Verduras

Verduras
Verduras

Bundts

Bundts
Bundts

Tartas

Tartas
Tartas

POTTHUCKE.

Feliz lunes.

Si sabíais lo que era el Potthucke, os merecéis un sobresaliente en cultura gastronómica europea. Yo os confieso que no lo había oído en mi vida...

Todo sucedió porque el otro día andaba yo deambulando en una librería, para matar media hora que tenía de sobra antes de llegar a una cita, y cayó en mis manos un libro de recetas de patatas. Como en mi casa las patatas son sagradas, me lo llevé para innovar un poco. Bien, pues encontré este preparado, que es un pastel salado típico de Alemania. Como todas las recetas autóctonas, tiene varias versiones. Yo cambié el tocino entreverado por carne de ternera, y añadí unos esparraguitos, que ahora tengo el campo llenito de ellos...



Está tan rico caliente como frío. Podéis utilizar cualquier tipo de queso, pero os recomiendo uno con sabor acusado, el pastel mejora mucho.

Ingredientes para cuatro personas:


-4 patatas medianas, cocidas y escurridas.

-125 gr de mozzarella o mascarpone.
-1 cucharada de vinagre.
-3 huevos.
-1 manojo de trigueros, troceados y salteados.
-150 gr de ternera picada, ligeramente sofrita.

En un molde de plumcake, forramos el fondo con papel de hornear, para que resulte más fácil de desmoldar después (yo no lo hice, y me costó bastante que no se desmoronara).


Primero mezclamos el queso con el vinagre, para agriarlo. Revolvemos bien y reservamos.



Chafamos las patatas con un tenedor. Dejamos algunos trozos enteros. Añadimos los huevos, la carne, los trigueros y el queso. Mezclamos bien. Salamos y salpimentamos a nuestro gusto.



Vertemos en el molde forrado. Alisamos la superficie con una espátula y llevamos al horno a 200º. A los 50 minutos, comprobamos la cocción pinchando con un palillo. Si no sale limpio dejamos 10 minutos más. Si la superficie se dora demasiado, cubrimos con papel de aluminio.


Cuando esté, dejamos reposar un poco y lo desmoldamos volcándolo sobre una fuente.

Cortamos en rodajas y a servir.



Con una ensalada verde será un plato completo y refrescante.

Espero que os haya gustado.


¡Buen provecho!

10 comentarios

  1. No conocía este nombre tan tan..... el resultado de lo hecho es genial y particularmente yo lo prefiero caliente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo tampoco lo conocía, pero al mirar en la wikipedia (para saber si era así de verdad o el autor del libro se lo había inventado), resultó que es un plato muy popular en Alemania. Nunca te acostarás sin saber una cosa más...
      Besos.

      Eliminar
  2. Pues yo estoy cateada, no habia oido nunca ese nombre, pero el resultado me ha encantado, lo probare,. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo MariJose, y yo... cateada con un cero patatero!!! Qué bien dicen que para saber hay que leer. Un besito!!!

      Eliminar
  3. Qué rico, con lo que me gustan este tipo de pasteles. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los pasteles salados me pierden. Un beso muy grande.

      Eliminar
  4. Any idea! pero me ha encantado y si te digo a qué vengo esta receta te hubiera venido ni que pintada.
    Te invito de nuevo al BBSS en su 2º Reto. Te espero y gracias
    http://recetasbbss.blogspot.com.es/2013/04/2-reto-bbss-recetas-primavera-verano.html
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he visto esta mañana, Marisa. Pero da igual porque he encontrado muchas otras ideas con patata igual de apetecibles!!!
      Un beso y allí estaré.

      Eliminar
  5. mmmmm, esto parece una de estas recetas que te sacan de un apuro y valen para aprovechar restos, ¿no?, o es que yo siempre tengo el aprovechamiento en la cabeza,ja,ja. Desde luego que lo voy a probar, me suduce :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, yo el mascarpone lo tenía muerto de risa en la nevera, jajaja... A mí también me gustan las recetas "adaptables", yo soy una arrematarrestos....
      Un abrazo.

      Eliminar