BIZCOCHOS Y CAKES

Pan de Plátano... o Banana Bread.

20:35


Buenísimas tardes, amores.


Hoy he llegado un poco tarde, pero es que mi pc se ha declarado en huelga. Está pidiendo a gritos la jubilación, pero hemos llegado a un consenso: tiene que durar al menos hasta la primavera, hasta que llegue su relevo. Pobrecito, la verdad es que se tiene bien ganado un descanso.


Mientras, tiene trabajo. Mucho trabajo. Tengo preparada una cosita que desvelaré llegado el momento. Porque sí, porque quiero y porque yo lo valgo... Pero antes de adelantaros cosas que no deben ser desveladas aún, vamos al lío que me pierdo. ¡Soy muy impaciente!








Esta rica merienda es una receta muy antigua de origen americano. Es el resultado de intentar no desperdiciar nada en la despensa, ya sabéis que yo de eso estoy muy entendía, y de lograr que el resultado sea riquísimo.






Los famosos Starbucks se han encargado de hacerlos populares. En Londres me quedé con las ganas de un trocito, pero pagar al cambio no sé si casi tres euros por un ridículo cachito de un preparado de dudosa procedencia, como que no. Han pasado cuatro años y aún no lo había intentado en casa. Es una rica solución para los plátanos demasiado maduros. Ya os enseñé algún flan y eso, pero este pastelito está muy rico y cunde bastante.






Yo, como siempre, reduzco las cantidades a la mitad: somos dos gatos y uno de ellos nada goloso (no soy yo, claro, jajaja) y tengo que reprimirme. He utilizado un molde desechable de los del súper, y va perfecto. 








Vamos allá:


Tiempo: 10 min. para la masa, 45 min. de horneado, un día de reposo.


Ingredientes:


-2 plátanos de canarias, muy maduros.

-100 gr de azúcar.
-100 gr de mantequilla.
-100 gr de harina (yo puse una taza :250ml)
-2 huevos.
-1 cucharadita de vainilla en polvo.
-un puñado de nueces troceadas.
-1 punta de cuchillo de bicarbonato.
-una pizca de sal.

Primero encendemos el horno a 180º.


Chafamos los plátanos con el azúcar. Dejamos algún trocito entero, que no sea un puré.


Mezclamos los huevos con la mantequilla en pomada, los plátanos con el azúcar, la vainilla y mezclamos bien. Luego añadimos la harina y el bicarbonato con la pizca de sal y volvemos a mezclar bien con la batidora de varillas.


En un molde de plum cake engrasado y espolvoreado de harina, vertemos la mezcla y la llevamos al horno unos 45 minutos. Pasado ese tiempo, comprobamos la cocción pinchando con una brocheta. Ha de salir limpia, en caso contrario dejamos 10 minutos más.


Tapamos el molde y dejamos reposar de un día para otro.


Riquísimo y contundente... ideal para el café a media tarde o con un delicioso zumo de mandarina, que estamos en época de cítricos.





Con esta receta participo en Reciclando Sabores, gran iniciativa de mi amiga Marisa y de Rosalía. No dejéis de ver las fantásticas ideas que nos dan para no desperdiciar nada de nada.






¡Buen provecho!





Te encantará:

3 comentarios

  1. Que pan mas jugoso, me ha encantado, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  2. Hola Mabel
    Un pastel muy apetitoso y con gran carga de potasio.
    Un reciclaje en toda regla, gracias por acordarte de nosotras .

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Xiqueta, estoy tan hecha polvo, que ni me había enterado de que habías colgado el pan en Reciclando.Es Rosalía la que recibe los avisos de lo que se cuelga y si no me lo dice...
    Yo recibí el email como que lo habías publicado en tu blog, pero no me imaginé que era para el reto.
    Pero ahora he pensado que hacía días que no entraba a ver reciclando y ya he resuelto el problema.
    No puedo comer plátano, así que me perderé tu receta, pero estoy segura que por mucho que lo vendan en Londres y esa cadena, el tuyo, estará de lujo.
    Besets guapa y gracias

    ResponderEliminar

SUBSCRIBE


FOLLOW ME