siempre les estoy riñendo... Son tan brutos ! Pero los chicos, En mi caso, son mil veces más cariñosos que las chicas.
      El verano es duro, pero con ellos cerca mucho más llevadero.
      Besos carinyet!!

      Eliminar