Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

Bundt Cake de Chocolate y Calabacín con Harina de Espelta.

¿Qué os parece el dulce de hoy? ¿A que apetece? Y eso que su ingredientes son todo menos convencionales...



Es el postre que llevé el domingo a la torrà (barbacoa para los foráneos) que organizaron mis hermanos. Aunque no les dije que llevaba calabacín... ni falta que hizo.

Con esta receta quiero inaugurar un nuevo enfoque del blog. Estaba estancada, sin ideas nuevas. Y las ideas que me venían, o tenía que experimentar antes o no encontraba la forma de llevarlas a cabo. Con esto quiero decir que también quiero cambiar el aspecto del blog, aunque eso llevará más tiempo. Quiero estar segura de hacerlo bien y a mi gusto.



A partir de ahora ya no vais a ver por aquí recetas con harina de trigo refinada, ni azúcar blanco. He descubierto que mis digestiones mejoran muchísimo desde que no tomo harina de trigo (ni blanca ni integral), ya que cualquiera de ellas me producen hinchazón abdominal. Y no, no soy celícaca, los demás cereales me sientan estupendamente.



Con el azúcar más o menos es lo mismo. Si bien es cierto que el azúcar integral es mucho más caro, al ser de sabor mucho más intenso se necesita menos cantidad. Y dulces, intento elaborarlos sólo una vez a la semana, así que su consumo no es tan abusivo.

¿El motivo? No tengo veinte años, ni quiero aparentarlos. Pero sí quiero mantener la vitalidad que siempre me ha caracterizado, y el uso de azúcares refinados y/o industriales me crea dependencia y me consume muchísima energía. Lo mismo me pasa con la leche de vaca: me estriñe muchísimo (desde hace algún tiempo ni David ni yo la consumimos), sólo leches vegetales. Sí, chicas, ¡cosas de la edad!



De modo que, a partir de ahora, vais a comenzar a ver ingredientes a priori "raros", harinas exóticas y diferentes combinaciones de alimentos a los que estamos acostumbradas. Pero con una sola premisa: que todo esté rico y sea súper sano.

Y para muestra, os dejo este bundt cake delicioso, cuya receta encontré aquí y que lo único que he modificado es el uso de harina de espelta. Por lo demás es igual. Que no os asuste la lista de ingredientes, aunque es un poco larga no son demasiado difíciles de conseguir. Eso sí, el aceite de coco estará muy presente por aquí a partir de ahora. Una buena inversión.



Os recuerdo que 1 taza: 250ml o dos envases de yogur vacíos.

Tiempo: 1 hora.

Ingredientes (para 12 raciones, u 8 si somos de buen comer):

-2 tazas de harina de espelta.
-1/4 taza de cacao puro sin azúcar.
-1 taza de azúcar moreno de caña.
-1/4 taza de miel.
-1/4 taza de aceite de coco.
-1 yogur natural.
-100 ml de leche vegetal (yo de soja) con una cucharadita de café de vinagre.
-2 huevos L.
-1 calabacín pequeño.
-30 gr de chocolate al 70% en trocitos.
-1 cucharada de café de esencia de vainilla.
-1/2 cucharada de café de canela.
-1/2 cucharada de café de clavo molido.
-1 cucharada de café de levadura.
-1/2 cucharada de café de bicarbonato.
-1 cucharada de mantequilla para engrasar el molde.

Para la cobertura:

-30 gr de chocolate al 70%.
-1 cucharada sopera de aceite de coco.
-1 cucharada sopera de leche vegetal (yo de soja), más la necesaria.

Primero encendemos el horno a 180º.

En un bol, mezclamos los huevos, el aceite de coco, el yogur, la leche, la esencia de vainilla, el azúcar y la miel y batimos hasta integrar. Reservamos.

En otro bol, mezclamos la harina, las especias, la levadura, el bicarbonato y el cacao y revolvemos bien.

En la picadora, procesamos el calabacín sin pelar hasta dejarlo diminuto, pero no líquido. Añadimos el calabacín a la mezcla líquida.

Incorporamos la mezcla de harina a la masa y batimos muy bien con las varillas hasta integrar todo.

Engrasamos el molde de bundt insistiendo muy bien en todas las aristas. Vertemos la mezcla en él.

Bajamos la temperatura del horno a 160º y horneamos el bundt. A mi me tardó 45 min, pero a partir del minuto 40 iremos controlando la cocción pinchando con una brocheta, que ha de salir limpia.

Una vez hecho, esperamos 10 min exactos y volcamos sobre una rejilla.

Una vez frío, lo decoramos con el glaseado: Ponemos en el micro el chocolate, el aceite de coco y la leche 10 segundos a toda potencia. Mezclamos bien con una espátula, ponemos 10 segundos más, volvemos a mezclar. Volvemos a poner 10 segundos y al sacarlo, mezclamos y añadimos un poco más de leche, hasta que nos guste la textura. Decorar inmediatamente el bundt.

Ahora sólo queda disfrutar.

¡Nos vemos en el próximo post!

2 comentarios

  1. Mabel, bienvenida al mundo de la espelta. Justo, ayer, hice otro pan de espelta integral, pero ten cuidado que se llena de hongos en verano. No compres mucha cantidad.
    Me gusta mucho esta combinación y se ve de lo más rico y esponjoso. El bizcocho con calabacín siempre triunfa.
    Bsos guapa

    ResponderEliminar